Hallan apuñalados y muertos a tres niños pequeños: la madre es la principal sospechosa del crimen

admin

11/04/2021

El terrible episodio conmocionó a la comunidad del valle de San Fernando, en Los Ángeles, Estados Unidos. Tres niños pequeños -de 3 y 2 años y un bebé de 6 meses– fueron hallados muertos en su departamento. 

La madre, que se encontraba prófuga, fue arrestada horas después del macabro hallazgo, reportó la policía local.

Liliana Carrillo, a quien la policía identificó como la principal sospechosa del crimen, fue detenida en el condado de Tulare tras una larga persecución luego de que robara una camioneta en Bakersfield, detalla Los Angeles Times.

La primera en dar el alerta ante las autoridades fue la abuela de los pequeños, quien descubrió sus cuerpos al ingresar en el departamento del barrio de Reseda, donde todos vivían, durante la mañana del sábado 10 de abril. 

Los integrantes del Departamento de Bomberos que arribaron al lugar los declararon muertos e indicaron que los tres habían sido apuñalados. Sin embargo, las causas de sus muertes aún se están por confirmar, al igual que los motivos.

“Estos son los momentos que llevamos a lo largo de toda nuestra carrera”, expresó el teniente Raúl Jovel, y señaló que se habían perdido vidas inocentes. “Es difícil procesar eso como oficial de policía”, agregó.

Además, aclaró que no había habido llamadas previas a la policía desde la vivienda.

La principal sospechosa

Liliana Carrillo, de 30 años, es hasta ahora la única acusada de ser la responsable de los hechos.

Las autoridades creen que se encontraba con sus hijos y escapó antes de que la abuela avisara del asesinato, afirma el sitio RT

La mujer Estuvo huyendo durante varias horas antes de ser capturada por la Policía en el área de Ponderosa, en el vecino condado de Tulare.

Durante la fuga, la mujer supuestamente chocó su vehículo, lo abandonó y robó la camioneta de un hombre que había tratado de ayudarla. Los oficiales hallaron el auto  y poco después la atraparon, describióThe Sun. 

Conmoción y dolor infinito

Elizabeth Cuevas, que vive en el departamento arriba del lugar donde ocurrió el crimen, dijo que conocía a la abuela ya que a veces la veía mientras paseaba a sus perros.

La mujer también relató que conocía a uno de los pequeños, una “niña dulce” que le preguntó si podía acariciar su mezcla de chihuahua.

Elizabeth Cuevas, la vecina que aún no puede creer lo que sucedió. Foto: Luis Sinco/Los Angeles Times
Elizabeth Cuevas, la vecina que aún no puede creer lo que sucedió. Foto: Luis Sinco/Los Angeles Times

Ella era un angelito perfecto -le contó a Los Angeles Times-. Ella era preciosa más allá de lo que puedas imaginar”.

En su relato, la vecina afirmó que la niña era la del medio y que creía que los otros dos niños eran varones. Para ella, sostuvo, el crimen no tiene ningún sentido ya que los niños parecían muy amados.

“Eran hermosos”, describió, al tiempo que recordó que la niña hablaba suavemente, pero ni demasiado tímida ni asustada. “Un ángel no debería tener que ir por ese camino”, concluyó.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta