JetSmart ya dejó atrás a El Palomar: “Hoy nuestra base es Aeroparque”

admin

26/03/2021

La aerolínea Jet Smart va a comenzar a volar a la región de la Mesopotamia a partir de junio: dos días a la semana irá hacia Posadas y otros dos, hacia Corrientes, con lo cual también tendrá pasajeros de la capital vecina, Resistencia. Con esos destinos ya suma 15 dentro del país, a los cuales venía sumando, hasta esta semana, un vuelo semanal hacia Santiago de Chile, ahora suspendido sin fecha a causa de la pandemia.

Toda esa grilla de vuelos ahora sale desde desde el Aeroparque Jorge Newbery: desde hace dos semanas, JetSmart dispone en el aeropuerto más cotizado del país tres sitios para que sus aviones puedan aterrizar, pasar la noche y despegar al día siguiente. Sus directivos ahora están reclamando que se les otorgue espacio para que pueda “pernoctar” el cuarto avión de su flota de Airbus A320.

“Aeroparque es un paso importante en nuestra agenda, es importante haber puesto un pie, con tres lugares de estacionamiento nocturno y un cuarto avión para el cual estamos buscando solución con la autoridad aeronáutica”, dijo el martes Gonzalo Pérez Corral, gerente general de la filial argentina. “Sabemos que tenemos el lugar para hacerlo, de modo que estamos esperando para que a partir de Semana Santa podamos tener toda la flota en el mismo aeropuerto”.

Pérez Corral, junto al responsable de JetSmart para la región, Estuardo Ortiz, dieron el martes una conferencia de prensa por Internet para presentar las nuevas rutas hacia Posadas y Corrientes. Compartieron “zoom” con el gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, y con los ministros de Turismo de las dos provincias. Ortiz pidió al Gobierno nacional ser “competitivo” con las tasas en dólares que se cobran en los aeropuertos locales a los vuelos entre países limítrofes. “Para viajar a Iguazú desde Chile o Perú tenemos que tener tasas de embarque que no sean de 70 dólares, cuando en otros países son de 15 o 20 dólares”, reclamó el ejecutivo. De todas maneras, esa misma noche el Gobierno anunció la suspensión de los vuelos desde países limítrofes, de modo que los reclamos de JetSmart quedaron para cuando esa veda sea levantada.  

El foco, según plantearon los dos ejecutivos, hoy pasa por consolidar sus operaciones en Aeroparque y ya plantean que la de El Palomar es una batalla perdida.  “El Palomar fue adecuado para el inicio de nuestras operaciones, pero no fue incluido como corredor sanitario seguro”, dijo Pérez Corral, quien dijo que igual mantienen el reclamo de que El Palomar sea reabierto. “Pero si tuviéramos que tener una única base, debería ser Aeroparque”, agregó.

JetSmart es una aerolínea del grupo inversor Indigo Partners, de Estados Unidos, el cual es dueño de aerolíneas “low cost” en todos los continentes. Llegó a la Argentina a fines de 2018, primero con vuelos de JetSmart desde Chile hacia El Palomar, y a partir de 2019 comenzó a hacer vuelos de cabotaje, con aviones de matrícula local (LV). En diciembre de 2019, apenas cuatro días antes de las elecciones que terminó ganando el Frente de Todos, JetSmart compró la filial argentina de Norwegian. No le compró los aviones, sino los permisos para trabajar desde Aeroparque. Pero el gobierno de Alberto Fernández le negó ese permiso en los primeros meses de gestión. Luego sobrevino la pandemia, y la posterior reanudación de los vuelos de cabotaje a partir de octubre: fue cuando el Gobierno, a través de una resolución del Organismo Regulador del Sistema Aeroportuario (ORSNA), le negó a El Palomar la categoría de “corredor sanitario seguro”. El funcionario que firmó esa resolución, vice del ORSNA, responde políticamente al senador nacional y ex presidente de Aerolíneas, Mariano Recalde. 

Con esas nuevas reglas, JetSmart se movió rápido: en un fin de semana negoció mover sus aviones desde El Palomar hacia Ezeiza, a cambio de una rebaja en las tasas aeroportuarias. Postergó algunas semanas el reinicio de sus vuelos y comenzó a volar a fines de noviembre. Su competidora y vecina en El Palomar, Flybondi, también terminó mudando sus aviones a Ezeiza semanas más tarde. Ahora las dos están concentrando su actividad en Aeroparque: JetSmart comenzó a volar a principios de la semana pasada, y Flybondi podría hacerlo a partir de comienzos del mes que viene.

Con un mercado mucho más chico que en los días previos a la pandemia, los vuelos están saliendo con una ocupación promedio de entre 30% a 40%, dijo el jueves Ortiz. “Para este año esperamos tener una recuperación que será del 50% en Brasil, del 70% en Colombia y de cerca del 30% en Argentina”, dijo. 

Trabajadores de Flybondi y JetSmart organizan una protesta frente al aeropuerto El Palomar, en agosto del año pasado, cuando el Gobierno todavía no había vuelos regulares. Posteriormente el Gobierno bloqueó esa aeroestación al no otorgarle la calificación de "corredor sanitario seguro", que sí tienen Ezeiza y Aeroparque. Foto: Rafael Mario Quinteros
Trabajadores de Flybondi y JetSmart organizan una protesta frente al aeropuerto El Palomar, en agosto del año pasado, cuando el Gobierno todavía no había vuelos regulares. Posteriormente el Gobierno bloqueó esa aeroestación al no otorgarle la calificación de “corredor sanitario seguro”, que sí tienen Ezeiza y Aeroparque.
Foto: Rafael Mario Quinteros

Las nuevas rutas serán a partir del 22 de junio, hacia Posadas, y el 25 de junio, hacia Corrientes. “Vamos a llegar por primera vez a la zona de influencia que forman Corrientes, y a su ciudad hermana, Resistencia, en Chaco”, dijo Pérez Corral. “Y con Posadas vamos a sumar otro destino a Misiones, como lo venimos haciendo ya con Iguazú”.

La aerolínea retomó los vuelos el 19 de noviembre: a los destinos donde volaba antes de la pandemia (Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mendoza, Bariloche, Neuquén, Iguazú, Salta, Tucumán y Ushuaia) les sumó El Calafate y, ahora, la región de la Mesopotamia.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir