Joe Biden propone un multimillonario plan de ayuda a las familias y anuncia que “Estados Unidos está avanzando de nuevo”

admin

28/04/2021

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, eligió el ámbito solemne del Congreso, en una sesión ante las dos cámaras legislativas y principales funcionarios del país, para hacer un balance de su gestión y presentar uno de los planes más ambiciosos de su gobierno: anunció este jueves un plan de inversión de 1,8 billones de dólares en niños, familias y educación, que será sustentado con una suba de impuestos a los más ricos.

“Ahora, después de sólo 100 días, le puedo reportar al país que Estados Unidos está avanzando de nuevo”, dijo Biden ante los legisladores, el titular de la Corte Suprema y algunos invitados especiales (todos con barbijo), un día antes de cumplir sus primeros 100 días como jefe de la Casa Blanca.

Lo hizo con la vicepresidenta Kamala Harris y la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sentadas a sus espaldas, la primera vez en la historia que dos mujeres –hoy las más poderosas del país– flanquean el discurso de un presidente.

Por precaución ante posibles contagios, el recinto no estaba completo. Sólo había unas 200 personas con distancia social, cuando es habitual que un discurso de este tipo sea presenciado por 1.800. Afuera, el edificio estaba rodeado de vallas de concreto y un inmenso operativo de seguridad, un recordatorio que el lugar había sido asaltado por una violenta turba el 6 de enero.

Como era de esperar, buena parte del discurso de Biden giró en torno de los progresos en el combate del coronavirus, que ha causado ya la muerte de 573.000 personas en EE.UU. y el presidente destacó que se había alcanzado el objetivo de aplicar 200 millones de dosis y se había reducido el contagio y la mortalidad en el país. También elogió su plan de estímulo económico que fue aprobado en el Congreso, que incluyó ayuda para salud, empresas afectadas por la pandemia y también para los ciudadanos, que recibieron con cheques de 1.400 dólares.

“Estamos vacunando a la nación. Estamos creando cientos de miles de empleos. Estamos generando resultados reales que la gente puede ver y sentir en sus propias vidas. Abriendo las puertas de la posibilidad; garantizando justicia”, dijo el presidente.

En uno de los tramos más relevantes de su mensaje, Biden anunció que propondrá al Congreso el “plan familia”, que contempla que las familias que califiquen recibirán 250 dólares por mes por niño hasta 2025 a través de exenciones impositivas. También habrá 200.000 millones para financiar el jardín de infantes gratis para todos los chicos de 3 y 4 años y otros 225.000 millones para subsidiar el cuidado infantil y para invertir en trabajadores de cuidado infantil.

Además, el Estado también destinará 109.000 millones para pagar dos años de estudios en institutos de enseñanza superior.

La financiación del plan se logrará mediante una serie de aumentos de impuestos a los más ricos por la que el Estado espera recaudar 1,5 billones de dólares en una década. El incremento, aseguró, será para los que ganen más de 400.000 dólares por año. Con esta reforma los más ricos pagarían una tasa de impuesto a la renta de hasta 39,6%, terminando con un recorte otorgado por Donald Trump.

El plan también prevé eliminar con los resquicios y exenciones fiscales para la renta de capital, lo que permitirá recaudar miles de millones de dólares, según la Casa Blanca. Para el gobierno, esta medida va a ser suficiente para pagar los cerca de 2 billones de gastos de este programa a 15 años, lo que apunta, afirma, a hacer un país más justo.

En una frase que seguramente erizará la piel de la oposición republicana, Biden dijo: “La economía del derrame nunca funcionó. Es hora de hacer crecer la economía de abajo hacia arriba”.

Biden también anunció que promoverá un plan de infraestructura y empleo por 2,3 billones de dólares, que se financiará con mayores impuestos a las grandes corporaciones. “Es el plan de empleo más grande desde la Segunda Guerra”. Y habló de construcción de rutas, aeropuertos, obras de energía, comunicaciones. “Generará trabajo”, señalo. Y dijo que apuntará a la producción nacional para remplazar productos importados: “Compre estadounidense”, dijo, para crear trabajo. Y aclaró que eso no alterará los pactos comerciales internacionales.

También anunció su intención de elevar el salario mínimo federal a 15 dólares la hora, una idea muy resistida por la oposición.

Ya se anticipa que los anuncios de Biden tendrán una fuerte oposición entre los Republicanos, que consideran que los paquetes de ayuda son demasiado “izquierdistas” y que elevan de manera radical el gasto público. Los demócratas dominan ambas cámaras, pero su mayoría es muy justa en el Senado. Habrá una feroz pelea por estas propuestas, sobre todo cuando Biden aboga por cerrar a grieta.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, rechazó de antemano los anuncios y dijo que Biden se basa sobre la engañosa técnica comercial conocida como “cebo y cambio”, de atraer a un cliente con un producto barato para luego venderle uno más caro. “El presidente Biden hizo campaña como moderado, pero me cuesta pensar que algo de lo que haya hecho hasta ahora indique algún grado de moderación”, dijo a la CNN.

El senador republicano Marco Rubio dijo que ayudar a las familias estaba bien, pero que “no puede ser con un cheque del gobierno, debe ser con trabajo”. “No hay que enfocarse en la familia simplemente gastando dinero y creando deuda”, agregó.

Un editorial del conservador diario Wall Street Journal criticó el aumento de impuestos sin precedentes desde 1968 y un nivel de gasto “nunca visto desde la década de 1960”. El matutino lamentó a que Biden haya decidido gobernar “como Bernie Sanders”, el senador y ex precandidato autoproclamado “socialista democrático”.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta