José Valosen: el primer mantero porteño hoy es un sastre de celebridades

admin

21/05/2021

José Valosen dice que “hay hombres que valoran lo diferente, que vestir un traje siempre tuvo un punto de erotismo oculto, estilo y personalidad, por encima de cualquier moda”, y al percatarse de esta fascinación, puso en marcha lo que hoy es su marca de haute couture, “un homenaje a la alta costura masculina” agrega.

En otras palabras, este creador argentino de 67 años es un diseñador de moda y sastre, que se inspiró en las necesidades de un tipo exquisito de hombre.

Hoy, después de 30 años de trayectoria y de vestir a varias generaciones, celebridades y hombres amantes del taylor made, sigue respetando a rajatabla lo hecho a mano, desde el molde hasta el final de cada pieza. Quienes lo conocen, hablan de su valiosa expertise y su obsesión por los detalles.

José Valosen con Palito Ortega.
José Valosen con Palito Ortega.

Primeros pasos

“En mis tiempos no había una carrera universitaria de sastrería masculina y diseño; además y puntualmente, el de sastre es un oficio. Mi madre tenía un taller de costura donde mamé el mundo de la moda y aprendí a respetar lo que hago”, recuerda.

Pero sus inicios no fueron fáciles. Luego de varias experiencias poco exitosas, decidió entrar a Christian Dior Argentina como vendedor y ahí conoció el amor por su trabajo, “el lujo sartorial”, describe.

Como vendedor del grupo Dior en la Argentina estuvo una veintena de años. “Fue mi contacto estrecho con los grandes diseñadores europeos. Siempre los admiré. Tenía una conexión entre la tienda y el taller; y aprendí que el mayor maestro es el espejo y el probador. Mirar cuerpos y observar cada detalle es clave”, señala.

Ese lujo implica recuperar el arte del oficio en su esencia, “con su significado ancestral; tiene que ver con la compra meditada, la mirada puesta en la manufactura artesanal, la selección de los materiales por su belleza y calidad. Actualmente, ese lujo también involucra el respeto por lo social y lo ambiental”.

Valosen aprendió de grandes sastres italianos, a los que considera sus mejores maestros. “En mis viajes a los Estados Unidos, España e Italia fui absorbiendo la madurez en la relevancia estética. En el espíritu de los ochenta confirmé el placer de construir prendas artesanales en sus distintas formas”, dice.

Fui vendedor de Christian Dior y también mantero. Vendía remeras pintadas a mano con diseños exclusivos en Libertad y Santa Fe.”

José Valosen, sastre

José Valosen en la Argentina Fashion Week.

José Valosen en la Argentina Fashion Week.

Mantero y todoterreno

Valosen tuvo un comienzo teatral en el emblemático café concert La gallina embarazada, un ícono cultural de Buenos Aires en la década del setenta.

“Allí, con dos amigos de la vida que siguen siéndolo, Yayo y Rafael, éramos todo terreno –recuerda–. Tenía 26 años. A la noche, servíamos las mesas, pintábamos almohadones, arreglábamos paredes, nos ocupábamos también del sonido, las luces… “, cuenta.

Y agrega: “Los tres juntos fuimos de los primeros manteros. Durante el día vendíamos remeras pintadas a mano por nosotros mismos, con diseños exclusivos. Nos ubicábamos en la vereda, justo en la esquina de Libertad y avenida Santa Fe, donde estaba La gallina… Hoy, Rafael Renis es un diseñador de joyas, de los mejores del país. Y Y ayo Marchioli es un exitoso empresario.”

Show, fútbol y celebrities

Su primera ficción fue Patito Feo. Luego, las hermanas Flores, famosas vestuaristas de Adrián Suar, quienes trabajaron 20 años en la productora Pol-ka, lo invitaron a participar en la ópera rock Evita, protagonizada por Nacha Guevara. Allí vistió a Alberto Favero, director musical y ex marido de Nacha.

Trabajó el look de figuras (y siluetas) tan diversas como Palito Ortega, Alejandro Lerner, Cacho Castaña, Mauricio Dayub, Arturo Puig o Luciano Castro.

“En el Cantando 2020, acompañé en sus respectivas galas a Miguel Ángel Rodríguez, Federico Salles, Dan Breitman y Patricio Arellano”, enumera.

No lo dice, pero es uno de los diseñadores que a más famosos ha vestido. Desde Gonzalo Heredia y Diego Peretti hasta Horacio Cabak, Cristian Sancho, El Polaco y el nadador Lucas Poggi.

José Valosen cree en el trabajo artesanal y a medida.
José Valosen cree en el trabajo artesanal y a medida.

El fútbol es otra de sus grandes pasiones. Valosen tuvo la oportunidad de vestir al plantel de Boca. “Había que hacerles trajes impecables para los actos, las entregas de premios… Aquel equipo tenía a Miguel Ángel Brindisi como director técnico (2004) y los muchachos me esperaban en el vestuario. En cuanto entré, todos a coro se pusieron a cantar: Me queda corto la lala que lo lalá (la p…que lo parió)”, rememora.

Pero éste no es su único recuerdo vinculado al fútbol. “El 12 de junio de 2012, el histórico delantero y gran goleador de Boca, Martín Palermo, se despidió del público en la Bombonera. Ese día me invitó a su casa y me regaló una camiseta con el número 9 en dorado. Me la firmó y fue muy emocionante, uno de esos días que jamás olvidaré.”

Para Valosen es “un honor enorme y alegría infinita” haber podido acompañar a entrenadores como Miguel Ángel Russo o cracks de la talla de Martín Demichelis, Pichi Mercier o Julio Cruz, por ejemplo.

“Fue muy importante para mi desarrollo profesional. En mis viajes a Italia, cuando lo hacía para buscar tendencias y capacitarme, vivía en la casa de Cruz, jugador número 9 del Inter de Milán y de la Selección Argentina, que también brilló en River.”

Tendencias & Diseñadores

La pregunta es irrenunciable. ¿A quién admira en el mundo de la moda? “Brioni, Canalli, Cornealli, Isaías y Giorgio Armani me parecen la excelencia en costura. Y Tom Ford, Christian Dior, Alexander McQueen, Jean Paul Gaultier y Karl Lagerfeld, son para mí grandes generadores de diseño y tendencia. Fui testigo de artistas únicos como Dior, Yves Saint-Laurent y Pierre Balmain” responde.

El día que Palermo se despidió del público en La Bombonera, me invitó a su casa. Y me regaló una camiseta de Boca con el número 9 dorado.

José Valosen, sastre

Y como nombra a Gaultier, vale recordar que ya en el año 1984, fue quien incorporó su primera falda masculina, intentando difuminar las diferencias entre sexo y género. Basta pensar en Mick Jagger, David Bowie o Boy George, quienes usaron polleras…

Y preguntamos: ¿Le gustan las faldas para hombres a José Valosen? “Las red carpets nos marcan nuevas tendencias y muestran lo que están creando los diseñadores. La falda kilt es una de ellas, que implementaremos más adelante. Hoy nos expresamos en este tipo de galas con prendas sumamente intervenidas a mano por nuestros artesanos. Hacemos alta costura masculina que significa un atuendo escogido con buen corte y clásica inspiración”, describe.

Valosen con uno de sus amigos del deporte: el ex basquetbolista Juan Gutiérrez.
Valosen con uno de sus amigos del deporte: el ex basquetbolista Juan Gutiérrez.

Colecciones y público

¿Cuáles y cómo son, y a qué hombres están dirigidas? Son tres las líneas que integran su nueva colección: una diplomática, para hombres en cuyo guardarropas predomina la vestimenta formal; otra más rockera, inspirada en los íconos del rock de todos los tiempos, donde se destacan los cueros y el denim; y una última más dandy, “una suerte de fusión entre lo clásico y lo innovador”.

Valosen dixit. “El respeto por la sastrería, mangas perfectamente aplomadas, hombros suaves, espaldas limpias, pulcritud en el corte y la participación del cliente en la construcción de su prenda, convierten a cada diseño en una pieza única. Fundamental es el complemento de accesorios personalizados.”

Y añade, como síntesis de una filosofía profesional desarrollada en treinta años: “Creo en el protocolo por el buen gusto y las terminaciones a mano, donde se respeten los centímetros en cada puntada, para construir prendas a la perfección y con extremo cuidado. Todos estos detalles son mi tarjeta de presentación. Cuando se comienza un nuevo look, se trata de abordar la diversión. El buen diseñador hace que vestir impecable, sea tremendamente fácil”.

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir