Jota Jota López y el descenso de River: “Cuando Pavone erró el penal se hizo un silencio total en el Monumental”

admin

24/03/2021

A meses para que se cumplan diez años del histórico descenso de River, Juan José López volvió a revivir el duro momento que le tocó atravesar a la institución de Núñez. El ex DT repasó lo sucedido aquel 26 de junio de 2011, sin esquivar su responsabilidad y lanzó un par de frases fuertes. Desde “el silencio total que se hizo en el Monumental” cuando Mariano Pavone erró el penal, la comparación del hecho con la muerte de su padre, su relación con Daniel Passarella, Julio Grondona y más.

Las frases de Jota Jota López

*”Me alejé porque siempre preguntan lo mismo, tenés que dar explicaciones y te retrucan. Yo no necesito mentir. El trabajo de uno es duro. Mucha gente opina de afuera sin saber. No hablo del periodismo, sino dentro de los clubes que te toca estar. No te dejan trabajar con tranquilidad. Nunca me afectó eso. Simplemente, traté de concentrarme en lo que quería ser como jugador y DT”.

“A veces te aíslan, que es diferente. Por los resultados que no se dieron, como el descenso de River. Era una de las personas más responsables. Era el DT del equipo que se fue al descenso. Te hacen responsables, asumí la responsabilidad. El pibe joven, el que no me vio jugar. El que no sabe que estuve desde los doce años en River. Ese sí por ahí me dice: ‘Nos mandaste al descenso. El más perjudicado soy yo. El protagonista eran los jugadores, yo y la CD. Nadie se quería ir. El que peina canas me dice: “River no venía bien”. Me alienta. Siempre salí, no me oculté. River me agarró con experiencia y ya había dirigido varios equipos. Sabía que podía pasar. No había otra alternativa. Passarella buscó técnicos y algunos no quisieron venir. Otros porque estaban trabajando. Yo a River le pongo el hombro en cualquier momento, como en su momento. Sabía que era un momento difícil”.

Passarella: “Con Daniel hablo poco, pero hablamos, pero nunca referido a ese tema. Ya pasó. Arranqué como director general de Inferiores y no tenía que hablar con una subcomisión de futbol de Inferiores. Yo iba directamente a hablar con él. Eso fue una cosa de él (ndr: pelea con Grondona), me lo contó él. Yo sabía con lujo de detalles. Estaba enojado y después se enojó más. Cuando no me tocó ir a la Selección, el Flaco me dijo que no le diera bolilla a la gente. ‘Los que hablan son más menottistas que Menotti y yo no tengo problema con usted’. Los que se movieron alrededor de Grondona era mas grondonistas que Grondona. Deportivamente, tuvimos errores que nos costaron partidos claves. El partido con San Lorenzo, que íabmos ganando, estaba definido. Y pasó el lateral, le pegó desde el medio de la cancha. Jonathan Ferrari pasó a valer diez palos verdes y se les escapó a Carrizo. Así nos fueron pasando cosas. Ruggeri puede estar mejor informado que yo, traté de no meterme en el tema de si nos mandaron o no. Asumí que nos fuimos, qué va a hacer. Ya está. No podés cambiar historias o echar culpas. El argentino nunca tiene la culpa, siempre a terceros. Yo asumí la responsabilidad que me correspondía. Es un equipo, no es individual. Esto es un juego de equipo. De equipo hablo del equipo que entra a la cancha, cuerpo técnico, dirigentes, la hinchada”.

Labruna o Gallardo: “Son etapas de River. Con el tiempo veremos si Gallardo fue. No le falta nada, puede seguir siendo el mejor técnico. Después de muchos años de River no salir campeón, Labruna vino y lo sacó campeón. Fue Dios, aparte de lo que fue como jugador. Trajo jugadores de experiencia, con fe. Un Maestro, Yo lo amo a Angel. Tengo el mejor e los recuerdos por cómo era como tipo. Me dio confianza, me respaldó y me dejaba opinar. Sigo opinando que los jugadores tienen que opinar”.

El día del descenso y el penal de Pavone: “”Faltaban 20 minutos y nos cobran un penal. Les veía la cara a los de Belgrano. Si hacíamos ese penal, ya estaba. No lo pudimos hacer. Son las cosas del fútbol. Cuando erró el penal, se hizo un silencio total en la cancha de River. Te entra el frío. Es como en invierno, tenés la calefacción y prendés el aire acondicionado y te quedas durito. Pensaba que la hacíamos dos o tres goles más, pero Olave lo atajó. ¿Sabés lo que me dijo un policía cuando salimos por el medio de River y pasamos por el hall? Estaba con mamparas, arriba hinchas insultando. Cuando llegamos a la escalera de la concentración me dijo: ‘No lo puedo creer cómo te la bancaste. ¿Cómo te bancaste los insultos y no reaccionaste?’. Yo sabía lo que estaban sufriendo, yo el doble. Y los tengo que entender. Cuando estás en cierta posición, tenés que aceptar la bronca de la gente. No podés pelear. Existe el diálogo y no la violencia. Había cosas que estaban armadas de antemano, con gente que no era hincha de River. Yo lo sé fehacientemente, que si íbamos ganando, se armaba una trifulca en la tribuna para que no terminara el partido y de golpe le dieran el partido a Belgrano. Gente de afuera, de los grondonistas que te dije.

El momento después del descenso:”Fuimos todos arriba, a la concentración. Nadie hablaba. Después, cada uno a un cuarto que teníamos. Los jugadores se fueron. Passarella se quedó en el salón. Yo me fui al cuarto y lo digo con tranquilidad, lloré de bronca, era el club de mi vida y la oportunidad de mi vida. Hubo dos momentos que lloré mucho: cuando perdí a mi viejo y cuando se fue al descenso River. Mi mamá venía con una enfermedad crónica y le pedí a Dios que no sufriera tanto. Lo de mi viejo fue de golpe en el ’74, yo estaba en Primera, estábamos bárbaro, haciendo la casa en Guernica y proyectos para seguir invirtiendo la plata que ganaba en River. Mi viejo era un fuera de serie. Los que dijeron que Passarella me formaba del equipo, depende de la conciencia de ellos. Mi honestidad sigue intacta”

Los hinchas de Boca: “El de Boca me decía grande y yo me daba cuenta. El futbol es así, pero no hay que tomarlo como vida o muerte. Yo lo tomo como un deporte, como una salida laboral. Sí me deprimí porque sabía que es un gusto dirigir, estar con los jugadores. Me gusta ser docente con los más jóvenes. Tuve un maestro como Peucelle.

Zielinski: “Hablé con el Ruso Zielinski. Tiene un chamuyo lindo, espectacular. Te hace sentir bien. Me gusta que esa gente haya llegado a Primera, porque viene desde abajo. Me pone feliz la gente que triunfa. No le deseo el mal a otro”.

¿Piensa en una revancha? “Cuando pasan estas cosas, de un descenso con River, es imposible pensar. No te puede entrar en la cabeza. Es una pesadilla. Para mí, no hay revancha. Ni dirigir otro equipo y salir campeón, porque la historia está. Estoy dentro de la historia negra de River. Uno toma decisiones y a veces tomás la decisión que te lleva al éxito o al fracaso. Fuimos al fracaso y hay que asumirlo (…) También hay una camada de gente joven y otros técnicos tuvieron que dejar de dirigir porque eran grandes. Yo me siento bien física y mentalmente, pero ya está.

¿Le da alivio el presente de River? “El descenso es como la pérdida de mi viejo, nunca sentí alivio. Lo tengo presente. En el fondo soy fanático de River y lo disfruto. A Buján lo tuve como jugador, lo llevé a Inferiores a trabajar. En su momento no sabía cómo decirme que lo había llamado Gallardo para ir a Uruguay”.

Gallardo: “Lo vi solo una vez en el cumple de la hija de Buján. Lo admiro por cómo trabaja y en la posición que lo puso a River”.

¿Si iría a visitarlo? “Sería llevarle un problema, cuando tiene que trabajar y un objetivo claro. se lo agradecería. ‘Entrena a los jugadores tuyos y está todo bien’. No me gusta molestar a nadie y menos cuando están trabajando y tienen que estar a mil”.

De los otros entrenadores responsables del descenso: “El único que habló y le agradezco fue Astrada, que no había hecho una buena campaña. Le agradezco por hablar. Estuvimos trabajando con el Pato Fillol, Pitarch y había una buena convivencia. Cuando se va Cappa, nos hacemos cargo hasta que terminara el torneo y el comienzo de la segunda rueda (…)”-

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta