Juan Otero, el hijo de Flor Peña, tiene 12 años, pero analiza su presente en los medios como un adulto

admin

14/07/2021

Tiene sólo doce años, pero demuestra una soltura y una madurez propia de un adulto desde hace tiempo. “No sé lo que voy a querer hacer de grande, pero ya di como un paso”, dice Juan Otero Peña cuando recuerda su reciente incursión como analista de MasterChef Celebrity en Flor de equipo, el ciclo que conduce su mamá en Telefe.

Fue su reaparición en la pantalla chica, luego de pisar la pista y animarse a tirar devoluciones ácidas en algunas ediciones del Bailando por un sueño, de sentarse en el diván de Cortá por Lozano en 2019, y aquel temprano debut de 2014 en Tu cara me suena, acompañando a Florencia Peña para interpretar La Sirenita.

Digno hijo de artistas, Juan heredó la pasión de su mamá por la actuación, y la de su papá –el bajista y contrabajista Mariano Otero– por la música. Y aunque recién está cursando séptimo grado, todo parece indicar que su destino rumbea para el lado artístico.

Con Campi, su mamá y Polino en Flor de equipo, el ciclo de Telefe.
Con Campi, su mamá y Polino en Flor de equipo, el ciclo de Telefe.

-Se te nota cómodo con la exposición en televisión. ¿Siempre fuiste así de suelto frente a cámara?

-Sí, siempre. De chico era como que me encantaba hablar. Ahora vengo más tranquilo, me controlo un poco más. Pero me copa. O sea, ahora también me gusta hablar, pero de chico quería todo el tiempo estar en la tele. Ahora entiendo un poco más que tengo que ir de a poco, porque recién arranco.

-¿A qué te referís con que entendés un poco más?

-Pienso un poco más lo que tengo que decir. Como que me doy cuenta cuándo tengo que hablar y cuándo no. Reconozco la situación, y en base a eso, hablo.

-¿Cómo te llevás con tu vieja?

-Re bien. Es un amor. Así como la ves de divertida en la tele es también en casa.

Hace unas semanas, Juan se vistió de Polino y de analista de MasterChef Celebrity.
Hace unas semanas, Juan se vistió de Polino y de analista de MasterChef Celebrity.

-¿Cómo es ser hijo de alguien con tanta exposición como ella?

-Está bueno, porque justo a mí me tocó, que me gusta todo lo relacionado al arte y la actuación. Y tener una mamá que trabaja de eso y que la conocen mucho me da como un primer paso para poder ser actor también.

-¿En qué sentido?

-No sé. Más como un beneficio, por ahí.

De su padre Mariano heredó el interés por la música. Foto Instagram
De su padre Mariano heredó el interés por la música. Foto Instagram

-¿En el colegio cómo se conlleva esa exposición?

-Lo que tiene mi colegio es que está muy relacionado al arte y hay muchos papás conocidos. Entonces tampoco es como ‘Wow, es el hijo de Florencia Peña’. Desde chiquitito que voy a ese colegio y tiene todas las materias que tiene un colegio común. Pero es muy mente abierta: te respetan mucho, siempre tenés profesores que te ayudan si tenés algún problema. Los profesores son muy compañeros, los chicos también. Está un poco más actualizado.

Cocinero o actor, ésa es la cuestión

Cuando arrancó la cuarentena estricta con los primeros contagios de coronavirus en el país, Juan encontró en la cocina una actividad para hacerle frente al aburrimiento. Y, según él, su hermano mayor, Tomás, “se copó”. Gracias a él, Toto está completamente abocado a la pastelería y tiene un emprendimiento gastronómico.

“Como que yo arranqué y, cuando se sumó él, vio que le atraía mucho la pastelería. Y ahora también cocina muy bien salado. Es que cuando descubrís la pastelería, cuando te metés bien a fondo, te ponés a investigar, te copa y estudiás. Para mí, es una de las mejores carreras”, cuenta.

Con sólo 12 años, Juan ya tiene experiencia como invitado a varios ciclos de televisión.
Con sólo 12 años, Juan ya tiene experiencia como invitado a varios ciclos de televisión.

-Hace unos años también decías que te gustaba ser diseñador de moda. ¿Alguna le gana a la otra ahora?

-Sí. O sea, diseñador no. Es la que menos me copa. La cocina y la actuación… me encantan las dos. En su momento me gustaba mucho la moda, combinar la ropa. Ahora me gusta también, pero prefiero mucho más ser cocinero o actor.

-Y, siendo tan chico, ¿ya sabés que vas a ser actor o cocinero?

-No sé, por ahí de grande quiero ser modelo. Lo que digo es que venga lo que venga. Yo sé que el apoyo de mis padres lo voy a tener, y si el día de mañana quiero hacer otra cosa de lo que te estoy contando a vos, lo voy a hacer igual.

-Si te llamaran para la tercera edición de MasterChef Celebrity, ¿aceptarías?

-No sé, lo tendría que pensar porque te tenés que concentrar mucho, los nervios te juegan re en contra. Yo tengo eso de que si algo me sale mal, ya no puedo seguir.

Florencia Peña con sus hijos y Juanita Tinelli en el Caribe. (Instagram)
Florencia Peña con sus hijos y Juanita Tinelli en el Caribe. (Instagram)

-¿Y volver a ponerte el traje de Polino en Flor de equipo?

-Sí, me encantaría, obvio. Porque soy fan de todos los realities. Me re coparía. La Voz también me encanta. De hecho, es mi reality favorito.

-¿Por qué?

-Porque me gusta mucho cantar. Y está relacionado a lo que me gusta.

Estreno tempranero en cine y teatro

Aunque todavía tiene mucha carrera por delante, Juan ya se dio el gusto de debutar en cine y en teatro. En 2017 participó de la película Los adoptantes, una historia de amor protagonizada por Rafael Spregelburd y Diego Gentile.

“Fue mi primer papel. Estaba en el colegio, tenía que buscar siempre horario, terminaba re tarde. Ahí me empecé a dar cuenta de lo heavy que es la actuación, la cantidad de horas que tenés que laburar”.

En 2019, Juan debutó en teatro en la obra "Algo en común".
En 2019, Juan debutó en teatro en la obra “Algo en común”.

-¿Cómo era tu personaje?

-Hacía de un chico al que supuestamente abandonaban con el hermanito. Y venía esta pareja gay que quería adoptar, estaba en busca de chicos. A ellos le copaba la relación de hermanos que teníamos y nos adoptaban.

-¿Y en teatro qué hiciste?

-Hice una obra por 2019 que se llamaba Algo en común. Era una obra para adultos. Mi papá moría de SIDA, tenía a mi mamá y era toda una historia trágica. Era re triste, pero entretenida.

-Eran temas fuertes y vos tenías diez años. ¿Cómo lo viviste?

-Me acuerdo que me costaba, porque no tenía idea de cómo era ponerse sensible, hacer ese papel de chico sensible que perdió a su papá… Es complicado eso, concentrarte en el personaje, sentirlo. Ahí vas aprendiendo las distintas maneras de la actuación, también.

Juan también se animó a cocinar en vivo con Karina Gao en Flor de equipo.
Juan también se animó a cocinar en vivo con Karina Gao en Flor de equipo.

-¿Alguien te ayudó a meterte en personaje?

-Sí, mi tío siempre fue el que me ayudó. Digo mi tío porque es el mejor amigo de mi mamá. Él es mi coach desde siempre. Leo Bossio se llama, es actor.

-¿Hay algún proyecto en vista vinculado a la actuación?

-No.

-¿Te genera ansiedad?

-No. Yo sé que todo viene. Sé que si mañana me llaman, tendré que ver. Pero todo va a llegar en algún momento. Tuve la oportunidad de hacerlo dos veces y la pasé re bien.

-¿Te gusta la movida de redes, hacer vivos de Instagram o en Twitch?

-No, no estoy en ésa. No me copa mucho streamear.

En 2017 debutó en cine en la película Los adoptantes, como el hijo adoptivo de Rafael Spregelburd y Diego Gentile.
En 2017 debutó en cine en la película Los adoptantes, como el hijo adoptivo de Rafael Spregelburd y Diego Gentile.

-¿Por qué?

-No sé, no me gusta mucho. No me vicio tanto con los juegos. De vez en cuando hago algún video en Instagram, pero no soy muy activo: soy más de mirar que de subir. Sé que sirve para mostrarme y que la gente me conozca. Pero no estaría todos los días intentando sumar seguidores, porque tampoco es que me importa tener millones de seguidores. Prefiero que las personas me conozcan y que sepan cómo soy.

-Sos de la vieja escuela.

-Sí, no sé, no me copa estar todo el tiempo pegado a la computadora.

Lo leiste en FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir