Juicio por incapacidad: la Corte le permite a una salteña apelar ante la Cámara de su provincia en lugar de la de Seguridad Social

admin

15/07/2021

La Corte Suprema declaró la inconstitucionalidad de un artículo de la ley de jubilaciones que ordena que, en un caso de incapacidad, las resoluciones de la Comisión Médica Central deben ser apeladas ante la Cámara Nacional de la Seguridad Social, ubicada en la Ciudad de Buenos Aires.

En la causa “Giménez Rosa Elisabe c/ Comisión Médica Central (CMC) y/o ANSeS s/ recurso ley 24.241”, en la que la demandante reside en Salta, la CMC determinó que Giménez padece de osteoartrosis con moderada a severa repercusión funcional, incapacidad del aparato visual e hipertensión arterial estadio II, fijando una incapacidad del 46,42%. “En consecuencia, no le corresponde la pensión por incapacidad por no alcanzar el 66% de minusvalía requerido para cobrar ese beneficio”.

Giménez apeló esa decisión ante la Cámara Federal de Salta, tachando de inconstitucional la norma que la obliga a litigar ante la Cámara Nacional de la Seguridad Social, a más de 1400 kilómetros de distancia de su domicilio. Pero “la Cámara Federal de Salta se declaró incompetente para entender en la causa y dispuso su remisión a la Cámara Federal de la Seguridad Social”, como fija la ley 24.241.

Ante este esta situación, el Alto Tribunal consideró que “lo decisivo en el caso es que ambas (CMC y Cámara Federal) se encuentran a más de 1.400 kilómetros de distancia del domicilio de la actora, lo que representa un costo mayor para el litigante, si tuviera que trasladarse para las revisaciones médicas, o una dilación en la solución del caso, si los exámenes médicos se ordenaran mediante exhorto, a la par que implica una irrazonable restricción en sus posibilidades de defensa”.

No solo eso. La Corte tuvo en cuenta que “a la excesiva distancia se suma el colapso en que se encuentra la Cámara Federal de la Seguridad Social debido a la sobrecarga de expedientes, que no ha podido ser conjurado hasta el presente. Mediante paralelas reflexiones, puede afirmarse que el art. 49, inciso 4, de la ley 24.241, que pudo haber sido considerado legítimo en su origen por la especialidad del fuero, se ha tornado indefendible desde el punto de vista constitucional con el transcurso del tiempo y el cambio de las circunstancias”.

En consecuencia, para el Alto Tribunal, “no es razonable que personas que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad y formulan pretensiones de carácter alimentario, que se relacionan con subsistencia y mejor calidad de vida, se vean compelidas a acudir a tribunales que distan centenares o miles de kilómetros del lugar donde residen, debiendo afrontar los costos que se derivan de tal circunstancia”.

Con estos fundamentos, el Alto Tribunal declaró procedente el recurso extraordinario de Giménez, revocó la sentencia apelada y declaró la inconstitucionalidad del art. 49, inciso 4, primer párrafo, de la ley 24.241, remitiendo las actuaciones a la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta.

NE

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir