La “Casa de los horrores”: nuevas pistas apuntan a un matrimonio de violadores y asesinos seriales de Gran Bretaña

admin

18/05/2021

La Casa de los Horrores simboliza uno de los peores y más sádicos crímenes sexuales de la década del 90 en Gran Bretaña. Fred y Rose West, una pareja con siete hijos, eran asesinos seriales, perversos depredadores sexuales de su propia familia, que en sus crímenes incluyeron a su ex esposa, a dos de sus hijas, a jóvenes que alojaban en la casa de Gloucestershire como pensionistas y a quien se encontraban ocasionalmente. Secuestraban, torturaban, violaban, mataban y desmembraban.

Así fue el fin de Heather, su hija, que desapareció en 1987. En total nueve mujeres y un chico, incluida Rena, la ex esposa de Fred, y su hija Charmaine de 8 años, aparecieron enterradas en el jardín, en el sótano y bajo el piso de su casa, en Gloucestershire.

“25 Cromwell Road” en Gloucester ha sido demolida por las autoridades para erradicar tamaño fantasma urbano. Pero la historia de Freddy y Rose West, que tenían entre ellos siete hijos, no ha finalizado.

Sus hijos fueron rutinariamente abusados sexualmente por Fred West, un pervertido y sádico asesino, que terminó suicidándose.

Su mujer Rose, una ex prostituta, cumple prisión perpetua por haber participado en los horrorosos crímenes, torturas y actos sádicos. El se ahorcó el 1 de enero del 1995, a los 53 años, en su celda de la prisión de Birmingham. En ella había escrito: “Freddy, el asesino serial de Gloucester”. Estaba siendo juzgado por 12 crímenes pero admitió haber cometido 20 más.

La policía inspecciona a Fred y Rose West en 25 Cromwell Street, Gloucester, Inglaterra, el 4 de marzo de 1994. (Foto de Ian Cook / AFP Images)
La policía inspecciona a Fred y Rose West en 25 Cromwell Street, Gloucester, Inglaterra, el 4 de marzo de 1994. (Foto de Ian Cook / AFP Images)

El regreso del horror

Pero 25 años después, los horrores de Fred West y su esposa reaparecen. La policía, que buscaba debajo de un café a una presunta víctima del asesino en serie Fred West, encontró “seis vacíos” o huecos en Gloucester este martes. La excavación comenzará el miércoles.

Se cree que la ropa azul detectada por un equipo de televisión en el lugar podría pertenecer a Mary Bastholm, quien desapareció en 1968, con solo 15 años.

“Dos vacíos o huecos fueron descubiertos por un equipo de producción que trabajaba en un documental. Otros cuatro han sido encontrados desde entonces por arqueólogos forenses”, informó el inspector jefe detective John Turner, de la policía de Gloucestershire.

La "Casa de los Horrores" en Gloucester, Inglaterra, en una imangen de marzo de 1994. Nuevas excavaciones reviven el caso de una chica desaparecida en 1968. (Foto de Ian Cook / AFP Images)
La “Casa de los Horrores” en Gloucester, Inglaterra, en una imangen de marzo de 1994. Nuevas excavaciones reviven el caso de una chica desaparecida en 1968. (Foto de Ian Cook / AFP Images)

Dijo que uno de los huecos habían sido descubiertos por un perro detector, en un bloque de baños en el sótano del café.

Los arqueólogos estuvieron realizando un trabajo exploratorio en el café Clean Plate en Gloucester, en relación con la desaparición de Mary Bastholm.

Freddy West fue sospechoso anteriormente por su desaparición. Se lo confesó a su hijo antes de su suicidio.

Hallazgo inesperado

“Los agentes fueron llamados a un café en Gloucester por una compañía de producción, que filmaba un documental”, dijo la policía de Gloucestershire. Informaron cómo habían encontrado posibles pruebas, que sugieren que un cuerpo podría estar enterrado dentro de la propiedad.

La fuerza dijo en un comunicado que la gente había relacionado previamente el edificio con la desaparición de Mary Bastholm. Mary tenía 15 años cuando fue reportada como desaparecida el 6 de enero de 1968 y nunca fue encontrada. El martes, se vio a la policía retirando objetos del café, incluidas varias puertas de madera.

Un plano hecho por la policía tras el hallazgo de varios cuerpos enterrados bajo la casa del matrimonio West, en los años 90 en Inglaterra. Foto: AFP
Un plano hecho por la policía tras el hallazgo de varios cuerpos enterrados bajo la casa del matrimonio West, en los años 90 en Inglaterra. Foto: AFP

El oficial Turner dijo que el trabajo de excavación comenzará después de los controles de seguridad, ya que hace pocos días se encontró asbesto (un mineral que puede ser tóxico para el ser humano) detrás de las baldosas.

“Debajo de la superficie del hormigón y las tejas, hay un vacío, un agujero en el suelo, que es una anomalía. Lo que el GPR (radar de penetración terrestre) no dirá es qué hay en ese vacío. Pero lo que sí dice es que hay un agujero o un vacío en el suelo”, declaró el inspector.

Una carpa de la policía se instaló fuera del café Clean Plate en Southgate Street, en Gloucester.

El oficial dijo que los seis huecos serían excavados “metódica y meticulosamente uno a la vez”, con toda la tierra removida y revisada. Se espera que el “minucioso proceso” tome alrededor de dos semanas.

La pista del vestido azul

Uno de los hallazgos presentados a la policía fue una foto, tomada por la compañía de producción, de lo que parecía ser un material azul, enterrado en un área del sótano. Mary vestía un abrigo azul cuando desapareció.

“La compañía de producción colocó un endoscopio y encontró una imagen granulada de lo que a mí me parecía un material azul”, contó el oficial Turner.

“El significado de eso es que cuando Mary desapareció en 1968, vestía un abrigo azul y un vestido azul y blanco y tenía un bolso azul con ella”.

El material azul “no ha sido confirmado” y “no era necesario que hiciéramos un endoscopio adicional”, dijo el oficial Turner.

“La búsqueda ha sido lenta ya que el café se encuentra sobre un antiguo cementerio que se remonta a la época romana”, agregó.

La policía interrogará en la calle a Rose West, que cumple perpetua por 10 asesinatos, para saber como desapareció Mary Bastholm, que se esfumó 53 años atrás.

West era cliente donde Mary trabajaba como moza. Mientras tanto la policía excava el café para que los perros puedan detectar restos humanos. Al menos trabajan 39 policías liderados tres arqueólogos en el lugar, a medio kilómetro de la Casa de los Horrores.

París, corresponsal

CB​

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir