La historia de dos argentinos que hicieron de su viaje por Mallorca una serie de TV

admin

10/06/2021

La pandemia provocó angustia e incertidumbre, pero también fue un disparador para la creatividad. Entre los casos de gente que se las rebuscó para combatir la depresión y transformarla en movimiento se cuenta el de Ignacio Rodríguez, Gerard Ayala y Gabriel Marcomini, los ideólogos de Caravamus.

Al estilo de Carpool Karaoke o Comedians in Cars Getting Coffee -salvando las distancias-, estos tres amigos conducen un programa en el que invitan a pasar un día a tres artistas a bordo de una casa rodante, viajando por las rutas de Mallorca (España) mientras conversan sobre sus oficios.

En el trayecto mantienen diálogos sobre las trayectorias personales y profesionales de los invitados, sus proyectos y opiniones sobre diversos temas.

Los paisajes de Mallorca juegan un rol primordial en la serie. Y el paso de la caravana da cuenta de la belleza de la isla.
Los paisajes de Mallorca juegan un rol primordial en la serie. Y el paso de la caravana da cuenta de la belleza de la isla.

A lo largo de viaje se realizan paradas que pueden incluir la degustación de platos regionales, sketches humorísticos, temas musicales en formato acústico o incluso una sesión de peluquería que cambia el aspecto de los artistas.

Los episodios, de media hora cada uno, pueden verse desde el 26 de mayo en su propio canal de YouTube: la primera temporada consta de seis capítulos.

Cómo nació Caravamus

“Durante el confinamiento en España estuve pensando mucho sobre la cultura y, en particular, la música, que es mi rubro”, cuenta Nacho Rodríguez, un argentino que lleva casi veinte de sus 41 años viviendo en España, primero en Barcelona y luego en Mallorca, con un breve regreso a Buenos Aires en el medio.

“Pensé en la importancia de los artistas para la sociedad, que salían a tocar a los balcones y recibían aplausos, y en la tragedia que sería si su rol se perdiese: hay muchos músicos que han dejado de ser profesionales para dedicarse a otra cosa y tener a la música como hobby”.

Caravamus tiene sus seis primeros episodios disponibles on-line.
Caravamus tiene sus seis primeros episodios disponibles on-line.

Entonces, este productor, ex encargado de una sala de conciertos y actual empleado en marketing digital se propuso reinventarse –ese verbo que el Covid-19 puso de moda- y a la vez difundir el trabajo de los músicos de la isla.

“Convoqué a mi amigos Gabriel Marcomini, también argentino, actor desocupado por la pandemia, y Gerard Ayala, mallorquín, peluquero y compañero de batallas en la música. Les propuse hacer un programa que tuviera que ver con nosotros: ya que los tres tenemos autocaravanas (casas rodantes), la idea fue filmar y editar un día de viaje en caravana con artistas”.

Los tres diseñaron Caravamus “entre asados, paellas, playas, caravanas y muchas risas”. El lema del trío es que tienen que pasarla bien haciéndolo: si no, no tiene sentido.

La caravana oficia de estudio rodante.
La caravana oficia de estudio rodante.

Una amistad de años

Años atrás, Ayala (“el mallorquín del grupo y fanático número uno de esta isla”) era encargado de las relaciones públicas de la sala de conciertos que manejaba Rodríguez. En ese mismo lugar conocieron a Marcomini, que hizo espectáculos de improvisación con su grupo teatral, Arte en Rueda.

El actor argentino, que lleva trece años en España, ya tenía experiencia en el arte de estar en la carretera: recorrió la Argentina “de punta a punta” en su auto, montando un unipersonal en cada pueblo al que llegaba.

Para concretar Caravamus, estos amigos echaron mano a lo que tenían cerca. Una cámara y un drone de Rodríguez, cámaras GoPro prestadas por amigos de Ayala y los celulares.

La edición se realizó con una rudimentaria computadora portátil que Nacho compara con un Fiat 600: “Siempre creí que se prendería fuego mientras editaba, pero aguantó (y aguanta)”.

Caravamus, el programa de YouTube en el que dos argentinos y un español recorren Mallorca en casa rodante.
Caravamus, el programa de YouTube en el que dos argentinos y un español recorren Mallorca en casa rodante.

De la vida a la pantalla

“En realidad, Caravamus existía antes de que nosotros lo hiciéramos programa, ya que cada salida de amigos y familia en caravana a disfrutar de la libertad y la naturaleza es Caravamus”.

La amistad de los Rodríguez y Marcomini incluye a sus familias, compuestas por sus esposas y cuatro hijos –dos de cada pareja- nacidos en España.

Así, el programa llevó a la pantalla algo que ya existía, y lo potenció: “Combinamos nuestras salidas con un motivo que era la música y el arte en general, y poder hablar de cosas tan simples y sencillas como mágicas”, sigue Rodríguez.

Caravamus: tres amigos se reinventaron en pandemia.
Caravamus: tres amigos se reinventaron en pandemia.

Caravamus tiene un guión básico que funciona como referencia, pero lo que va pasando durante el encuentro es espontáneo: “Uno de sus puntos exitosos es que no hay nada armado. Los invitados han llegado a una entrevista y se han ido de un día de viaje en caravana charlando de temas amenos”.

“En medio de todo lo que está sucediendo, cada capítulo fue una bocanada de aire fresco para los invitados y para nosotros”.

Lo leiste en FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir