La historia de Ronny, el chico que deja la escuela porque no puede recuperar el año perdido

admin

16/02/2021

Como el suyo, hay más de un millón de casos, estima el Gobierno. Alumnos matriculados en 2020 no regresarán a las aulas en 2021 por haber quedado desconectados en pandemia. “Ronny lee, no entiende y llora”, se lamenta -impotente- su mamá.

Ugarteche es un pueblo de cosechadores de uva, tomate, papa y ajo. Muchos son inmigrantes bolivianos que conservan sus tradiciones, como los carnavales y las ferias populares. Trabajan un promedio de 12 horas diarias. En plena cosecha no tienen días libres. Sus hijos aguardan solos en casa, los más grandes cuidan a los más chicos. Sin rutinas escolares ni deportivas, los días son largos y aburridos para ellos.

Ronny

La localidad agrícola está ubicada en el suroeste del Gran Mendoza, en el municipio de Luján de Cuyo. Tiene vistas maravillosas a las montañas del Cordón del Plata, y es una de las puertas de ingreso al Valle de Uco, una de las mejores y más caras zonas vitivinícolas argentinas. Por eso, estremece el contraste entre riqueza y pobreza.

Mujeres que venden frutas y jugo de chicha de maní (bebida típica de Bolivia) en la feria de Ugarteche. / Mendoza

Mujeres que venden frutas y jugo de chicha de maní (bebida típica de Bolivia) en la feria de Ugarteche. / Mendoza

En medio de pastizales y pantanos, está el barrio 17 de abril. Las casas son precarias, de adobe, nylon y troncos; las calles de tierra, y los perros deambulan sin dueños. Al final de la calle principal está la casa de Ronny. El adolescente de 14 años confiesa “aburrirse” todo el día desde que comenzó la pandemia.

Desercion

El chico vive con su mamá, su papá y sus cuatro hermanos menores. Los padres salen a cosechar y los chicos quedan en casa. Ronny pasa muchas horas del día en su cama. Una operación de rodilla lo afectó para seguir jugando al fútbol y, desde que suspendieron las clases presenciales por la pandemia, asegura que casi no sale. Tampoco volvió a ver a sus amigos de la escuela. A mediados del 2020, abandonó el secundario por lo difícil que fue adaptarse al sistema virtual. “No entendía, me costaba y mi mamá no podía ayudarme”, balbucea desmotivado, con algo de vergüenza.

Ronny, 14 años, abandonó la escuela en 2020 por complicaciones para estudiar en pandemia. / Mendoza

Ronny, 14 años, abandonó la escuela en 2020 por complicaciones para estudiar en pandemia. / Mendoza

En la casa del adolescente hay un solo teléfono para compartir entre cinco: la mamá y sus hijos, de 14, 13, 8 y 6 años. La dueña del celular es ella, pero los que llaman saben que siempre atiende uno de sus hijos. Los chicos usan el aparato para jugar.

Rendimiento

Fue un año extenuante para esta mamá: “Recibía la tarea de los cuatro. Llegaban muchas páginas para copiar y completar, ellos a veces no querían hacerlo. Fue doble trabajo”, cuenta la mamá. Y dice orgullosa que “al menos tres de los cuatro” pasaron de grado.

Feria de Ugarteche, en Luján de Cuyo, Mendoza. La mayoría de los feriantes son inmigrantes bolivianos que trabajan en la cosecha de la uva, tomate, ajo y papa. / Mendoza

Feria de Ugarteche, en Luján de Cuyo, Mendoza. La mayoría de los feriantes son inmigrantes bolivianos que trabajan en la cosecha de la uva, tomate, ajo y papa. / Mendoza

Reza todas las noches para que Ronny vuelva este año a la escuela. Su hijo abandonó primer año, un año bisagra de tránsito entre la niñez y la adolescencia. “Llegaba mucha tarea. Entonces le preparaba la comida para que no tuviera que perder tiempo en otra cosa. Le pedía que se ponga a estudiar. Me decía que sí, pero cuando yo volvía de trabajar, no había hecho nada”, explica la mamá.

Recursos

Ella siente culpa. Su escolaridad fue limitada, apenas sabe leer y escribir: Siente impotencia por no poder ayudarlo: “Ronny lee, no entiende y llora. Tampoco tiene un hermano mayor que lo ayude”, se lamenta. Y no se conforma con este presente para su hijo: “Yo quiero que siga. El también tiene ganas. Pero así no le gusta más la escuela”.

La historia de Ronny es apenas una de las más de un millón de chicos y adolescentes que, por no haber podido adaptarse al sistema virtual, abandonarán sus estudios este año. Un informe del Ministerio de Educación nacional estima que 10% de los estudiantes matriculados en marzo 2020 -en algún nivel de la educación obligatoria- mantuvieron un bajo o nulo intercambio con su escuela y son ellos quienes ahora corren riesgo de abandonar los estudios. Suman más de un millón de estudiantes en todo el país.

Escuelas primarias estatales en pandemia

Muchos de ellos, sobre todo los adolescentes, fueron empujados a trabajar tanto sea en el mercado informal, o ayudando a algún familiar, o al cuidado de hermanos. Un informe regional de CEPAL y OIT estimó que el trabajo infantil aumentará entre 1 y 3 puntos porcentuales. Antes de la pandemia ya estaba en torno al 20% de los chicos menores de 17 años en la Argentina.

Y también hubo dificultades para muchos de los chicos que no abandonaron. Cuatro de cada diez estudiantes secundarios de la Ciudad se llevó tres o más materias en 2020, indica un informe del Ministerio de Educación porteño. El 5,3% de los alumnos de escuelas primaras públicas porteñas, en tanto, no alcanzó los aprendizajes esperados y pasó de grado bajo la figura de “promoción acompañada”.

Lo leiste en #FMVoz

Atalanta – Real Madrid, Champions League: minuto a minuto

Atalanta – Real Madrid, Champions League: minuto a minuto

Atalanta está jugando en Bergamo con el Real Madrid en el partido de ida de los octavos de final de la Champions League. En el equipo italiano es titular el argentino Cristian Cuti Romero y en el banco está José Luis Palomino. Real Madrid en los primeros minutos fue...

0 Comments

Dejá una respuesta