La iniciativa popular que busca frenar la venta de Costa Salguero y Punta Carrasco: un camino difícil, pero no imposible

admin

11/04/2021

Organizaciones no gubernamentales, vecinos y legisladores de la oposición impulsan un proyecto de ley a través de una iniciativa popular​. Un proceso complejo, para el que se necesita un fuerte compromiso social, pero que podría transformarse en un hito porque nunca este tipo de iniciativas llegaron al recinto. El proyecto busca frenar la ley que fue votada en 2019 y que le permite al Ejecutivo porteño vender las tierras de Costa Salguero y Punta Carrasco, ubicadas frente a la primera línea del Río de la Plata. 

La iniciativa popular es una herramienta prevista en la Constitución de la Ciudad que promueve la participación vecinal. Para que el proyecto de ley ingrese al recinto debe estar avalado con la firma del 1,5% del último padrón electoral local. Lo que implica que al menos 38.440 vecinos deberían firmar para que el proyecto avance hasta el recinto. Según los datos recolectados por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad, en las elecciones de octubre de 2019 se registró a 2.562.670 personas habilitadas para votar. 

El proyecto de ley busca que se derogue la ley 6.289, aprobada a fines de 2019 y que avala la venta de las tierras de Costa Salguero y Punta Carrasco. Una segunda ley también autoriza la construcción de edificios. Por eso la iniciativa popular impulsa que esos predios sean destinados a la construcción y emplazamiento de un parque público que no se pueda subdividir, para que nada altere el carácter de espacio verde, de acceso público, abierto y gratuito.

Por un lado, una ley aprobó la venta de los predios de Costa Salguero y Punta Carrasco. Por el otro, se votará en segunda lectura un proyecto de ley para permitir la construcción de edificios en los terrenos. Foto: Guillermo Rodríguez Adami
Por un lado, una ley aprobó la venta de los predios de Costa Salguero y Punta Carrasco. Por el otro, se votará en segunda lectura un proyecto de ley para permitir la construcción de edificios en los terrenos. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

La iniciativa popular es impulsada por el Frente de Todos, el Colectivo de Arquitectas en Defensa de las Tierras Públicas y otras agrupaciones, como Alianza por el Clima, Jóvenes por el Clima y Eco House. En números de bancas, la oposición está limitada al presentar el proyecto: cuenta con 17 legisladores, sobre un total de 60. Vamos Juntos tiene 26, a los que se suman otros 11 legisladores de los bloques UCR-Evolución y el Partido Socialista.

“La ley que se votó en 2019 vulnera derechos. Si se construyen edificios sobre la costa del río, nos quitan para siempre el mejor paisaje. La idea es reclamar de manera colectiva, recuperar estas tierras para el disfrute de todos y que se construya un parque. Que se restablezca el caracter público de estas tierras”, reclama la arquitecta Bárbara Rossen, integrante del Colectivo de Arquitectas y responsable del área de Derechos Urbanos, Espacio Público y Medio Ambiente de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

El paso a paso de una iniciativa popular

La iniciativa debe recorrer un camino que no es sencillo, pero es posible. Para conocer los detalles, Clarín habló con fuentes de la Legislatura que explicaron el paso a paso. El primero es determinar que el proyecto tenga que ver con una competencia propia de la Legislatura; en este caso, lo es. Los temas vedados para una iniciativa popular son los vinculados al Presupuesto o a tratados internacionales o de reforma de la Constitución, por ejemplo.

Los predios que quiere vender el Ejecutivo. Para que la iniciativa popular para impedirlo llegue al recinto de la Legislatura como proyecto de ley, se necesitan casi 40 mil firmas. Foto: Guillermo Rodríguez Adami
Los predios que quiere vender el Ejecutivo. Para que la iniciativa popular para impedirlo llegue al recinto de la Legislatura como proyecto de ley, se necesitan casi 40 mil firmas. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

El siguiente paso es comenzar a recolectar las firmas en unas planillas específicas, que poseen el logo de la Legislatura. En estas planillas es donde se deben recolectar los datos: el nombre y documento de identidad de las personas que apoyan la iniciativa, su domicilio electoral, la fecha y la firma.

Las primeras 4.000 firmas son vitales. La Ley de Procedimiento de Iniciativa Popular establece que el proyecto sea difundido en los medios públicos de la Ciudad, en radios, carteleras y medios electrónicos (web y redes sociales); también en los medios vinculados a la Legislatura.

Si bien las organizaciones realizarán jornadas para juntar firmas, las planillas también pueden ser impresas por cualquier vecina o vecino interesado. Hay que ir a la web de Consultas Parlamentarias de la Legislatura y buscar el expediente, que es el número 722-2021. Se accede al proyecto y al final de los fundamentos (en las páginas 35 y 36) hay dos modelos de planillas para imprimir. 

¿Cómo se verifica que las firmas sean verdaderas? El trabajo será del Tribunal Electoral porteño. Pero no verifica todas las firmas, sino un porcentaje. Para las primeras 4.000 tendrá la tarea de chequear un 3%. Esto se hace de manera aleatoria. Si el 10% de las firmas verificadas muestra algún tipo de irregularidad, entonces la iniciativa pierde el derecho a ser publicitada.

La iniciativa continúa su camino, pero con algunos escollos que debe sortear y que explican en parte por qué es una herramienta compleja para implementar. “Las firmas no pueden tener una antigüedad mayor a doce meses. Y por otro lado, una vez que se hayan presentado, hay un trabajo muy importante que debe hacer el Tribunal Electoral con el control y la verificación. En este sentido también hay que aclarar que la ley ha sido redactada de manera inteligente, porque la verificación se hace sobre un muestreo, no sobre el total. El muestreo permite presumir si la información es correcta o no. Sería inviable chequear 40.000 firmas”, explicaron desde la Legislatura. 

Los impulsores de la iniciativa popular para frenar la venta de los predios de Costanera Norte proponen que se los use para hacer un parque público y gratuito. Foto Guillermo Rodríguez Adami
Los impulsores de la iniciativa popular para frenar la venta de los predios de Costanera Norte proponen que se los use para hacer un parque público y gratuito. Foto Guillermo Rodríguez Adami

Una vez que se junten todas las firmas, y hayan sido verificadas, el proyecto ingresa a comisiones. Luego la Legislatura tiene un plazo de 12 meses para sancionar o rechazar el proyecto.

Este año puede cambiar la composición del cuerpo -debido a las elecciones legislativas, pero se da por hecho que el oficialismo mantendrá su amplia mayoría. 

Por eso la apuesta vecinal, de las organizaciones y de la oposición es visibilizar el rechazo a la ley que habilitó la venta de estas tierras junto al río. Cosa que también quedó en evidencia durante las audiencias públicas de una segunda norma vinculada a este tema: la ley de rezonificación, la que permite cambiar los usos y construir edificios. Estas audiencias tuvieron un récord de inscriptos y de participantes. Porque se anotaron 7.000 personas y pidieron la palabra más de 1.000. El 98% se manifestó en contra. 

¿Qué sucede si se juntan más firmas? La ley de “iniciativa popular contempla incluso un referéndum. Si se pudieran reunir 384.000 firmas -es decir, el 15% del padrón- y “habiendo transcurrido el plazo de 12 meses sin que la Legislatura haya tratado el proyecto, el Jefe de Gobierno debe convocar a referéndum vinculante y obligatorio“. 

Dos leyes con el mismo objetivo

El proyecto del Ejecutivo porteño es que las 32 hectáreas de Costa Salguero y Punta Carrasco se transformen en un nuevo barrio, con edificios de oficinas y viviendas, locales comerciales, servicios gastronómicos y un parque de acceso público. La Ciudad argumenta que esta combinación de usos garantiza que haya ocupación vecinal y movimiento durante todo el día.

El Gobierno porteño busca que los predios de Punta Carrasco y Costa Salguero se transformen en un nuevo barrio. Las organizaciones vecinales quieren que sea un punto de contacto de la gente con el río, sin interferencias. Foto Guillermo Rodríguez Adami
El Gobierno porteño busca que los predios de Punta Carrasco y Costa Salguero se transformen en un nuevo barrio. Las organizaciones vecinales quieren que sea un punto de contacto de la gente con el río, sin interferencias. Foto Guillermo Rodríguez Adami

Para llevar a cabo este proyecto, el Ejecutivo presentó primero una ley para que se permita la venta de las tierras. Se votó positivamente en 2019, pero la venta se encuentra objetada con un amparo judicial que impide que se avance en este sentido.

En 2020 ingresó a la Legislatura una segunda ley para rezonificar el área. Es decir, cambiar la zonificación actual del predio (UP Urbanización Parque) para que se permita la construcción en altura. Se trata de una ley de doble lectura, con audiencia pública. Ahora está pendiente la segunda lectura en el recinto.

La prórroga de la concesión de Costa Salguero

En medio de la polémica por el plan de venta de los predios, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prorrogó la concesión del de Costa Salguero a la firma Telemetrix. El contrato, que vencía a fines de abril, fue extendido hasta julio y diciembre de este año, ya que el terreno está divido en dos sectores.

La medida fue dispuesta mediante una resolución del Ministerio de Desarrollo Económico de la Ciudad, que salió publicada en el Boletín Oficial porteño el viernes pasado.

La concesión de la parcela de terreno conocida como ‘Costa Salguero’, delimitada por el Río de la Plata, el canal de desagüe Arroyo Ugarteche, la avenida Costanera Rafael Obligado y la avenida Presidente Ramón Castillo fue prorrogada hasta el 31 de julio próximo.

Mientras tanto, la concesión del sector más cercano a la avenida Costanera Rafael Obligado fue extendida hasta el 31 de diciembre.

NS

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta