La jura de los ministros: la soledad de Santiago Cafiero y el “vocero” Aníbal Fernández

admin

20/09/2021

No quedaba casi nadie. Ya se habían ido Alberto Fernández y los principales referentes del Frente de Todos y Santiago Cafiero, el nuevo canciller, aún seguía en medio de una marea de sillas desordenadas, con su pequeña hija en brazos y su familia a un costado. En otros tiempos, hubiera sido de los primeros en retirarse. Unos metros más allá, en el Museo del Bicentenario de la planta baja de la Casa Rosada, Aníbal Fernández pedía más preguntas a los periodistas acreditados, una señal del rol que el flamante ministro de Seguridad buscará capitalizar en esta etapa del Gobierno.

Con una puesta en escena para disimular -con poco éxito- las profundas diferencias internas tras la debacle interna de la semana pasada, el Presidente presentó formalmente a Juan Manzur, Julián Domínguez, Jaime Perczyk, Daniel Filmus, el ex interventor de Yacimientos Río Turbio y el ex jefe de Gabinete frente a casi toda la cúpula de la coalición oficialista con excepción de Cristina Kirchner, que suele escaparle y que no necesita de esos eventos públicos para confirmar su liderazgo.

Le bastó con la carta del jueves.

En primera fila, Máximo Kirchner y Sergio Massa; detrás, Eduardo “Wado” de Pedro y el resto de los ministros, incluso casi todos los que dejan sus puestos -no fueron de la partida ni Nicolás Trotta ni Juan Pablo Biondi-; en el resto de las ubicaciones, Axel Kicillof y un puñado de gobernadores -media docena de ellos siguieron el acto de forma virtual-; sindicalistas como Hugo Moyano, Antonio Caló, Héctor Daer o Víctor Santa María; intendentes del Gran Buenos Aires y diputados como Eduardo Valdés.

“La solución del problema no está en que nos dividan, no me van a ver atrapado en disputas innecesarias”, aseguró el Presidente, visiblemente desgastado, en un breve discurso antes de la jura del nuevo gabinete. Antes, había dicho que este domingo tuvo “la suerte de pasar un día muy tranquilo de reflexión” en La Rioja, para “tomar distancia de muchas cosas y pensar en lo que se viene”.

El abrazo de Aníbal y Alberto Fernández en la jura. Foto Germán García.
El abrazo de Aníbal y Alberto Fernández en la jura. Foto Germán García.

“Un clima muy raro”, resaltaron ante Clarín dos de los invitados presentes al acto de asunción que, después del tsunami político interno de la semana pasada, el Gobierno buscará tomar como una suerte de relanzamiento de la gestión al menos hasta las elecciones de noviembre.

Fernández, de hecho, convocó “a todos los militantes” a una movilización para este miércoles en José C. Paz, para cambiar el sabor agrio que le dejó su última visita: fue en ese distrito en el que se enteró, el pasado miércoles, de la renuncia en masa de funcionarios K liderada por “Wado” De Pedro. 

“Las diferencias están terminadas y zanjadas”, intentó fingir Manzur en su primera conferencia de prensa en alusión a la tensión extrema que se vivió en los últimos días entre el Presidente, la ex Presidenta y la agrupación La Cámpora. Fue el único con hinchada propia: corearon su nombre en reiteradas oportunidades dos docenas de militantes tucumanos que llegaron para la ocasión.

El presidente Alberto Fernándezantes de arrancar con la jura de ministros.
El presidente Alberto Fernándezantes de arrancar con la jura de ministros.

El sucesor de Cafiero adelantó además que en los próximos días -el puntapié inicial es este martes- se anunciará un paquete de medidas económicas para dinamizar el consumo y buscar un rebote en los sectores medios y bajos que le ayuden al oficialismo a remontar la derrota de las primarias.

Mientras Manzur daba precisiones, Cecilia Todesca, que deja la Jefatura de Gabinete para acompañar a Cafiero en Cancillería, seguía dando vueltas entre las sillas: es la primera baja del gabinete económico. Según trasciende, no será la última de cara a diciembre.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir