La mafia de las plumas: rescatan 660 aves autóctonas por un valor de $1 millón

admin

03/05/2021

En un operativo que se extendió en más de media docena de municipios del conurbano bonaerense, fueron rescatadas más de 600 aves autóctonas valuadas en casi un millón de pesos. Varias de ellas están en peligro de extinción.

Las aves enjauladas fueron rescatadas por agentes del Departamento Unidad Federal de Investigación de Delitos Ambientales de la Policía Federal. Dieron con un grupo de personas que se dedicaba a la cría clandestina y comercialización ilegal de pájaros autóctonos.

Entre las 660 aves rescatadas, se encontraron ejemplares en peligro de extinción como el Cardenal Amarillo y Loica Pampeana. Además hallaron Jilgueros Españoles, Negros y Dorados, Corbatitas, Isabelita, Reina Mora, Dragón y Frutero, entre otras especies más.

Los pájaros en cautiverio, según lo informado, eran vendidos no sólo en diferentes puntos de la región, sino también en países limítrofes.

“No sólo se venden animales vivos -argumentan-, sino sus derivados”, como plumas, pieles o subproductos como abrigos, explican en la organización Aves Argentinas.

Se llevaron a cabo 18 allanamientos. En el sur del Conurbano, el equipo policial intervino en localidades de los partidos de Florencio Varela, Quilmes, Berazategui, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Cañuelas y Mercedes.

Durante el operativo fueron notificadas de la causa 18 personas, y se secuestraron (y destruyeron) jaulas, celulares, documentación y dispositivos de almacenamiento, entre otros elementos.

La demanda provenía también desde el exterior del país.
La demanda provenía también desde el exterior del país.

Las aves fueron entregadas al personal de la Dirección de Flora y Fauna de la provincia de Buenos Aires y luego a la Estación de Cría de Animales Silvestres (ECAS), para recibir atención primaria y ser reinsertadas a su hábitat natural.

La causa, que involucra a cientos de ejemplares valuados en casi un millón de pesos, fue caratulada como infracción a ley sobre “Conservación de la Fauna”.

El negocio ilegal de las aves

Según explican desde la organización Aves Argentinas, el comercio de fauna silvestre es uno de los ilícitos que mayor cantidad de dinero mueve a nivel mundial: “Ocupa uno de los primeros puestos, luego de la venta de drogas, armas y la trata de personas”.

La comercialización de aves puede llevarse a cabo en ferias, comercios, redes sociales y sitios de e-commerce. En la mayoría de los casos, son vendidas como “aves de jaula” o a modo de colección por características únicas como su color, canto o escasez en el entorno.

“No sólo se venden animales vivos -argumentan-, sino sus derivados como productos (pieles, plumas) y subproductos (carteras, billeteras, abrigos, etcétera)”. Esto transforma a las aves en objeto de demanda tanto dentro del país, como también de manera internacional.

Por la diversidad de ambientes a lo largo y ancho del territorio argentino, la fauna silvestre es inmensa en variedad. “Las aves más llamativas, y por lo tanto más buscadas, las podemos encontrar desde el centro hacia el norte del país. Es ahí donde existe mayor presión de captura”, explican especialistas de la organización.

El Cardenal Amarillo se vende a unos US$ 100 dólares en el exterior y está en peligro de extinción.
El Cardenal Amarillo se vende a unos US$ 100 dólares en el exterior y está en peligro de extinción.

En el trayecto de traslado para la comercialización, nueve de cada diez ejemplares mueren en el camino debido a las condiciones de hacinamiento, estrés y mala alimentación. “Por eso decimos que el tráfico mata más de lo que vende“, agregan.

El tráfico de fauna está prohibido en todo el país. Sin embargo, esta movida ilegal -que implica a cazadores, acopiadores, transportistas y comerciantes- se sustenta en la búsqueda de alternativas para llevar a cabo la actividad.

“Muchos comerciantes suelen rebuscárselas para hacer pasar a los animales como legales, cuando realmente no lo son”, afirman desde Aves Argentinas. Por eso resulta difícil el reconocimiento de documentación, sobre todo para quienes “no tienen conocimiento del tema”.

Por último, los especialistas resaltan la importancia de diferenciar a los animales silvestres de las especies permitidas para la tenencia. En el caso de las aves, algunos ejemplares permitidos son los canarios, manones, diamantes y cotorritas australianas.

“Los animales silvestres que pueden ser tenidos en cautiverio deben ser únicamente aquellos provenientes de criaderos habilitados, y que presentan los anillos y la documentación correspondiente con el origen y seguimiento del individuo”, concluye la organización.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta