La NASA comenzó las pruebas con los taxis aéreos de carga eléctrica

admin

05/09/2021

La agencia espacial estadounidense NASA comenzó las pruebas de un Avión Eléctrico de Despegue y Aterrizaje Vertical (eVTOL, en inglés) que servirá de taxi aéreo para descongestionar vías y brindar un servicio más eficiente.

Las pruebas con el eVTOL, de la empresa de aviación Joby, comenzaron el lunes pasado cerca de Big Sur (California) y se prolongarán hasta el 10 de septiembre.

En el futuro, estos aviones podrían servir como taxis aéreos para quienes se encuentran en ciudades y áreas circundantes en todo el país, agregando otro modo de transporte para mover personas y mercancías.

Además de taxis aéreos, este sistema podría incluir aviones como drones de entrega de paquetes y vehículos de transporte médico.

El prototipo de la firma Joby con el que experimenta la NASA.
El prototipo de la firma Joby con el que experimenta la NASA.

La agencia recopilará información sobre cómo se mueve el vehículo, cómo suena y cómo se comunica con los controladores.

Se trata de la primera vez que la NASA prueba un avión eVTOL como parte de la Campaña Nacional de Movilidad Aérea Avanzada (AAM, en inglés) de esa agencia federal.

El objetivo es recoger datos acústicos y de rendimiento del vehículo y es además un paso para en 2022 realizar pruebas de vuelo más complejas con otros vehículos de la industria.

Esta prueba ayudará a identificar brechas en las regulaciones y políticas actuales de la Administración Federal de Aviación de EE.UU. (FAA, en inglés) para ayudar a incorporar este tipo de aeronaves al Sistema Nacional del Espacio Aéreo.

La campaña de eventos para promover la movilidad del espacio aéreo en el país se llevará a cabo en múltiples ubicaciones durante varios años.

La prueba es “un paso estratégico importante en los objetivos de la NASA para acelerar el cronograma de la industria AAM”, dijo Davis Hackenberg, gerente de integración de esa misión de la NASA.

“Estos escenarios de prueba ayudarán a informar las brechas en los estándares actuales para beneficiar el progreso de la industria en la integración de vehículos AAM en el espacio aéreo”, agregó.

Uber también está probando su taxi aéreo.
Foto AFP
Uber también está probando su taxi aéreo.
Foto AFP

Esta campaña “es fundamental para impulsar la comprensión científica y la aceptación pública de los aviones eVTOL”, dijo por su parte JoeBen Bevirt, fundador y director ejecutivo de Joby Aviation.

El equipo también probará los procesos de aeronavegabilidad y seguridad de vuelo de la NASA para aprobar a los participantes que viajen como parte de la campaña.

Otros competidores

El mercado actual cuenta con diferentes prototipos, como los de Uber y Toyota. Este último está explorando nuevas formas de movilidad aérea urbana que permitan el despliegue de servicios de transporte aéreo rápidos, silenciosos y asequibles.

La compañía japonesa está estudiando distintas tecnologías emergentes que puedan convertirse en alternativas de transporte viables y sostenibles.

Junto con la empresa aeronáutica Joby, están desarrollando unas aeronaves eléctricas de despegue y aterrizaje verticales que podrían convertirse en una solución sostenible para aliviar los problemas de movilidad de las zonas urbanas.

Talyn Lift y Talyn Cruise, las dos partes del sistema propuesto por la startup Talyn.
Talyn Lift y Talyn Cruise, las dos partes del sistema propuesto por la startup Talyn.

Otra de las que está en carrera es Talyn, una startup fundada por ex ingenieros de SpaceX. Su intención es crear un avión eléctrico simple y de gran alcance que además tenga capacidades de eVTOL gracias a una plataforma desmontable.

El vehículo está formado por dos partes: Talyn Lift y Talyn Cruise. El primero es un sistema de elevación vertical compuesto de ocho rotores montados en cuatro parres coaxiales. Se conecta a la parte superior de Talyn Cruise, que es el que vuela en horizontal sólo y transportando a las personas.

Durante el despegue, las dos partes están acopladas y es Lyft quien se encarga de la tarea de poner en aire al conjunto. Una vez en el aire Cruise recoge sus ruedas y enciende motores para el vuelo horizontal.

En un momento Lyft se despega y vuelve a la base. Al finalizar el trayecto un Lyft de la base de destino viene en ayuda del Cruise para acoplarse y proceder a aterrizar.

Con información de EFE.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir