La pandemia provoca que EE.UU. sufra la falta de su condimento popular: el ketchup

admin

07/04/2021

La pandemia de coronavirus provocó, entre tantas cosas, una escasez de salsa de tomate en todo el país, con los usuarios y los restaurantes luchando por hacerse con el condimento más popular de los Estados Unidos, según un nuevo informe.

Los reclamos generalizados están especialmente dirigidos a los sobres de ketchup, que son escasos luego que se pusieron de moda debido a la alta demanda en particular de los bares y restaurantes.

Este sector demandó millones de sobres en los peores tiempos de la pandemia, cuando debieron funcionar casi obligatoriamente con el sistema de pedidos y entregas, momento en que el Covid-19 obligó al cierre generalizado de los establecimientos.

Los usuarios y los restaurantes luchan por hacerse con el condimento más popular de ese país (AFP).
Los usuarios y los restaurantes luchan por hacerse con el condimento más popular de ese país (AFP).

Lo informó The Wall Street Journal, según el cual los funcionarios de salud también ayudaron a impulsar la demanda al presionar a los restaurantes para que descarten las botellas de vidrio o de plástico de ketchup compartidas en las mesas, por envases individuales de un solo uso.

Esta situación derivó, como se advertía en la industria, en un alza de los precios de los paquetes de ketchup.

PRECIO EN ALZA

Los valores de los pequeños sobres se dispararon un 13% desde enero de 2020 en medio de ese aumento de la demanda.

Heinz, el mayor productor del mercado, no pudo mantenerse al día, asegura el matutino.

"¿Cómo podemos servir papas fritas sin salsa de tomate Heinz?", se preguntan en los restaurantes (AFP).
“¿Cómo podemos servir papas fritas sin salsa de tomate Heinz?”, se preguntan en los restaurantes (AFP).

La famosa marca de salsas de tomate está instando a los restaurantes a ser pacientes mientras trabaja para aumentar su capacidad de fabricación en un 25% para poder producir más de 12 mil millones de “bolsitas” al año, según el Journal.

“Estamos ocupados haciendo todo lo que podemos”, aseguró al periódico Steve Cornell, ejecutivo de la empresa matriz de Heinz, Kraft Heinz.

Con Heinz tratando de ponerse al día, Blake Street Tavern de Denver, Colorado, tuvo que cambiar de marca de salsa de tomate el mes pasado después de que llegara su pedido de suministros sin Heinz, lo que provocó que el propietario Chris Fuselier entrara en pánico.

Heinz quiere producir este año 12 mil millones de "bolsitas" de ketchup (AFP).
Heinz quiere producir este año 12 mil millones de “bolsitas” de ketchup (AFP).

“¿Cómo podemos servir papas fritas sin salsa de tomate Heinz?”, se preguntó Fuselier.

La escasez también obligó a algunas cadenas de restaurantes más grandes, en particular las de comida rápida, a encontrar métodos alternativos para asegurar el codiciado condimento, señala el informe.

“Nos sentimos como el fondo del barril”, dijo el portavoz de Texas Roadhouse, Travis Doster, al referirse a la situación en su cadena, que debió salir a conseguir de cualquier manera a quien reemplazara la famosa marca de salsa de tomate.

Agencia ANSA.

Mirá también

Mirá también

GML

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta