La parrilla en la que encontraron comiendo a Alberto Samid negó todo tipo de relación con el matarife

admin

21/06/2021

La parrilla en la que fue descubierto este lunes Alberto Samid violando su prisión domiciliaria emitió un comunicado en el que se desligó por completo de las excusas que puso el matarife para intentar explicar por qué estaba comiendo allí.

El empresario de la carne había manifestado durante una entrevista que brindó en la tarde de este lunes que estaba allí como parte de sus salidas laborales y había ido a entregar mercadería, pero desde la cuenta de Instagram de Paja Rota lo desmintieron.

“El señor Alberto Samid no tiene ninguna relación con Paja Rota y desmitificamos (sic) todo lo que pueda haber dicho esta persona como su abogado. No es dueño, no es proveedor, ni inversionista de nuestro restaurante, no tiene ninguna conexión”, comenzó el mensaje en una serie de tres historias en la red social.

Además, desde Paja Rota, una cadena que tiene otras dos sucursales además de la de Ramos Mejía en la que se dieron los hechos, aclaró que su “personal no lo reconoció ni mucho menos estaba al tanto de su situación judicial”.

La parrilla en la que estuvo Alberto Samid negó tener relaciones con el empresario de la carne
La parrilla en la que estuvo Alberto Samid negó tener relaciones con el empresario de la carne

“Una clienta logró reconocerlo e inmediatamente comenzó a grabar un video (que luego se viralizó) donde se ve cómo los clientes lo echan del local“, continúa el texto.

“Queremos ratificar que Alberto Samid no tienen ninguna relación con Paja Rota y no dejaremos que salgan a decirse mentiras acerca de nuestra queridísima Parrilla”, finaliza el comunicado.

Samid, por su parte, había argumentado que, además de ser proveedor, había tenido que ir por un pedido especial de “la dueña del local” a su esposa, teniendo en cuenta que este martes el Mercado Central entrará en receso.

“La dueña del local es muy amiga de mi esposa, juegan al tenis juntas. Entonces la llamó a mi esposa pidiéndole mercadería al enterarse de lo que iba a pasar (en el Mercado Central)”, sostuvo el matarife.

Además, más allá de que los permisos laborales que le otorgó la Justicia no lo habilitan a salir a comer afuera, había argumentado que, una vez en el local, se había encontrado por casualidad con dos amigos que lo invitaron a almorzar. “Me dieron un poquito de carne”, se justificó Samid.

El momento del escrache

El matarife estaba comiendo un bife con ensalada cuando al menos dos mujeres lo reconocieron y se le acercaron para increparlo.

Una de las mismas empezó a filmarlo con el teléfono celular e incluso le preguntó si podía “mostrar la tobillera electrónica” que debería monitorearlo. “¿No tiene vergüenza de estar acá?”, lo cruzó otro de los presentes.

El restaurante, pese a las restricciones por el coronavirus, estaba repleto de personas.

La mujer que lo filmó, llamada Norma, le contó al canal TN que tras el escándalo Samid y sus dos acompañantes se fueron sin pagar y que los dueños tuvieron que correrlos para que abonen la cuenta.

“Es una vergüenza que este paseando en un restaurante sin ningun tipo de problemas”, dijo Carlos otro de los testigos que estaba en el restaurante que se mostró indignado.

DB/DS

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir