La promesa de Alberto Fernández: “Si baja el precio de la carne, abrimos la exportación”

admin

22/06/2021

Si baja el precio de la carne, se deroga el decreto y abrimos la exportación antes“. En un intento por acercar posiciones y dejar en claro que no impulsa una confrontación ideológica con el sector y, especialmente, con la Mesa de Enlace, sino aliviar “el bolsillo de los argentinos”, Alberto Fernández buscó descomprimir la reunión con las cámaras que nuclean a industriales y exportadores de la carne y con dirigentes de las entidades rurales, a quienes les anticipó el decreto que firmó este martes por la tarde y fija un cupo de hasta un 50 por ciento del promedio hasta el 31 de agosto y prohíbe la exportación de media res, cuartos con huesos y 7 cortes durante todo 2021.

“La preocupación es la mesa de los argentinos”, fue otra frase que se le escuchó al Presidente en una cumbre en la que, según coincidieron desde distintos sectores, hubo un clima cordial pero “diferencias e intereses distintos”. En efecto, nadie elevó la voz y no se rompió la armonía, pero desde el campo dejaron en claro que supeditar la apertura total de exportaciones a la baja del precio no era una propuesta que los conformara. “No se nos puede responsabilizar por el costo, los productores no somos formadores de precios y mucho menos por la inflación“, fue palabras más, palabras menos, uno de los argumentos, que le lanzó un integrante de la Mesa de Enlace al Presidente, según pudo reconstruir Clarín. 

Con la tónica conciliadora que al menos desde el discurso planteó Fernández en la reunión, en todo momento en el Gobierno remarcaron que la nueva medida forma parte de la estrategia para contener la inflación y atenuar su impacto en los alimentos y se esforzaron por relativizar las críticas que rápidamente, al cabo de la cumbre, llegaron desde los representantes rurales.  Más: pidieron que sea recibido como “un gesto” la decisión de destrabar la exportación. “No se van con el 100 por ciento, es cierto, pero hay que ver la mitad del vaso lleno”, graficaron desde el entono presidencial. 

Al mismo tiempo resaltaron que en los próximos 30 días se pondrá en marcha el Plan Ganadero, que estará a cargo de los Ministerios de Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Luis Basterra (Agricultura, Ganadería y Pesca), y tendrá como meta incrementar de 3 a 5 millones de toneladas la producción anual de carne. Los dirigentes rurales anticiparon que deberán “consultar a las bases” antes de sumarse a la mesa de reuniones que trazará la Casa Rosada.

“No vamos a tener ningún tipo de inconveniente en hacer todas las gestiones para proponer el mejor plan que realmente le dé el desarrollo a la ganadería. No obstante, fuimos muy claros en manifestar que la primera situación que debe inspirar un entusiasmo hacia una mayor producción es que haya una apertura de exportaciones y una buena inserción tanto nacional como internacional“, planteó Carlos Achetoni, de la Federación Agraria al retirarse por la explanada de Avenida Rivadavia junto a Carlos Iannizoto (Coninagro), Jorge Chemes (Confederaciones Rurales Argentinas) y Nicolás Pino (Sociedad Rural). 

Además, participaron de la reunión José Martins (Consejo Agroindustrial Argentino), Juan José Grigera Naón (Instituto de Promoción de Carne Vacuna), Dardo Chiesa (Mesa Nacional de Carnes), Juan Eiras (Cámara Argentina de Feedlot), Alberto Fantini (Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados), Mario Ravettino (Consorcio Propietarios de Carne). 

En tanto, junto a Kulfas y Basterra, acompañaron al Presidente la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, las secretarias Paula Español (Comercio Interior) y Vilma Ibarra (Legal y Técnica).

En el encuentro, en un ida y vuelta con casi todos los representantes que se sentaron en la mesa, Alberto F. reconoció no estar “ideológicamente de acuerdo” con un cepo a la exportación, pero apuntó que el alza de la carne, que registró un aumento del 76,2% en comparación a mayo de 2020, era “inadmisible” e “injustificable”. Un concepto que reforzó Kulfas en una conferencia de prensa posterior y que da cuenta de la estrategia oficial de plantar bandera en el inicio de la campaña: “El consumo de carne en la Argentina es emblemático, cultural, y es un tema que tenemos que trabajarlo adecuadamente. La prioridad es que no falte carne en la mesa de los argentinos”, explicó, al dar cuenta de la prohibición de comercializar al exterior asado, matambre, vacío, cuadrada, falda, tapa de asado y paleta y el cupo de un 50% del volumen mensual promedio exportado en 2020.

El cupo, exceptuadas la Cuota Hilton, la Cuota 481 y la Cuota Norteamericana, es un tema que inquieta a las entidades del campo, que lejos estuvieron de recibir el compromiso de Fernández de abrir las exportaciones como una oportunidad. 

“Peor aún -marcó Achetoni- si no baja el precio de la carne para consumo interno, tenemos la sentencia que no vamos a tener nunca la apertura de la exportación”. 

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir