La reina Midas de las start up, el primer empujón que fue de Satellogic a Autho

admin

11/07/2021

Emiliano Kargieman, fundador de Satellogic, la empresa de nanosatélites que compite con la NASA, suele decir que “la mejor manera de predecir el futuro es inventarlo”. Kargieman se unió a colosos internacionales para cotizar en el Nasdaq la bolsa de las tecnológicas y Satellogic, que ya lanzó 17 satélites al espacio, quedó valuada en US$ 850 millones.

En breve será el sexto unicornio argentino. Su operación es un ejemplo de la globalización: los programadores están en Buenos Aires; parte del software se hace en Israel, y la fábrica se instaló en la zona franca de Uruguay. Kargieman sueña con rodear la Tierra con una constelación de 300 satélites. Pero no hubiese podido dar un solo paso sin el capital semilla que le aportó un fondo local con oficinas en pleno Palermo.

Marta Cruz, de 62 años, es una emprendedora curtida en las crisis argentinas. De trato suave y muy locuaz, esta egresada en Administración de la UBA habla de su afán de aprender en un hogar con una madre cuentapropista y un padre ferroviario. Luego de años alternando entre corporaciones le llegó la hora de cambiar el chip y junto a sus socios Ariel Arrieta, Alex Busse y Gonzalo Costa fundó NXTP Labs y NXTP Ventures en 2011, una aceleradora y un fondo de capital de riesgo.

Emiliano Kargieman - CEO de Satellogic_(Crédito BernardoCornejo )
Emiliano Kargieman – CEO de Satellogic_(Crédito BernardoCornejo )

Para la aceleradora de start up se inspiraron en Y-combinator de Silicon Valley y armaron un modelo de armonización con un fuerte espíritu pedagógico para ayudar a crecer las ideas hasta convertirlas en posibilidades reales.

Un caso que se estudia en Harvard

Saltaron a la región con la selección de unas 150 start up de diversos sectores que abarcaban desde plataformas de comercio electrónico a juegos y desarrollo de software ayudando en distintos tipos de entrenamiento y con mentores especializados. Lo replicaron en San Pablo, México, Santiago de Chile, Medellín, Montevideo y San Francisco. El caso se estudia en Harvard.

Santiago Sosa, José Abuchaen, Alejandro Alfonso y Martín Palombo, de Tienda Nube
Foto: Fernando de la Orden
Santiago Sosa, José Abuchaen, Alejandro Alfonso y Martín Palombo, de Tienda Nube
Foto: Fernando de la Orden

Pero últimamente pusieron el foco en el fondo para convertirse en inversores en otra etapa con una mayor maduración. Poseen unos US$ 100 millones que provienen de organismos multilaterales como el BID o la CFI, el brazo financiero del Banco Mundial, de los llamados family office que manejan recursos privados.

Así están detrás de la chilena Betterfly una plataforma casi unicornio de Chile que premia las conductas saludables convirtiendo en donaciones a los más necesitados. Uno de sus orgullos es Tienda Nube que, en medio de la pandemia, ayudó a quienes bajaban la cortina a transformarse en 24 horas en una tienda digital. También estuvieron detrás de Autho el unicornio argentino experto en identificación digital adquirido en US$ 6.500millones. Afluenta, experta en microcréditos, Agrofy algo así como el mercado libre del campo, Ripio la plataforma de cripto monedas, Mural que permitió el trabajo colectivo desde el hogar, son algunas de las start up a las que Marta Cruz les puso el ojo y la plata. En sus diez años de vida , el fondo invirtió en 220 start up.

-¿En qué se fijan a la hora de elegir?

-En una idea que implique una solución innovadora. La clave es el equipo fundador y cómo funciona. Nos fijamos en la obsesión y el compromiso, en la capacidad de inspirar a otros y en comunicar la visión. Y es muy importante el conocimiento de lo que quieren hacer, el dominio de la técnica y la curiosidad intelectual para aprender y experimentar.

-¿Las crisis recurrentes en Argentina están frenando al mundo emprendedor?

-Entre los emprendedores el no me dejan hacer, el echar la culpa hacia afuera, no es común. Nacen en un contexto complejo con mirada global. Resuelven, tienen capacidad de resiliencia. Hasta hace 4 años el espíritu emprendedor en la Argentina era el mayor de la región. Pero no bajó ni la calidad ni la cantidad. Lo que ocurrió es que comenzaron a sobresalir países que estaban más quietos.

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir