Las claves del mail que le mandó Cecilia Nicolini a los fabricantes de la Sputnik V

admin

22/07/2021

El largo correo electrónico que Cecilia Nicolini, la asesora del presidente Alberto Fernández, le envió hace dos semanas a Anatoly Braverman, la mano derecha del titular del titular del Fondo Ruso de Inversión Directa, para reclamarle por la demora en la entrega de segundas dosis de la vacuna Sputnik V tiene varios pasajes clave. Estos son los principales:

  1. En principio, la carta desnuda los problemas que el Estado argentino tiene con el componente dos de la vacuna rusa, imprescindible para inocular a los millones de argentinos que tienen aplicada la primera dosis, entre ellos, muchos de grupos de riesgo. “Como le mencioné hoy, estamos en una situación muy crítica. Nosotros teníamos la esperanza de que, después de la conversación que tuvimos tú, Carla, Kirill y yo un par de semanas atrás, las cosas iban a mejorar. Pero han empeorado”, señala Nicolini en su carta.
  2. Además, el texto revela que en el contrato con el Estado ruso se privilegiaron las decisiones geopolíticas, más que la estrategia sanitaria, porque ocurrió en el momento en que se descartaban las negociaciones con los laboratorios de origen estadounidense, entre ellos, Pfizer, porque el Gobierno se negó a modificar la ley de vacunas en el sentido en que pedía esa compañía. Nicolini le recuerda a su interlocutor que la demora rusa obligó a cambiar esa estrategia política original, caundo le dice que Alberto Fernández firmó un DNU que permite “firmar contratos con empresas americanas y recibir donaciones de los Estados Unidos”.
  3. A su vez, el mail también muestra los problemas en los que está envuelta -y esos contratienpos podrían mantenerse- la fabricación local de vacunas Sputnik V en la Argentina. “Nos habían dicho que este proceso podría demorar entre 10 y 15 días. Es 7 de julio y todavía no está listo y no estará listo para el 9 de julio, como el Presidente les pidió amablemente, teniendo en cuenta los días que se necesitan”, dice Nicolini respecto de la aprobación rusa a las vacunas fabricadas en la Argentina por el laboratorio Richmond.
  4. El texto también deja en claro la preocupación de los funcionarios de Alberto Fernández por las consecuencias legales que podría acarrearles haber firmado contratos inclumplidos y que, en algunos casos, no contemplan penalizaciones ni resarcimientos. “Como también mencioné una vez, estamos soportando persecuciones legales como funcionarios públicos debido a estas demoras, poniendo en riesgo nuestro Gobierno”, dice Nicolini. En este sentido, se puede mencionar la causa que investiga la Justicia por la demora en las entregas de la vacuna de AstraZeneca.

Según datos oficiales, en el país se aplicaron 9.375.670 dosis del componente 1 y 2.493.160 del componente 2. Así, son 6.882.510 las personas que esperan poder completar el esquema de vacunación.

Mirá también

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir