Levantaba caballos y movía vagones con un dedo: el “Sansón canadiense”, el hombre el más fuerte del mundo

admin

07/09/2021

Por encima de personajes como Hércules o Sansón, y sin tener ningún tipo de relación con alguna divinidad, hubo un hombre que asombró al mundo por su fuerza, su apariencia y su templanza. El cine volvió a sacar a la luz su historia, pero sus hitos jamás fueron olvidados.

El 10 de octubre de 1863, en Saint Cyprien de Napierville, actualmente Canadá -pero en aquel momento un territorio independiente leal al Reino Unido– nació Cyprien-Cyr Noé. La fortaleza en sus brazos se empezó a desarrollar gracias a los trabajos encomendados en la granja familiar y en arduos campamentos madereros durante los fríos inviernos del norte de América, cuando era apenas un niño.

Impresionó a propios y extraños. Su fuerza era sobrehumana y no correspondía con alguien de su edad. Tenía apenas 12 años y sus compañeros lo miraban asombrados. Pero, por supuesto, la genética hizo lo suyo y aportó su parte para formar al “Sansón Canadiense“.

Louis Cyr pasó a la historia como el hombre más fuerte del mundo.
Louis Cyr pasó a la historia como el hombre más fuerte del mundo.

Fuerza sobrehumana: levantar un caballo

En 1878 se mudó junto a su familia a Lowell, Massachusetts, Estados Unidos. Cambió su nombre por Louis Cyr, porque era más fácil de pronunciar en inglés, e hizo lo que más sabía: imponerse a base de músculo. Con sólo 17 años ya pesaba 104 kilogramos. Un año después estaba presentándose ante una multitud en un concurso de fuerza.

El leñador se vio muy atraído, al igual que su familia, por los concursos populares de resistencia y fortaleza. En aquella ocasión levantó un caballo del suelo con su espalda. De ahí en más empezaron a tomarlo en serio. Además, su madre tuvo la idea de que se deje crecer el cabello, como Sansón en la Biblia, y ella misma lo rizaba regularmente. 

En sus años viviendo en los Estados Unidos, Louis trabajó en una fábrica textil, en una granja y en un taller de máquinas. Mientras tanto, completaba su día a día con fuertes entrenamientos de pesas y todo tipo de ejercicio físico, además de bailar y tocar el violín.

Una película canadiense del 2013 cuenta su impresionante historia.
Una película canadiense del 2013 cuenta su impresionante historia.

El “Sansón canadiense”

En 1882 retornó junto a su familia a Quebec. De vuelta en su tierra natal, se casó con Melina Courtois y comenzó a trabajar como leñador. Pero sus hazañas de fuerza se volvían cada vez más populares entre los campamentos de trabajo. Incluso se hizo muy conocido por la proeza de sacar del lodo en el que se había atascado a un carro repleto de trabajadores

Por otro lado, Cyr se retó con el hombre más fuerte conocido en la zona: David Michaud. El “Sansón canadiense” aplastó a su rival luego de levantar 99 kilogramos con una sola mano y 1.075 kg con la espalda. 

Ahora todas las miradas estaban sobre él. Por lo que decidió volver a los Estados Unidos en 1883 para buscar mejor suerte. Tuvo una pequeña gira en la que se creyó estafado por no haber ganado lo suficiente. Entonces, armó su propio espectáculo “The Troupe Cyr” con el que comenzó a recorrer Quebec.

Levantó a 18 hombres sobre su espalda y frenó el arranque de cuatro caballos con sus brazos.
Levantó a 18 hombres sobre su espalda y frenó el arranque de cuatro caballos con sus brazos.

El hombre más fuerte del mundo

Su padre lo ayudaba. Dio presentaciones en toda la provincia y fue un gran éxito. Poco a poco el público comenzó a adentrarse en el mundo del levantamiento y de los forzudos profesionales y compró el gran showman que Louis vendía. Se hizo muy popular y fue creciendo con el tiempo. Ya era el hombre más fuerte de Canadá, pero ahora quería ser el número uno del mundo.

Tuvo una vida de película. Trabajó como policía, compró una taberna restaurante e instaló un gimnasio para que él y otros forzudos puedan entrenarse. En un enfrentamiento cara a cara era muy difícil ganarle y algunos de sus récords todavía hoy son imposibles de romper, pese a la lejanía del tiempo.

Se ganó con creces el título del “hombre más fuerte del mundo“. Cuenta con increíbles hazañas, entre ellas levantar a 18 hombres solo con su espalda (un peso total de 1.976 kg) y mover un vagón de 242 kg con un sólo dedo.

En la "Plaza de los hombres fuertes" de Montreal se encuentra un monumento en honor a Louis Cyr.
En la “Plaza de los hombres fuertes” de Montreal se encuentra un monumento en honor a Louis Cyr.

Un héroe memorable

En 1891 dejó otra marca en la historia: logró frenar la fuerza de cuatro caballos. Dos en cada brazo jalando en direcciones opuestas. Su fuerza y resistencia sobrehumana también quedó registrada en 1891 cuando batió su propio récord al levantar 1.969 kg. Por otra parte, en 1893 aguantó dos toneladas y media sobre su espalda. Estas marcas hicieron del “Sansón canadiense” el hombre con mayor fuerza de la historia.

La vida de Louis Cyr fue llevada a la pantalla grande en 2013. La película canadiense, dirigida por Daniel Roby y protagonizada por Antoine Bertrand, fue multipremiada. Se basó en la biografía escrita por Paul Ohl, un libro publicado en 2005.

Lamentablemente la salud de Cyr comenzó a decaer antes de cumplir los 50 años. La alimentación excesiva, su gran peso y algo de inactividad también le jugaron una mala pasada. El 10 de noviembre de 1912 falleció en Montreal a causa de la enfermedad de Bright y multitudes se hicieron presente para despedirlo. En la actualidad Canadá recuerda a su héroe. Su nombre está hoy en plazas, municipios y en las estatuas que le rinden homenaje.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir