Ley de góndolas: cómo funciona y cuáles son las principales críticas

admin

19/05/2021

La secretaría de Comercio comenzará a aplicar la ley de Góndolas y entre algunas de las principales empresas hay preocupación sobre su factibilidad. Señalan desde problemas de diseño hasta cuestiones operativas que podrían provocar interrupciones de abastecimiento.

La normativa -que fue votada por legisladores de la administración anterior y la actual- busca que haya mayor cantidad de jugadores compitiendo en las góndolas de los supermercados. Impone límites a la participación de alguna empresa -que no puede tener más del 40% a 50% del espacio asignado a su categoría-, mientras que le abre el juego a Pymes o productos de la “economía popular”, es decir elaborados por movimientos sociales.

“El objetivo es brindar a  los consumidores una mayor oferta de productos en las grandes cadenas de supermercados, tanto física como virtualmente, y posibilitar que las PyMEs, cooperativas y emprendimientos de la agricultura familiar tengan un trato equitativo en el espacio que ocupen en las góndolas en comparación con las grandes compañías alimenticias”, resumen en Desarrollo Productivo.

La aplicación dentro de cada categoría puede implicar severas diferencias. En leche fresca, por ejemplo, la principal empresa (Mastellone) tiene repositores asignados en las sucursales más importantes de los supermercados. Allí, van reponiendo a medida que se van despachando los sachets, con el objeto de que las góndolas estén bien abastecidas.

Pero esa decisión empresarial solventa los costos si la compañía tiene la mejor exhibición y ventas altas, como sucede por su alta participación de mercado. En cambio, si le limitan el espacio, a la empresa ya no le será conveniente asignar repositores.

En los lácteos, algunos productos compensan en rentabilidad a otros que dejan menos ganancia. Foto: Mario Quinteros
En los lácteos, algunos productos compensan en rentabilidad a otros que dejan menos ganancia.
Foto: Mario Quinteros

“Si no se puede vender más del 40%, no tiene sentido tener repositores. ¿El resto del mercado está en condiciones de abastecer el 60% restante?”, aguijonea un consultor que trabaja con marcas de lácteos.

Desde los supermercados viven la ley de góndolas con cierta dualidad. “Por un lado, reduce la capacidad de negociación de determinados proveedores que son grandes, y eso nos conviene a las cadenas”, razonan los dueños de las góndolas. Pero, por otro, hay categorías donde no hay competidores. Será un trabajo del Gobierno desarrollarlos”, explican.

Las marcas de cuidado oral (pasta dental, cepillos) son pocas. Casi no tienen competencia. La ley dice que el 20% debe ser Pymes y un 5% de productos de la economía popular. Y eso no existe ahora, según dicen los ejecutivos de los supermercados.

No todas las categorías son iguales

La idea de la Ley de góndolas es que la mayor competencia ayude a bajar los precios. Pero trata a todas las categorías con cierta homogeneidad.

En lácteos, por ejemplo, las mismas empresas están en distintas categorías: leches, yogures, postres, mantecas, dulce de leche. En algunos productos ganan menos (leches), pero en otros la rentabilidad es más alta (dulce de leche).

Si les prohíbe el uso de determinados espacios -como punteras de góndola o islas, donde los productos tienen más visibilidad-, pueden enfrentar mayor competencia en los artículos redituables, pero no en los menos redituables.

De esa forma, para la empresa será una falta de incentivos estar en la categoría donde gana menos. Eso puede conducir al desabastecimiento.

Cada categoría deberá contar con al menos cinco proveedores distintos y que ninguno supere el 30% del espacio de exhibición en góndolas; por cada categoría tiene que haber al menos un 25% de espacio de exhibición en góndolas para micro y pequeñas empresas; y al menos un 5% de espacio de exhibición en góndolas para empresas de agricultura familiar/campesina/indígena y sectores de la economía popular”, detallan desde el Gobierno.

“Además, en los exhibidores que están al lado de las cajas del supermercado la mitad del espacio tiene que destinarse a micro y pequeñas empresas, mutuales y cooperativas”, agregan.

El Gobierno habla de mandar inspectores. Sin embargo, pareciera que falta un manual sobre cómo será el funcionamiento, porque no está claro. Hay zonas grises. ¿Hay que dejar un 25% de las góndolas vacías si no hay productos de Pymes y productos de la economía popular”, plantean en el comercio minorista.

En los supermercados se preguntan qué pasa si no hay proveedores para una categoría de productos: ¿deberán dejar la góndola vacía? Foto Andrés D´Elía
En los supermercados se preguntan qué pasa si no hay proveedores para una categoría de productos: ¿deberán dejar la góndola vacía? Foto Andrés D´Elía

El alcance de la legislación es para sucursales de más de 800 metros cuadrados. Eso dejaría el terreno libre para que los principales proveedores se sigan concentrando en las tiendas más pequeñas, a las que no las comprendería ese límite.

“Las empresas trabajamos con escalas. Las negociaciones con los supermercados son permanentes. Uno pone un producto en oferta, puede perder dinero, pero lo compensa con otro que tiene mayor margen. Esa es una dinámica constante. Si la idea del Gobierno es limitar eso, el resultado puede ser impredecible”, confiesan en una multinacional.

En algunas Pymes que siempre quisieron entrar a supermercados y no pudieron hay satisfacción por esta legislación. La ven como una plataforma para una competencia más equitativa.

Se está viendo en algunas categorías que hay mayor cantidad de marcas, que incluso relegan a algunas históricas, como está sucediendo en bebidas gaseosas. Pero en mucho segmentos solo están los grandes jugadores, no hay competencia”, razonan en otro supermercado.

Hay categorías donde las barreras de entrada son elevadas. Requieren una inversión importante. Para que las Pymes puedan ingresar allí, en el sector creen que necesitarán algún estímulo por parte del Estado. “No creo que las empresas de afuera quieran venir a competir a la Argentina atraídos por la ley de Góndolas. Más bien lo contrario”, plantean en una firma de bebidas.

NE

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir