Los 30 partidos de Lionel Scaloni en la Selección: balance, aciertos y cuentas pendientes

admin

22/06/2021

En la cabeza de casi nadie pasaba la idea, allá en esos días de desconcierto pos desvinculación de Jorge Sampaoli ante la frustración del Mundial de Rusia en 2018, que el nuevo director técnico de la Selección Nacional podía ser Lionel Scaloni, que apenas comenzaba a adentrarse en el mundo de los entrenadores siendo colaborador justamente del Pelado de Casilda. Se venía el tradicional torneo juvenil de L’Alcudia y Claudio Tapia tuvo la ocurrencia de pedirle al nacido en Pujato si quería cubrir el hueco. El flamante DT aceptó y terminó siendo campeón de ese certamen. Y lo que para una gran mayoría resultaba descabellado, comenzó a tomar forma desde ese momento en las entrañas de la AFA.

La proximidad de la Copa América, la idea dirigencial de aplicar un recambio profundo y el poco tiempo para hacer todo eso hicieron que Scaloni asumiera interinamente en la Mayor y se pusiera al frente del casting para encontrar a los intérpretes de la nueva era. Paso a paso, el ayudante se fue haciendo DT y de pronto ya cumplió 30 partidos comandando a la Argentina. El 1-0 contra Paraguay del lunes en Brasilia fue la trigésima presentación del ex volante de 43 años, que está secundado por Pablo Aimar, Walter Samuel y Roberto Ayala en su cuerpo técnico.

Hasta acá, disputó 15 encuentros por los puntos y 15 amistosos, con 17 victorias, nueve empates y apenas cuatro caídas. Su equipo marcó 52 tantos y le convirtieron 22. Se subió al tercer puesto del podio en la Copa América de Brasil de 2019 y marcha segundo en las vigentes Eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar 2022. Lleva una seguidilla de 16 duelos invicto: la última derrota fue ante Brasil en Belo Horizonte en la semifinal de la mencionada Copa de hace dos años. Desde allí pasaron 721 días y coleccionó nueve triunfos y siete empates. Y contando.

Scaloni asumió como interino, pero convenció a Tapia y fue ratificado de cara al Mundial. Foto: AFP
Scaloni asumió como interino, pero convenció a Tapia y fue ratificado de cara al Mundial. Foto: AFP

A lo largo de estas tres decenas de cotejos, Scaloni se adentró en un camino ascendente hasta llegar a un presente que exige consolidar un equipo y una idea de juego que aparece de modo intermitente y no termina de entregar la confianza necesaria para “dar el golpe”, como dijo Lionel Messi antes del debut en esta Copa América que encuentra a la Selección ya clasificada a los cuartos de final.

Su gran acierto fue sin duda encabezar el casting para la renovación que se imponía luego del final de una generación que marcó una etapa importante. Fue una tarea fina la de seleccionar, probar y definir a los nombres que estén a la altura de iniciar un nuevo ciclo. En total lleva convocados a 78 futbolistas, de los cuales 36 fueron debutantes con la camiseta celeste y blanca.

La Copa de 2019 fue un punto de inflexión: durante esa competencia en la que fue de menor a mayor, Scaloni encontró la base que jugadores que perdura hasta hoy y se dio otro gran paso: se forjó un grupo humano sólido con Messi como líder absoluto y varios nombres que sin dejar de admirarlo buscaron tratarlo como uno más para que la mochila de cemento de otros tiempos ya no sea un lastre tan pesado como negativo.

Scaloni en el festejo de gol de Martínez, en La Paz. (AFP)
Scaloni en el festejo de gol de Martínez, en La Paz. (AFP)

De a poco, fue subiendo peldaños; sin embargo, en este regreso a la acción tras un parate de siete meses, y cuando todo indicaba que había puestos que tenían un dueño fijo, algunas dudas resurgieron. Y nombres que tenían un lugar asegurado, de pronto quedaron afuera del último filtro, como Lucas Ocampos y Juan Foyth. Y el panorama del equipo, al margen de que no pierda, se vuelve difuso.

Desde el cambio de manos del arco (de Franco Armani a Emiliano Martínez), a las numerosas modificaciones en toda la línea defensiva, que tuvo la grata aparición de Cristian Romero, quien le gana la pulseada a Lucas Martínez Quarta para acompañar a Nicolás Otamendi en la zaga central. Los laterales también fluctúan. En el medio, la entrada de Guido Rodríguez equilibró la marca, pero ¿seguirá en el equipo? Y arriba, donde todo está bastante más claro, la racha negativa de Lautaro Martínez podría abrir el juego a posibles alternativas.

La idea de presionar y asumir el rol protagónico se concreta en los primeros tiempos, pero se desinfla después y eso no le permite redondear la solvencia necesaria. Por ahora, con eso le alcanza a Scaloni, que presenta un balance positivo en 30 partidos, aunque sabe que tendrá que ajustar de inmediato las clavijas sueltas para continuar en evolución.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir