Los chicos, la droga, el alcohol, y el ejemplo esquivo

admin

08/09/2021

Recuerdos de uno de mis escritos del 2018. Pero que se parece mucho a la actual. Los chicos crecen y se hacen adultos mirándonos. Somos ejemplo a seguir. No nos extrañemos de sus formas de proceder o actos a medida que se desarrollan, ya que esas conductas son lo que reciben desde la niñez. Pero hay elementos externos que también “maman”.

Y son situaciones que van introyectando a lo largo de su existencia. Como lo que dijo la ministra de Educación de San Luis, que cuenta en un video sus experiencias en Holanda. Dice que “estuvo fumada”, “que lo pasaron muy bien”, que “vieron algo allí que por suerte no consumieron porque estarían en Marte”. Se ha dicho siempre que la primera pauta de educación comienza en la familia. Y que la escuela es la segunda que continúa con esta tarea.

¿Cómo hacen las familias para alejar a los pibes de la droga y el alcohol si reciben estos mensajes de parte de alguien que tiene que dar ejemplo de conducta? La psicóloga Claudia Messing plantea la idea del “chico simétrico, que copia todo a sus padres”.

Y agrego, de su entorno. Dice que la falta de límites, de censura y el cuestionamiento a la autoridad los hacen creer que poseen facultades para ser “adulto”. La juventud, los chicos, son transgresores por naturaleza y no me extrañaría que muchos sigan al pie de la letra las palabras de esa ministra.

Lidia B. Fontela / lbfontela@yahoo.com.ar

El cierre de la Embajada de Dinamarca en Argentina

Escribo por el cierre de la Embajada de Dinamarca en nuestro país. Mi última función diplomática que cumplí en el exterior fue ser el embajador argentino en esa nación, entre los años 2010 y 2012. La decisión del gobierno danés de cerrar su representación diplomática en la Argentina no reducirá la fortaleza de los vínculos existentes entre las dos naciones y sus pueblos.

Deseo recordar que la Argentina y Dinamarca establecieron sus relaciones bilaterales en el año 1840 y nuestro país tuvo el privilegio de ser uno de los dos Estados americanos junto con EE.UU. en recibir contingentes inmigratorios de ese reino que aportaron su vocación de trabajo y sus esfuerzos en impulsar el desarrollo social, económico y cultural de la Argentina.

Así como el gobierno danés cerró su representación diplomática en una oportunidad y pocos años después reconsideró su decisión y reabrió su embajada en Buenos Aires, no podemos descartar que en un futuro no lejano la reabra para continuar fortaleciendo los vínculos mas diversos en beneficio de ambos Estados.

Antes de concluir, deseo recordar como evidencia de la relación histórica entre ambas naciones, la última visita oficial en marzo del año 2019, realizada por la Reina Margarita, acompañada por su hijo, el príncipe heredero Federico, quienes viajaron también a la ciudad de Tandil, para conmemorar el arribo y el asiento de los primeros inmigrantes daneses en la Argentina.

Raúl Ricardes / EMBAJADOR (J)

De elecciones y el valor de la palabra “que se perdió”

En esta próxima votación, elegir sin presiones, en libertad de pensamiento, es una cuestión muy importante para la Argentina como República. Quiero ser claro, porque querer construir una democracia republicana no es de derecha, ni neoliberal.

Primera cuestión. Ninguna persona debe ejercer el poder total del Estado (monarquía, autarquía, dictadura). Es necesario un equilibrio de las instituciones que se supervisen mutuamente y que, a su vez, nosotros, los ciudadanos podamos controlar con nuestro voto.

A mi entender los gobernantes actuales ejercen su cargo de cualquier manera. Populismo puro y conocido. “Miente, miente que algo quedará”. No obedecen las leyes ni se hacen responsables por sus incumplimientos, ni reciben sanciones. Son intocables.

Tratando de ser objetivo me pregunto como ciudadano común y jubilado, ¿qué nos pasa que no atinamos a ponerle freno a tantas injusticias?. ¿Qué ocurrió de aquella generación de inmigrantes y criollos que llegaban para construir un gran país?

Cada día más destruidos. Sin Justicia. Las bandas de los narcos como si nada mientras una generación de jóvenes se ahoga en el consumo de drogas. Triste y desolador futuro.

Sólo me queda una opción: ir a votar este domingo 12, recordando las malicias, las contradicciones y graves errores con las vacunas (VIP incluidos), en la economía, la inflación, educación y en lo político. Votar a conciencia por algo distinto. Más de esto, no. ¡Basta, ya!

No tengo dudas. Si pierden la mayoría en el Congreso gana la democracia y arrancamos de nuevo. Eso espero, eso deseo, eso necesitamos.

Jorge Remunian / jorge.remunian@hotmail.com

Quién no recordará alguna anécdota contada en charlas de sobremesa respecto al valor de la palabra.

Innumerables las hay, y de todo tipo. Desde aquel que pretendía dejar un cheque, o un valor (el reloj, por caso) porque no tenía el dinero suficiente para pagar una cuenta encontrándose con la abrupta respuesta del acreedor/vendedor que interrumpía sus excusas con un, “me basta con su palabra, no se hable más”, y así concluía el recuerdo.

O aquél otro que recordaba una discusión acalorada donde alguna de las partes irrumpía con vehemencia con un “si lo que está en juego es la veracidad de lo que he dicho, sepan señores que no he puesto a consideración una simple afirmación, porque detrás de ella está en juego “mi palabra” (y allí se terminaba la discusión porque nadie se atrevía a desconfiar del valor de la palabra).

Es muy grave lo que ha sucedido con la aparición de fotos que contradicen lo que con tono de entronización sostuvo el Presidente ante las cámaras de televisión para desmentir y con ello denostar a la oposición que, tozudamente buscó en registros de entrada de la quinta presidencial para decirle a la gente que allí, donde se dijo que no había habido festejos, los hubo.

Muchos van a entrar en la trampa de discutir “cuán grave, o no” era festejar el cumpleaños de la esposa del Presidente en la casa que alberga a los jefes de gobierno durante su mandato, pero aquellos que sepan discernir sobre el daño a la credibilidad de un Presidente, coincidirán en que, por encima de esa mentira para negar que hubiera sucedido lo que finalmente quedó en evidencia sucedió, llegarán a la conclusión de que lo que ha quedado herido de muerte es “el valor de la palabra”.

Otto Schmucler / oschmucler@gmail.com

El domingo próximo que no nos gane la desidia ni la falta de voluntad, vayamos a votar. La única forma de ser parte de la solución de nuestros problemas es esta.

Seamos responsables de nuestro destino, la democracia tiene sus fallas, pero peor es no tener opciones.

Honremos la libertad de poder elegir.

Susana Mastronardi / susumastro@gmail.com

“Mucha gente no se anima a hablar de ataques de pánico”

Por algún hecho traumático en el pasado que muchos hemos vivido, padecemos lo que se llama síntomas del “ataque de pánico”, que solo lo conocen quienes lo padecen.

Se manifiesta por varias situaciones, sitios cerrados, un vehículo que no conducimos, una puerta que se traba, visitar un shopping, desorientarnos con la salida, una reunión de negocios o de trabajo en el trigésimo quinto piso de un rascacielos, ascensor, subte, tren, bondi, resonador, embotellamientos, garajes subterráneos, avión, buses o el mismísimo silencio que termina abrumándonos.

Así, un montón de inconvenientes que terminan por convertir la vida en un caos, sobre todo con el agravante de la pandemia. La gente no se anima hablar del tema cree que no mencionándolo se cura, a mi modesto entender lo padece el 30% de la población, es una discapacidad más que pocos tienen en cuenta, lo indicado es la asistencia psicológica y la mejor terapia es no tener miedo de hablarlo descubrirán no ser los únicos que lo padecen.

Roberto Sánchez / sanchezroberto03@yahoo.com.ar

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir