Luis Nery vs Brandon Figueroa: una pelea estelar con poca prensa, pero que promete mucho

admin

14/05/2021

No cantará Pepe Aguilar. No habrá bailarines, mariachis, fuegos artificiales ni toda la parafernalia que el pasado fin de semana acompañó la presentación de Saúl Canelo Álvarez en Arlington. Sin embargo, el combate que este sábado encontrará a otros dos hombres de sangre mexicana sobre el cuadrilátero del Dignity Health Sports Park de Carson (California) promete ser uno de los más atractivos del año: Luis Nery y Brandon Figueroa unificarán los títulos de la división supergallo del Consejo Mundial de Boxeo y de la Asociación Mundial de Boxeo en una velada que podrá verse desde las 23 por ESPN 3.

Nery, que expondrá por primera vez el cinturón del CMB que obtuvo en septiembre del año pasado al derrotar por puntos a Aaron Alameda, parte como favorito, aunque también porta un gran signo de interrogación sobre su cabeza. La duda radica en la condición física en la que llegará al compromiso este noqueador de 26 años que ganó sus 31 combates profesionales (24 antes del límite).

Luis Nery ganó el título supergallo del CMB al derrotar a Aaron Alameda en septiembre de 2020. (Foto: Showtime)
Luis Nery ganó el título supergallo del CMB al derrotar a Aaron Alameda en septiembre de 2020. (Foto: Showtime)

Hasta el momento, el rival más tenaz que debió enfrentar durante su carrera el tijuanense fue la balanza: varias veces pasó las de Caín para dar el peso cuando militaba en la categoría gallo e incluso un par de veces fracasó en el intento. De hecho, perdió el título del CMB de las 118 libras a principios de 2018 por excederse 3 libras (1,360 kilos) antes de su pelea con el japonés Shinsuke Yamanaka en Tokio.

Después de otro traspié en la báscula en noviembre de 2019, antes de una eliminatoria con el puertorriqueño Emmanuel Rodríguez, Nery decidió dar el salto a las 122 libras y conquistó el cetro vacante del Consejo ante Alameda, aunque después de esa deslucida presentación (que además cortó una racha de 11 nocauts consecutivos) se separó de Eddy Reynoso, el entrenador de Canelo Álvarez, y volvió a trabajar con su anterior técnico, Israel Ramírez. Ahora deberá demostrar que conserva su pegada en esta categoría.

“Creo que se están dejando llevar por la última pelea que vieron de mí, en la que no tuve un gran entrenamiento, no fue una gran preparación. Ahora estoy de nuevo con Ismael y mi poder se va a ver el sábado. No quiero decir nada aquí, pero lo van a ver el sábado”, avisó el Pantera en la conferencia de prensa del jueves.

Su rival será un joven que atesora una foja de servicios casi impecable (logró 21 victorias -16 por la vía rápida- y 1 empate) y que, a primera vista, no da el physique du rol de un púgil. Integrante de una familia de origen mexicano vinculada a los cuadriláteros (su padre, Omar, es su entrenador y su hermano mayor, Omar Jr., también es boxeador profesional y fue campeón ligero del CMB), Figueroa evita las declaraciones explosivas, no se prende en contiendas verbales con sus rivales y a menudo sonríe con su rostro de galán de tira juvenil que le valió el apodo de Heartbreaker (Rompecorazones).

En su última defensa del título supergallo de la AMB, Brandon Figueroa noqueó a Damien Vázquez. (Foto: Showtime)
En su última defensa del título supergallo de la AMB, Brandon Figueroa noqueó a Damien Vázquez. (Foto: Showtime)

Nacido hace 24 años en Weslaco (Texas), el joven Brandon conquistó el título interino supergallo de la AMB en abril de 2019, cuando noqueó al venezolano Yonfrez Parejo en Carson, y desde entonces lo defendió tres veces, una de ellas ante el mendocino Javier Chacón. Desde octubre de 2019, es considerado campeón regular por el organismo con sede en Panamá, que también reconoce como supercampeón al uzbeko Murodjon Akhmadaliev.

Figueroa es un púgil veloz, frontal, que combina bien los golpes y que trabaja muy bien en la corta distancia, pese a su altura (1,75 metros) y su alcance (1,83 metros), bastante infrecuentes para esta categoría. Con esas cualidades intentará poner en cuestión el favoritismo de su adversario, que considera inapropiado.

“Siento que mucha gente me subestima, pero eso dejará de suceder después del sábado”, advirtió el texano. Y añadió: “Nery es un peleador duro, tal vez sea mi prueba más difícil, pero él nunca ha enfrentado a alguien tan grande y tan fuerte como yo. Tengo 24 años, así que es hora de que empiece a pelear contra estos rivales de clase mundial y me demuestre que pertenezco a ese grupo”.

Como si este reto no fuera suficiente para ambos contendientes, Premier Boxing Champions, la promotora de la velada, ya tiene apuntado en su calendario que el vencedor enfrente en septiembre al estadounidense Stephen Fulton, monarca supergallo de la Organización Mundial de Boxeo, en un duelo en el que se pondrían en juego los tres cinturones. Para añadirle algo de morbo a la contienda del sábado, Fulton estará sentado en el ring side del Dignity Health observando a su futuro rival.

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir