Messi, un caballero: cómo frenó a De Paul en plena euforia para no faltarle el respeto al Brasil de Neymar

admin

12/07/2021

Hay que ser grande en las derrotas. Y aún más grande en los triunfos. Eso demostró Lionel Messi apenas la Selección Argentina se consagró en el Maracaná tras vencer 1-0 a Brasil en la final de la Copa América.

En plena euforia, mientras los jugadores cantaban el clásico “dale campeón, dale campeón”, Rodrigo De Paul quiso cambiar el cantito y comenzar con otro clásico: el “brasilero, brasilero…”. Pero Messi, ben atento a la situación, lo frenó en seco.

“No, no”, le dijo con la voz y con el dedo índice moviendo de un lado al otro. Y se fue de la montonera para cortar el momento de euforia. De Paul, genio y figura en la noche histórica en Río de Janeiro, paró.

Una señal del liderazgo, y también de la caballerosidad, del capitán argentino, que así le mostró respeto al rival vencido, el Brasil de Tite y Neymar, en un momento en que las emociones suelen traicionar a la razón.

La acción de Messi se dio antes de que levantara por primera vez una copa con la Selección y mucho antes de que mostrara que la rivalidad en la cancha queda ahí, tal como quedó registrado con la conmovedora charla que sostuvo su amigo Neymar y con Leandro Paredes antes de volver a los camarines.

Sentados en las escalinatas de la antesala de los vestuarios, los dos argentinos y el brasileño conversaron animadamente y Neymar recuperó la sonrisa que lógicamente se le había borrado en su momento al ser derrotado en su propio país y quedarse con la espina clavada de no poder ganar títulos con la selección mayor. Sí, el mismo estigma que perseguía hasta este sábado a Messi.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir