Mirtha Legrand cumple 94 años

admin

23/02/2021

Este martes 23 de febrero cumple 94 años Rosa María Juana Martínez Suárez, más conocida como Mirtha Legrand, “La Chiqui”, la diva de los almuerzos. O, para decirlo con todas las letras: la reina madre de la televisión argentina.

Nació en Villa Cañás, Santa Fe, el 23 de febrero de 1927, melliza de María Aurelia Paula Martínez Suárez. Años más tarde, el mundo la conocería con el seudónimo de Mirtha Legrand. Su hermana sería para siempre Silvia Legrand, o Goldie.

Glamorosa, polémica, amada y criticada: única en lo suyo. Construyó a lo largo de casi ocho décadas una carrera que incluyó decenas de películas, obras de teatro, radio y sobre todo, televisión, su segundo hogar.

Diva récord. Difícil encontrar en el mundo una actriz y conductora con siete décadas de actividad. FOTO: MARTÍN BONETTO
Diva récord. Difícil encontrar en el mundo una actriz y conductora con siete décadas de actividad. FOTO: MARTÍN BONETTO

Al frente de sus clásicos almuerzos, desde 1968 Mirtha batió todos los récords. A pesar de algunas interrupciones en distintos años y por diferentes pantallas, su ciclo marcó un antes y un después en la televisión argentina.

Si 2020 fue un año difícil para todo el planeta, para Mirtha fue especialmente complicado. Por su edad, la pandemia la obligó a mantener una reclusión estricta, por lo que tuvo que dejar su programa transitoriamente en manos de su nieta, Juana Viale.

Pero lo más duro fue la muerte, el 1ro de mayo, de su querida hermana melliza, Goldie. Mirtha no pudo ir a despedirla al velatorio porque su fallecimiento se dio en el momento más estricto de la cuarentena.

Mirtha Legrand con barbijo: estuvo la mayor parte de 2020 recluida. FOTO: ARCHIVO CLARIN
Mirtha Legrand con barbijo: estuvo la mayor parte de 2020 recluida. FOTO: ARCHIVO CLARIN

Por eso el 20 de diciembre, cuando volvió a la tele tras nueve meses de ausencia, uno de los primeros gestos que tuvo en su reaparición fue dedicarle el programa a Goldie. Cabe recordar que un año antes, el 17 de agosto de 2019, había muerto su otro hermano, el cineasta José Martínez Suárez.

En estos días, Mirtha fue noticia por el rumor que indicaba que se había dado la vacuna contra el coronavirus antes del momento en el que le correspondía, algo que ella misma se encargó de desmentir.

En diálogo con Clarín, negó esas versiones y destacó que si bien está predispuesta a darse la vacuna para combatir el coronavirus, no quiere ningún tipo de privilegio por sobre ningún ciudadano.

La conductora confirmó que se anotará para vacunarse y que no recibirá la dosis en su casa: “No es verdad. ¡En absoluto! Iré a vacunarme donde me corresponda. ¡¡¡Sin ningún privilegio!!! Esperé pacientemente a que anunciaran la vacunación a mayores de ochenta”.

Los 94 años de Mirtha son noticia sobre todo porque están vigente. Sigue haciendo historia, una historia que empezó allá por 1940, cuando apareció en Educando a Niní

Fue su debut en el cine y el inicio de su carrera profesional. Su participación fue como extra junto a su hermana melliza Silvia, a los 14 años, en el filme protagonizado por Niní Marshall y que dirigió Luis César Amadori. Mirtha venía de ser elegida Reina del Corso y ésa fue una oportunidad para dar el primer paso en el cine, interpretando a una alumna, igual que su hermana. 

Al año siguiente, 1941, llegaría su primer protagónico, Los martes, orquídeas, que sería su consagración como estrella juvenil. Con dirección de Francisco Mugica, Mirtha protagonizó la típica comedia romántica que caracterizaba al cine argentino de entonces.

En este filme compartió elenco con estrellas consagradas como Juan Carlos Thorry y Zully Moreno, entre otros. Siempre cuenta que llegó al cine con su mamá, que no la conocía nadie y esa noche volvió a su casa en limusina.

Por La pequeña señora de Pérez, una comedia de 1944 dirigida por Carlos Hugo Christensen, ganó el premio Cóndor Académico como mejor actriz protagónica. También volvió a compartir elenco con Juan Carlos Thorry.

Y empezó sus roles en las llamadas comedias blancas de la época de oro del cine argentino. El éxito de la película fue tal que al año siguiente filmaron La señora de Pérez se divorcia.

Otro hito de su legajo cinematográfico sería La pícara soñadora, de 1956. Encarnó uno de los personajes naif que quedaron en la historia del cine argentino y en el que compartió pareja de ficción con un joven Alfredo Alcón.

La comedia tuvo, a lo largo de los años, varias versiones televisivas en la Argentina y en México. El amor platónico de la historia tuvo rumores de romance verdadero en las revistas del corazón de la época.

“Nos inventaron muchos romances a nosotros dos”, le dijo La Chiqui a Alfredo alguna vez en la mesa de sus almuerzos. “¡Ojalá lo hubiésemos tenido!”, se animó a confesar entonces.

El de La patota (1960), dirigida por su marido Daniel Tinayre, fue uno de los roles más dramáticos que interpretó, cambiando el perfil de los personajes que venía interpretando. La historia de la profesora violada por sus alumnos causó en su momento un gran impacto. El filme tuvo en 2015 una remake con Dolores Fonzi en el rol principal, dirigida por Santiago Mitre.

En 1966 tuvo una de sus primeras incursiones en la incipiente televisión, con Carola y Carolina. Fue el reencuentro con su hermana Silvia: volvieron a trabajar juntas como en sus inicios. En la ficción, Carola (Silvia) y Carolina (Mirtha) eran dos detectives. En el ciclo que emitió Canal 13 también actuaban Tincho Zabala y Osvaldo Terranova.

Pero el año clave fue 1968. En un mundo convulsionado por el Mayo Francés y la Primavera de Praga, debutó con su programa emblemático, Almorzando con Mirtha Legrand, que todavía sigue al aire.

Fue el comienzo de un formato por entonces desconocido, por el que nadie apostaba demasiado. Y terminó convirtiéndose en un clásico de la televisión local y marcando un récord en la televisión mundial, con 50 años en el aire (que celebró hace dos años).

Por su mesa, a lo largo de los años y en distintos canales (arrancó en Canal 9, pasó Canal 13, luego ATC y también América hasta volver a El Trece donde ahora hace sus cenas de sábados y almuerzos de domingo), pasaron cientos de invitados.

Políticos, artistas, intelectuales, famosos y no famosos, siempre polémica Mirtha ya lleva más de siete mil emisiones comiendo ante cámaras. En 2007, un video que mostraba el detrás de cámara del programa, coló a una Mirtha furiosa que discutía con su marido y con los técnicos. “¡Carajo, mierda!” fue el exabrupto final que se volvió un latiguillo y volvió más cercana su figura de diva. 

Su carrera transcurrió mayormente en el cine y la televisión. Pero el teatro también la tentó y en 1970 protagonizó su gran éxito teatral, 40 quilates, junto a un entonces principiante Arnaldo André a quien, junto a Daniel Tinayre, vieron actuar en el Off y llamaron para esta obra que se presentó en El Nacional.

En 1990 protagonizó Potiche, la que hasta ahora fue su última obra en un escenario. Allí también la dirigió Daniel Tinayre y aunque en 2018 el productor Carlos Rottemberg la tentó con volver a un escenario, ella asegura que Potiche marcó su retiro del teatro.

Su regreso triunfal a la ficción televisiva después de 46 años se produjo en 2012, con La Dueña. En la miniserie su personaje se llamaba Sofía Ponte, una poderosa empresaria del rubro cosmético.

Compartió elenco con Florencia Bertotti, Benjamín Vicuña y Fabián Vena. Aunque “La Chiqui” asegura que no tenía nada suyo, el personaje se parecía bastante a ella y estaba lleno de guiños cómplices para el público.

POS

Mirá también
Mirá también

Lo leiste en FMVoz

La programación renovada de LN+ y su rating

La programación renovada de LN+ y su rating

Esta semana, el canal de noticias LN+ inaugura una nueva etapa con una programación renovada y la llegada de un nuevo plantel de periodistas que se suma al equipo que ya forma parte de la señal. Entre las incorporaciones están Alfredo Leuco, Eduardo Feinmann y Jonatan...

0 Comments

Dejá una respuesta