NBA: El pedido de Tim Duncan para que Manu Ginóbili ingrese al Salón de la Fama

admin

16/05/2021

Millones de argentinos vienen siguiendo lo hecho por Facundo Campazzo, Gabriel Deck y aguardan las llegadas a la NBA de Luca Vildoza y Leandro Bolmaro. Sin embargo, todavía extrañan los tiempos gloriosos de Manu Ginóbili en San Antonio Spurs. Y es lógico: el bahiense hizo historia de la grande.

Para ello contó, en los ya icónicos equipos de Gregg Popovich, con dos aliados dentro de la cancha que se convirtieron en amigos fuera de ella: Tim Duncan y Tony Parker. El primero de ellos ingresó este sábado, entre otros y junto a Kevin Garnett y Kobe Bryant (cuya esposa regaló un emotivo discurso), al Salón de la Fama.

Y en sus palabras al aceptar el ingreso a este selecto grupo que congrega a los mejores de todos los tiempos, el nacido en las Islas Vírgenes, que fiel a su timidez aseguró estar viviendo el momento de “mayor nerviosismo” de su vida, pidió por Manu.

A Bryant, Duncan y Garnett se les unieron la entrenadora tres veces campeona de la NCAA Kim Mulkey; el coach dos veces campeón de la NBA Rudy Tomjanovich; la cuatro veces medallista de oro olímpica Tamika Catchings; el tres veces entrenador en el Final Four Eddie Sutton; Barbara Stevens, quien ganó 1.000 partidos; así como el secretario general de la FIBA Patrick Baumann.

Bryant, Garnett, Duncan y Catchings suman 58 selecciones al Juego de Estrellas. Mulkey, Tomjanovich, Sutton y Stevens suman más de 3.000 triunfos como entrenadores. Baumann, admirado dirigente, es largamente reconocido por sus esfuerzos en añadir al básquet 3×3 al programa olímpico.

La camiseta de Tim Duncan fue la última retirada por San Antonio Spurs antes del turno de Manu Ginóbili. Foto AP Photo/Eric Gay
La camiseta de Tim Duncan fue la última retirada por San Antonio Spurs antes del turno de Manu Ginóbili. Foto AP Photo/Eric Gay

Bryant no fue el único que ingresó de manera póstuma. Sutton y Baumann lo acompañan. El hijo de Sutton, Sean Sutton dio un mensaje grabado en nombre de su padre; el hijo de Baumann, Paul y su hija Bianca, hicieron lo mismo por su padre.

Al momento de subir al estrado, Timmy-D se mostró como un más que aceptable orador, incluso simpático y divertido más allá de la timidez siempre presente.

“Manu Ginóbili, Tony Parker. No puedo esperar verlos a ustedes acá arriba. Y no estar yo”, dijo Duncan entre risas antes de hacerles un reconocimiento más en serio: “Fue un honor compartir una cancha con ustedes. Gracias por su amistad, gracias por esta hermandad y por todas las experiencias compartidas”.

Así como ocurrió con el retiro de la camiseta de Manu en San Antonio, que se dio por descontado desde el día en que el argentino anunció su retiro, también será sólo cuestión de tiempo que se convierta en el primer representante albiceleste en ser ingresado al Salón de la Fama de la mejor liga del mundo.

Alejado del profesionalismo desde 2018, el bahiense podrá ser elegido recién en 2023, ya que deben pasar cuatro temporadas desde el retiro y a partir de la quinta se puede incluir a alguien en la lista de candidatos.

Con el look de rastas que lo acompaña hace tiempo y que contrasta con el pelo casi rapado que lució durante gran parte de su carrera (lo que también aporta a la imagen descontracturada que ofrece actualmente), Duncan también le dedicó un párrafo especial a Popovich, el padre de la criatura de los Spurs, el hacedor de un equipo que se metió entre los grandes de la historia de la NBA.

Tim Duncan junto al hombre con el que conformó la dupla conocida como "Las Torres Gemelas" de San Antonio: el "Almirante" David Robinson. Foto Reuters
Tim Duncan junto al hombre con el que conformó la dupla conocida como “Las Torres Gemelas” de San Antonio: el “Almirante” David Robinson. Foto Reuters

“Coach Pop… Se va a enojar”, comentó el ex ala pivote, a quien apenas empezó a hablar del entrenador se le empezó a entrecortar la voz y se le empezaron a acumular las lágrimas en sus ojos.

“Después de elegirme en el draft, vino a mi isla. Se sentó junto a mis amigos, a mi familia… Habló con mi papá. Yo creí que eso era normal. Pero no lo es. Usted es una persona excepcional“, dijo el exjugador con la voz quebrada.

“Gracias por enseñarme sobre el básquet, pero incluso más allá de eso, por enseñarme que no todo es el básquet. Por enseñarme que esto se trata de lo que pasa en el mundo, en la familia… Gracias por todo“.

El viejo entrenador de los Spurs, incluso, faltó al penúltimo partido de su equipo, que ya tiene asegurado un lugar en el play-in (la ronda previa para definir si ingresa a playoffs) ante Phoenix Suns (derrota 103-140), para asistir a la ceremonia llevada a cabo en Uncasville, Connecticut.

Mirá también

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir