Nueva York suspende la cuarentena obligatoria para viajeros internacionales

admin

13/04/2021

Nueva York ya no exigirá a los viajeros internacionales que lleguen al estado que hagan cuarentena, aunque sigue recomendando que lo hagan, según las nuevas directrices publicadas por el Departamento de Salud.

El cambio busca alinear al estado con las recomendaciones de viaje dadas este mes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos.

En esa guía para los viajes internacionales y nacionales, los CDC dicen que las personas que tienen completa su vacunación contra el coronavirus pueden viajar de manera segura “con bajo riesgo para sí”, pero todavía deben observar las precauciones de salud en público, como el uso de tapabocas.

Un ciclista solitario en una calma avenida Broadway, habitualmente repleta de compradores y turistas. Foto: EFE/EPA/JUSTIN LANE
Un ciclista solitario en una calma avenida Broadway, habitualmente repleta de compradores y turistas. Foto: EFE/EPA/JUSTIN LANE

Las autoridades sanitarias federales también dicen preferir que todas las personas eviten viajar mientras la amenaza del virus siga siendo alta en los Estados Unidos. Los CDC citan la falta de cobertura de vacunas en otros países y la preocupación por la posible introducción y propagación de nuevas variantes del virus que son más frecuentes en el extranjero.

Sí a los tests

En la actualidad, los CDC exigen a todos los viajeros internacionales que llegan a Estados Unidos que muestren un resultado negativo en tests recientes antes de tomar un vuelo. Cuando los estadounidenses con vacunación completa viajan al extranjero, sólo tienen que someterse a un test de coronavirus o una cuarentena si el país al que van lo exige.

Sin embargo, la guía dice que deben tener resultado negativo en el test de coronavirus antes de tomar un vuelo de regreso a los Estados Unidos y deben hacerse el análisis de nuevo entre tres y cinco días después de su regreso.

Las autoridades sanitarias de Nueva York siguen recomendando hacerse el test entre tres y cinco días después de llegar al estado. Foto: REUTERS/Eduardo Muñoz
Las autoridades sanitarias de Nueva York siguen recomendando hacerse el test entre tres y cinco días después de llegar al estado. Foto: REUTERS/Eduardo Muñoz

Las autoridades sanitarias de Nueva York indicaron en las directrices publicadas el pasado sábado que siguen recomendando a todos los viajeros internacionales hacerse el test entre tres y cinco días después de llegar al estado.

También sugirieron que los viajeros no vacunados hagan cuarentena durante diez días y eviten el contacto con personas con riesgo de enfermedad grave durante dos semanas.

Baja en los contagios

Las nuevas orientaciones internacionales se dieron a conocer después de que el estado suspendiera el requisito de que los viajeros nacionales a Nueva York hicieran cuarentena a su llegada. En ese momento, el gobernador Andrew Cuomo atribuyó la decisión al ritmo de las vacunaciones y al descenso de las cifras de contagios en todo el estado, aunque éste sumaba nuevos casos a un ritmo más veloz que el conjunto del país.

Puente de Brooklyn. El gobernador Andrew Cuomo atribuyó la decisión de suspender la cuarentena al ritmo de las vacunaciones y al descenso de los contagios . Foto: Xinhua/Michael Nagle.
Puente de Brooklyn. El gobernador Andrew Cuomo atribuyó la decisión de suspender la cuarentena al ritmo de las vacunaciones y al descenso de los contagios . Foto: Xinhua/Michael Nagle.

Hasta el domingo, la tasa promedio diaria de positividad durante la semana anterior en el estado era del 3,27%. Las hospitalizaciones relacionadas con el virus fueron 4.083, el número más bajo desde el 2 de diciembre, según la oficina de Cuomo.

Según una base de datos de The New York Times, el estado de Nueva York suma nuevos casos de COVID-19 al quinto ritmo más alto del país. Hasta el domingo, el estado informaba un promedio de 37 nuevos casos diarios por cada 100.000 habitantes durante la semana anterior. El país en su conjunto registraba un promedio de 21 nuevos casos por cada 100.000 habitantes.

The New York Times / Especial para Clarín

Traducción: Elisa Carnelli

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta