Pésaj 2021: qué es y cómo está compuesta la keará, el plato principal de la cena de Séder

admin

26/03/2021

La celebración central de Pésaj es la cena del Séder, un encuentro familiar del judaísmo​ donde el protagonista principal es la historia del éxodo de Egipto y la mesa esta dominada por la Keará; un plato o bandeja especial que contiene varios alimentos simbólicos. 

“En Pésaj, que este año comienza el sábado 27 de marzo a la noche, festejamos el nacimiento del pueblo judío por medio de su liberación de la esclavitud egipcia hace 3.333 años”, explica a Clarín el rabino Yoel Migdal, director del Instituto Superior de Estudios Judaicos (ISEJ).

El Séder incluye beber cuatro copas de vino, comer matzá y maror (hierbas amargas), y volver a contar la historia de la esclavitud y del éxodo por medio de la lectura de la Hagadá, uno de los textos más importantes de la tradición”, describe Migdal.

Matzá, uno de los simbolismos y tradiciones de la Pascua judía. (iStockPhotos)
Matzá, uno de los simbolismos y tradiciones de la Pascua judía. (iStockPhotos)

Durante la cena festiva y los siguientes ocho días se come matzá, o pan sin levadura, en lugar del pan común. Cuenta la tradición que al salir de Egipto no hubo tiempo de que el pan levara y el resultado fue ese alimento. Es la comida “oficial” de Pésaj.

En el plato simbólico del Séder, la keará, los ingredientes se disponen en un orden específico.
Los elementos de la keará son: matzá (pan ácimo), zeroa (hueso), beitzá (huevo duro), maror (hierbas amargas), Karpás (perejil, apio, cebolla o papa), Jaróset (mezcla de frutas picadas) y Jazéret (verduras).

Qué representa cada ingrediente de la Keará

Entre matzá, jaróset y hierbas amargas, es una de las celebraciones más importantes del judaísmo. Foto: iStockPhotos.
Entre matzá, jaróset y hierbas amargas, es una de las celebraciones más importantes del judaísmo. Foto: iStockPhotos.

Zroa: hueso de pollo asado del que se quitó la mayor parte de la carne. Esto simboliza la ofrenda de Pésaj que se hacía cuando el templo de Jerusalem estaba en pie.

Beitzá: huevo duro, que representa al pueblo judío, porque es el único elemento que se vuelve duro al ser sometido al calor, sin perder sus cualidades: cuanto más se lo agrede, más fuerte es su poder de supervivencia. 

Maror: rábano picante rallado y/o lechuga romana, para usar como las “hierbas amargas”, que recuerdan la amargura del trabajo esclavo.

Jaroset: pasta hecha de manzanas, peras, nueces y vino. Representa la mezcla de arcilla con la que hacían los ladrillos en cautiverio. Mezcla de sabor amargo (opresión) y dulce (esperanza).

Karpás: perejil, apio cebolla o papa. Simboliza la resurrección de la Tierra en primavera. Se sumerge en agua salada que representa las lágrimas vertidas por los esclavos para disminuir la tristeza y creer en las posibilidades. 

Jazeret: más hierbas amargas. Suele utilizarse rábano picante para cumplir el precepto de comerlas al mismo tiempo con matzá y maror.

​-Mirá también: Las mejores recetas de la cocina judía

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir