Pese a los contagios de covid, en Italia reabren las escuelas: 6 millones de chicos regresaron al aula

admin

07/04/2021

¡De vuelta a la escuela! Casi seis millones de niños y adolescentes felices, por enésima vez volvieron este miércoles a las aulas en toda en Italia. Aperturas y cierres bajo la amenaza de los contagios de la pandemia de coronavirus llevan ya más de un año que los ha llenado de angustias y depresiones.

Los más grandes, que son otros dos millones y medio, de los últimos años de los colegios secundarios, entran la mitad “en presencial”. La otra mitad tiene que quedarse en sus casas y recibir vía Internet la instrucción con el sistema de Didáctica a Distancia (DAD). Un medio inevitable pero que los ragazzi detestan. Quieren estar con sus sus amigos y compañeros. En la escuela primaria la alegría de los bambinos fue explosiva.

Pasados los tres días en “zona roja” en las veinte regiones, que obligó a una cuarentena rígida en la Pascua blindada, el gobierno decidió apostar a la reapertura de las aulas, aunque una parte del mundo científico volvió a mostrarse reacio por los peligros de una Tercera Oleada de la pandemia que azota a la península, aumentando contagios y muertos, difundiendo variantes del virus más contagiosas y letales.

CASOS
0.000.000


00.000

por millón de hab.
MUERTES
00.000


0.000
por millón de
hab.

Fuente: Johns Hopkins
Chart: Flourish | Infografía: Clarín

Si los chicos están contentos, son muchos los adultos que protestan. En las plazas se agita una creciente rebelión de los que están sufriendo por las restricciones. Comerciantes en general, bares, restaurantes, cines, teatros, gimnasios y tantos centros de la vida deportiva, cultural y de esparcimiento.

El año pasado fueron 945 mil los que perdieron su trabajo.

Protestas en Roma

Las protestas estallaron en el centro de Roma este martes en los alrededores de la Cámara de Diputados, donde protestaron ruidosamente los gestores y empleados de bares y restaurantes, junto con los vendedores ambulantes que también bloquearon una autopista en la entrada y salida de Roma.

Las protestas de comerciantes se extendieron por todo el país. Foto: EFE
Las protestas de comerciantes se extendieron por todo el país. Foto: EFE

Azuzados por grupos de extrema derecha, hubo algunos momentos de dramático enfrentamiento con la policía casi desbordada. Dos agentes resultaron heridos, siete manifestantes fueron momentáneamente arrestados.

Este miércoles la protesta se extendió a Turín, Milán y otras ciudades. Los millones de perjudicados que cobran mucho menos con los subsidios del Estado de lo que pierden por no poder trabajar, quieren “volver a vivir”, un eslogan que menea el líder la derechista Liga Matteo Salvini, cuyo partido está en el gobierno.

Salvini tiene tres ministros, pero sabe que entre los desesperados rencorosos hay un yacimiento de consenso que necesita porque ha perdido popularidad. Tiene el problema de que existe otro partido de la derecha en parte nostálgica, los Hermanos de Italia, liderados por Giorgia Meloni, que se han colocado en la oposición abierta y ganan popularidad con gente que deja de apoyar a Salvini.

Todos estos forcejeos representan bien el momento que vive este país que es el más castigado de los 27 de la Unión Europea, donde se han pasado ya los 112 mil muertos y tras trece meses de lucha tiene muchos hospitales en estado crítico por más de 3.743 pacientes graves entubados y con oxígeno por el ataque terrible del coronavirus y sus nuevas variantes a los pulmones.

Comerciantes protestan en Nápoles. Foto: EFE
Comerciantes protestan en Nápoles. Foto: EFE

Otros treinta mil enfermos están en las salas comunes, plenos de síntomas. En las salas de primeros auxilios hay mucha gente esperando que se liberen lechos y en una parte de los hospitales italianos hacen fila las ambulancias con el motor apagado y enfermos que han traído de sus casas para buscarles un lugar en las camas de los hospitales.

Algunas excepciones

Por eso la reapertura de las escuelas no es total. Por ejemplo en Caltanissetta, Sicilia, el alcalde anunció el cierre de todas las escuelas pocas horas antes de las reaperturas, porque los datos demuestran que en la ciudad se agrava la epidemia y se llenan los hospitales.

La incertidumbre es enorme. María Chironna, la médica especialista responsable del laboratorio Covid del Policlínico de Bari, la capital de Puglia, se hizo una pregunta: “¿Qué ha cambiado respecto a hace pocos días? Están dadas las condiciones para reabrir las escuelas sin repercusión en los contagios?”

La respuesta llegará en los próximas semanas, cuando las curvas epidémicas y los datos sobre los índices de contagio e incidencia del virus demuestren que la tragedia se alivia o empeora.

La necesidad de ocho millones y medio de niños y jóvenes que van a la escuela, desde el jardín de infantes al secundario, de demostrar que sus queridos colegios son un lugar seguro y que ellos respetan las reglas estrictas, se pone otra vez a prueba.

El pediatra Alberto Villani explica que “en la edad evolutiva, la frecuencia escolástica permite reducir en manera significativa el malestar, la criticidad y las dificultades que esta pandemia ha agudizado sobre todo en las franjas de la población más frágiles”.

Todas las esperanzas están puestas en la vacunación masiva, que ha movilizado en el país a cientos de centros bien organizados, con la aspiración de lograr un nivel de medio millón de inoculaciones diarias a más tardar en los próximos seis meses. Hasta ahora el objetivo parece lejano. Solo se logró alcanzar por unos días, el nivel de 240 mil vacunaciones, la mitad del objetivo principal.

Una especie de reloj vía Internet da cuenta al segundo del número de vacunaciones, que se acercan a 12 millones de personas en la primera dosis. Al ritmo actual no se cumplirán los objetivos ambiciosos de inmunizar a los italianos en el verano, como arenga el ministro de Salud, Roberto Speranza. El temor más grande es que los retardos favorezcan la aparición de nuevas y peores variantes virósicas, que descalabren los planes y alarguen los tiempos de la inmunización nacional.

Un handicap decisivo es la llegada de las vacunas. Este martes arribaron 1,5 millones de dosis de Pfizer, que han dado oxígeno por una semana. Pero no es suficiente para dar el salto a medio millón de vacunaciones diarias estables. Peor aún, por el caso de la vacuna británica AstraZeneca, nuevamente en la picota por los casos de trombosis femenina que llevaron a suspender otra vez su uso en Dinamarca y Holanda o a reducir a los mayores de 65 años el empleo porque a esa edad el peligro remoto de las trombosis reduce casi a cero.

Los datos incontrovertibles demuestran que la vacuna británica funciona, que los casos en discusión son rarísimos. El profesor Andrea Crisanti, de la Universidad de Padua, dijo que los viajes en avión representan un riesgo cien veces mayor de trombosis (oclusión de venas y arterias), que la vacuna AstraZeneca.

El infectólogo Stefano Vella reclamó “no aflojar con las vacunaciones y en pocos meses estaremos como Gran Bretaña, que en poco tiempo quedará libre de los contagios. Podemos llegar en junio-julio a 25-30 millones de vacunados y la pandemia habrá sido domada”.

Roma, corresponsal

ap

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta