Por el coronavirus, podrían llegar las suites con baño privado a los aviones

admin

07/04/2021

Desde que se desató la pandemia de coronavirus en el mundo, la industria de la aviación recibió golpes de knock out que en muchos casos la dejaron tambaleando, con cancelaciones de vuelos, reducciones de personal y empresas en crisis que, en más de un caso, requirieron millonarios rescates de parte de los gobiernos.

La situación obligó a muchas compañías a repensar su negocio y también el servicio que prestan, trabajando en nuevas estrategias e incluso en el rediseño del interior de los aviones, en busca de ofrecer mayor seguridad sanitaria como forma de recuperar la confianza perdida por muchos pasajeros.

Entre las muchas novedades que implementaron desde el inicio de la pandemia, se destacaron desde los controles en aeropuertos y embarques, el uso obligatorio de barbijos en todo momento, la reducción o suspensión de servicios a bordo, la anulación del asiento central en las filas de tres.

El baño sería exclusivo para los dos pasajeros de la suite. Foto Factory Design
El baño sería exclusivo para los dos pasajeros de la suite. Foto Factory Design

Hubo también otros proyectos que no llegaron a implementarse, como las mamparas entre asientos, los asientos centrales en sentido inverso o los baños que permiten abrir las puertas sin usar las manos.

Y entre tantas ideas que van y vienen, hay aerolíneas que ponen especial foco en sus clientes VIP, y piensan en qué novedades o beneficios pueden ofrecerles a sus pasajeros de alta gama.

Y proyectando cómo incrementar el gran confort que ya ofrece la Primera Clase -que va de cabinas privadas equipadas con mullidas camas de dos plazas, comidas a la carta y duchas- hay hasta quienes han propuesto como novedad algo que seguramente tentará a más de un cliente de alto poder adquisitivo hoy reacio a compartir espacios: cabinas en suite, con baños a todo lujo y privados.

Cabina divisible

Para una pareja: cama doble. Foto Factory Design
Para una pareja: cama doble. Foto Factory Design

Las empresas prestan especial atención a una encuesta reciente de la empresa Passenger Confidence Tracker, que confirma algo que parece una obviedad a esta altura de la pandemia: una de las preocupaciones centrales de los pasajeros es, justamente, tener que compartir el baño. Aunque sea con las pocas personas que viajan en Primera Clase.

En este contexto, cobra fuerzas un proyecto que había presentado en 2019 la compañía británica Factorydesign: la instalación de dos suites dobles -es decir, para cuatro pasajeros en total- en la parte delantera del avión, con baños privados que estarían en el mismo lugar que ocupan los que tienen hoy las cabinas, para facilitar la instalación.

Y para adaptarse también a pasajeros que viajan solos, el diseño de Factorydesign ofrece la posibilidad de subdividir la cabina en dos.

Para dos pasajeros, la suite se divide en dos. Foto Factory Design
Para dos pasajeros, la suite se divide en dos. Foto Factory Design

Claro que el proyecto soluciona un problema –el de mayor privacidad- pero de alguna manera crea otro, porque requiere una buena demanda de viajeros de super lujo que estén dispuestos a pagar miles de dólares por tener la máxima privacidad posible.

Ese factor hizo que el proyecto -con el que Factory Design ganó el mayor entre los premios de diseño International Yacht and Aviation– no tuviera aceptación entre las empresas entonces. Pero ahora más de una estaría reconsiderándolo.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta