Por qué pollo y huevos son las proteínas más consumidas en Argentina y en el mundo

admin

11/07/2021

En conmemoración de la llegada de los primeros colonos suizos, italianos y franceses a la Colonia San José de Entre Ríos que fundó Urquiza en 1857, el 2 de julio se celebró el Día Nacional de la Avicultura.

Se considera esa fecha como punto de partida de la crianza de aves organizada como economía familiar. Ese comienzo y la matriz socioeconómica que se genera en los territorios donde hubo colonias, sigue hoy presente en la provincia que junto a Buenos Aires producen casi el 90 % del pollo en Argentina, la avícola es una cadena que da empleo a casi 100 mil personas en forma directa e indirecta, más que toda la cadena automotriz y con balance de divisas muy positiva. Por ejemplo se calcula que cada 5000 gallinas ponedoras hay un puesto de trabajo directo.

El gallo y la gallina (Gallus gallus domesticus en latín) es el ave más numerosa del planeta, se calcula que el número supera los dieciséis mil millones de ejemplares​ entre los que van para carne o huevos. Proviene de las selvas tropicales del sudeste asiático y se domesticó en India hace unos 6000 años. De allí se fue expandiendo al oeste hasta que los fenicios los llevan a todo el Mediterráneo. El gallo rojo salvaje vuela bien, descansa en los árboles y como los gallos domésticos son territoriales con un macho dominante entre ellos, mientras que las gallinas tienen otro orden jerárquico independiente.

La carne es un alimento con una alta densidad de nutrientes, un alto porcentaje de proteínas, con varias vitaminas del grupo B , A y riboflavina y cantidades importantes de minerales como hierro, zinc, magnesio, selenio, cobalto, fósforo, cromo). El huevo completo tiene 162 kcal/100 g (equivale a dos huevos medianos); 12,8% de proteína; 0,7% de CHO; 12,1% de lípidos (mayoritariamente monoinsaturados). La proteína del huevo contiene todos los aminoácidos esenciales en proporciones idóneas, muy rico en colina, principalmente en la yema, bajo la forma de fosfaticilcolina (lecitina). La clara tiene un 10% de proteínas con solo 49 kilocalorías cada 100 gramos. Debemos saber que el valor nutricional no depende del color de la cáscara, ni por la intensidad del color de la yema.

A nivel mundial sumando el consumo per cápita de la carne de pollo de 16 kg y los 10 Kg de los huevos son 26 kilos, esta es la especia animal que en más cantidad contribuye a la dieta mundial. Sigue siendo el mayor aporte aunque transformemos el peso en su contenido de proteína total en su carne que en el caso de pollo es del 27%, similar al cerdo y vacunos y mayor que el pescado, y con más contenido de agua el huevo tiene el 13% y la leche el 3,4 %. Es seguida los bovinos donde la porción de la leche es mayor que el de carne. La población global consume 24 millones de toneladas de proteínas de leche y 19 de la carne vacuna transformadas por composición.

El total del comercio internacional de las carnes de los últimos años estuvo en torno a los 30 millones de tn, en 2020 por la fiebre porcina africana en China fue de 33 millones lideradas por el pollo con unos 13 millones de tn, y el resto dividido en formas iguales por cerdo y vacunos.

En Argentina se repite el esquema global sumando el consumo de carne de pollo y de huevos son la proteína animal más consumida en el país con 68 kg por habitante por año, son 48,5 kg de pollo y 19,5kg de huevos (306 unidades). Argentina es el noveno productor y exportador de carne de pollo, con 2,4 M de t anuales producidas y 250.000 t exportadas en 2020.

También es el 5° consumidor mundial de huevos, con una producción de 885.000 toneladas para consumo, equivalentes a 14.060 M de unidades, unos 312 por cada argentino con pocas exportaciones. En 2020 en condición de pandemia, el consumo anual se incrementó de los 284 huevos por persona de 2019 a 306, unos 19 k per cápita, el doble que el global, uno de los más altos del mundo, habiéndose más que compensado el consumo del sistema HORECA (hoteles, restaurantes y catering) que casi sin actividad fue reemplazado por el consumo hogareño. Este año se está revirtiendo, bajando consumo y producción.

El crecimiento acelerado de la avicultura está relacionado con la alta eficiencia de conversión que tiene la especie producto del mejoramiento genético y la tecnología de producción que logra que con solo 1,8 kilos de alimento balanceado se produzca 1 kilo vivo mientras que en cerdo se requiere 2,8 y en vacunos si se alimentan con granos de 7 kilos. Hay que recordar que el ciclo también es una ventaja ya que es solo de 2 meses frente a los 6 en cerdo y los 30 en vacunos .

Según dijo Roberto Domenech de CEPA en el acto de festejo de este día “La búsqueda de la eficiencia, la incorporación de la tecnología, la inversión y la investigación son los ejes del presente y el futuro”, todos ellos son objetivos que requieren señales fuertes, sin sorpresas, para lograr las inversiones y que forman parte de las que llamamos la Vaca Viva, donde con consensos se logre generar confianza y de una vez salgamos del estancamiento y la desazón.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir