Por “vicios procesales”, Amado Boudou gana tiempo y por ahora no regresará a la cárcel

admin

30/03/2021

El 3 de diciembre la Corte Suprema de Justicia, confirmó por unanimidad la condena contra Amado Boudou por el caso Ciccone. Después de esa decisión, comenzó en Comodoro Py la discusión sobre dónde deberá cumplir la sentencia acusatoria. Los jueces de la Sala IV de la Cámara de Casación,  entendieron que el trámite sobre el arresto domiciliario estaba mal realizado. Hablaron de “vicios procesales” ​y pidieron que el juez de Ejecución Penal, “luego de dar intervención a todas las partes en el marco de una audiencia contradictoria”,  determine si el ex vice continuará cumpliendo pena en su domicilio o en un establecimiento penitenciario.

Después de que se confirmó la condena contra Amado Boudou por parte de la Corte, comenzó un extenso recorrido judicial para determinar dónde debía cumplir esa condena. Desde abril del 2020 Boudou se encuentra bajo arresto domiciliario después de que el entonces juez de ejecución Penal, Daniel Obligado, considerara que en medio de la pandemia de coronavirus era mejor para sus hijos pequeños que permanezca en su hogar. Además, adujo que la condena del caso Ciccone dictada en agosto de 2018, no contaba aún con firmeza, situación que se revirtió en diciembre.

Cuando se conoció la decisión de la Corte Suprema, la fiscal de ejecución Guillermina García Padín y el fiscal que intervino en el juicio, Marcelo Colombo, dictaminaron que Boudou debía regresar a la cárcel y allí cumplir con su sentencia. Sin embargo, el juez Obligado, sólo fijó la fecha en que la condena estaría cumplida: el 1 de junio de 2024. Fue después de dos pedidos de los fiscales, que finalmente el 31 de diciembre pasado, el magistrado revocó el arresto domiciliario, ordenando que el ex vicepresidente de Cristina Kirchner, retorné al penitenciario.

¿Por qué esto no fue de inmediato cumplimiento? Porque todas esas instancias son apelables, razón por la cual los abogados de Boudou, Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, dentro de los plazos legales contemplados, insistieron en que debía permanecer firme el arresto domiciliario para cumplir allí su condena por corrupción.

Después de ampliar los argumentos ante la Cámara de Casación, los jueces Mariano Borinsky, Ángela Ledesma y Javier Carbajo, por unanimidad pidieron que el juez a cargo de la ejecución de la pena, Ricardo Basílico, dicte una nueva resolución respecto de su continuidad, o no, en detención domiciliaria.

Con un voto unánime, los camaristas entendieron que hubo durante el incidente del arresto domiciliario de Boudou, “vicios procesales que ameritaban el dictado de nueva resolución”. Tuvieron en cuenta, por otro lado, que dada la cantidad de años que se encuentra detenido y la reducción de la pena de diez meses aplicada, el ex vicepresidente “se encontraría próximo a cumplir el tiempo requerido para acceder a la libertad condicional”.

Al momento de analizar la situación, la jueza Ángela Ledesma sostuvo que “se vulneró el derecho de defensa de Amado Boudou en tanto el tribunal no garantizó una adecuada contradicción entre las partes, privando a la defensa de la oportunidad de contradecir los argumentos expuestos por los Fiscales vinculados con que el nombrado vuelva a ser alojado en un establecimiento penitenciario”.

Adhiriendo a ese planteo, el camarista Carbajo consideró que la decisión debe tomarse “luego de llevarse a cabo una audiencia contradictoria con la intervención de todas las partes involucradas”. Por ello, pidieron que vuelva a tramitarse correctamente el planteo sobre el arresto domiciliario de Boudou.

Hubo otro facto en el expediente que contemplaron los integrantes de la Casación: el Fiscal General ante casación, doctor Javier A. De Luca, desistió del recurso interpuesto por el Fiscal de la instancia previa, “lo que implicó que el nombrado continué en su domicilio”, indicó Borinsky.

Es así que, con la reducción de los diez meses de la sentencia dictada por cohecho y negociaciones incompatibles en el Caso Ciccone, Boudou se encuentra “próximo a cumplir el requisito temporal para la libertad condicional” y que ya podría “acceder a los distintos institutos de libertad anticipada (pronunciamiento que se encuentra firme ya que no fue impugnado por ninguna de las partes)”, indicó Borinsky.

En función de estos argumentos, se pidió que el juez de Ejecución Penal vuelva a resolver sobre dónde debe cumplir la sentencia del caso Ciccone, Amado Boudou.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir