Remodelan el Coliseo en Roma para ofrecer una vista de gladiador

admin

03/05/2021

ROMA – Es una vista que los gladiadores habrán experimentado alguna vez mientras se preparaban para el combate mortal: mirando a las multitudes del Coliseo, tal vez bajo la mirada del poderoso emperador romano en persona.

Casi 2.000 años después, los visitantes del Coliseo podrán volver a situarse casi en el mismo lugar e imaginar el rugido de los espectadores, después de que el Ministerio de Cultura italiano anunciara el domingo el proyecto ganador de un concurso para construir un suelo de sustitución para el monumento de Roma.

lgunos visitante en febrero de 2021 tras los cierres por la pandemia. Foto de Vincenzo PINTO / AFP.
lgunos visitante en febrero de 2021 tras los cierres por la pandemia. Foto de Vincenzo PINTO / AFP.

El diseño elegido presenta una celosía de listones de madera especialmente tratados que pueden girar para permitir la circulación del aire y dejar al descubierto la colmena de pasillos subterráneos.

Fue creado por un equipo dirigido por la consultora de ingeniería Milan Ingegneria, y se calcula que cueste unos 15 millones de euros, o 18 millones de dólares.

Se espera que la superficie esté en uso en 2023.

Por el momento, la mayor parte de las cámaras subterráneas están expuestas a la vista, con sólo una pequeña sección de suelo en un extremo.

Esa sección -unos 650 metros cuadrados- se instaló en 2000 y se utilizó por primera vez ese año para una puesta en escena de “Edipo Rey”, de Sófocles.

Alfonsina Russo, directora del Coliseo y su parque arqueológico, dijo que la última renovación permitiría a los visitantes probar el efecto de estar de pie en medio de la arena.

Ciclistas pasan por el Coliseo, EFE/EPA/Claudio Peri.
Ciclistas pasan por el Coliseo, EFE/EPA/Claudio Peri.

“Reconstruyendo el hilo del tiempo, estamos devolviendo por fin al público la misma vista que la gente tenía desde el escenario del monumento durante la antigüedad”, dijo el domingo durante una conferencia de prensa para anunciar el ganador.

Antes de que la pandemia paralizara los viajes en todo el mundo y cerrara muchos monumentos y museos, el Coliseo era el lugar más visitado de Italia, con más de 7,6 millones de personas que disfrutaron de su gloria sólo en 2019.

Algunos expertos y arqueólogos han cuestionado la necesidad de la cubierta.

El historiador del arte y ensayista Tomaso Montanari dijo: “Desde el punto de vista de la política cultural, no sirve para nada“.

Criticó “la idea de que el monumento, tal como es, no es suficiente y tiene que transformarse en un lugar para otra cosa”.

“Los monumentos no son cosas que hay que llenar”, añadió.

“Es todo muy ridículo, es la Italia vista a través de Las Vegas“.

Sergio Rinaldi Tufi, arqueólogo jubilado que trabajó en la Universidad de Urbino, también expresó su escepticismo.

Dijo que la sección de la arena que se había construido en 2000 “ya daba una buena idea de la relación entre el auditorio, la arena y la zona subterránea” y que no había necesidad de crear “una falsa arena“.

Los visitantes del Coliseo tienen hoy el privilegio de ver su zona subterránea, añadió.

“Es única en el mundo”, dijo.

“Será una pena taparlo”.

Sin embargo, el ministro de Cultura italiano, Dario Franceschini, dijo en la rueda de prensa que, desde el centro de la arena, “la majestuosidad del monumento” podía absorberse más plenamente.

Calificó el Coliseo de “símbolo de Italia en el mundo”.

Franceschini reconoció el debate sobre la idoneidad de los planes – “Es natural”, dijo-, pero afirmó que el proyecto combinaba “sostenibilidad, conservación, mejora de la protección e innovación tecnológica” y era “de gran valor”.

Llevar a cabo la renovación es “un reto importante para Italia”, añadió.

El laberinto de pasillos subterráneos que actualmente está expuesto habría formado hace siglos los bulliciosos bastidores del Coliseo, con jaulas y corrales para animales salvajes y poleas subterráneas para elevar a las bestias hasta el suelo de la arena.

Esas y otras zonas quedaron enterradas hasta finales del siglo XIX, cuando se empezó a excavar el hipogeo, o zona subterránea.

Franceschini señaló que el suelo de la arena estaba intacto en aquella época y se refirió a una fotografía, de alrededor de 1870, que mostraba el hipogeo totalmente cubierto.

La nueva superficie se instalará al nivel del pavimento original del monumento, inaugurado en torno al año 80 d.C.

Entre las innovaciones del proyecto elegido, uno de los 11 diseños considerados, se recogerá el agua de lluvia para los baños públicos del monumento.

Refiriéndose al diseño ganador, Russo, director del Coliseo, dijo: “La estructura es ligera y recuerda tanto en forma como en función el plan original de la arena de madera en la época en que se utilizó por primera vez”.

Añadió que el proyecto había tenido en cuenta los requisitos para proteger el monumento y ser ecológicamente sostenible.

c.2021 The New York Times Company

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta