Retenciones y etanol, dos buenas señales del Gobierno

admin

13/02/2021

Dos hechos de gran relevancia en la semana del campo y la agroindustria, con el presidente Alberto Fernández como protagonista. El de mayor impacto fue, sin duda, el encuentro que mantuvo con la Mesa de Enlace en la Casa Rosada. La expectativa generada hizo pasar a segundo plano el otro: su viaje a Tucumán, acompañado por figuras clave del Ejecutivo como el ministro Matías Kulfas, donde se reunió con las autoridades provinciales y los más altos referentes del empresariado y representantes sindicales. Vayamos por partes.

Los ruralistas fueron a la Casa de Gobierno convencidos de que iban a recibir la mala noticia del aumento de las retenciones. Alberto Fernández había sumado su voz a la de altos funcionarios y legisladores, pronunciándose a favor del aumento de los derechos de exportación y amenazando con cupos, bajo la muletilla de la mesa de los argentinos y el “desacople”. La Mesa de Enlace había preparado un documento que documentaba la escasa relación entre el precio que reciben los productores y lo que pagan los consumidores. Pero el presidente los sorprendió. Les dijo que no estaban pensando en subir las retenciones ni en trabar los embarques.

La reunión fue cordial. Llamó la atención la presencia no anunciada del canciller Felipe Solá, una jugada de AF que fue también leída como un intento de distensión. Lo destacó el titular de CRA, Jorge Chemes. Solá es un hombre controvertido por sus sinuosidades políticas, pero la dirigencia del agro le reconoce su espíritu negociador y tiene en general buen recuerdo de su gestión cuando fue secretario de Agricultura del gobierno de Carlos Menem. Su mayor logro fue la autorización temprana de la soja RR, la llave maestra del enorme salto productivo: se cumplen el mes que viene los 25 años de aquella aprobación.

La cosecha pasó de 15 a 50 millones de toneladas, a pesar de los dislates que supimos concebir en el período, con la vuelta de las retenciones en el 2002 y la claudicación en la promesa del gobierno de Macri por reducirlas hasta eliminarlas. Hoy el agro y la sociedad están pagando las consecuencias de haber instalado la idea de que son insustituibles, después de proclamar hasta el cansancio que constituían un impuesto retrógrado. Y también después de comprobar que cuando se las eliminó, como en el caso del trigo y el maíz, la producción de ambos se duplicó en apenas tres años.

La cuestión es que los ruralistas, sin tirar manteca al techo, salieron de la Rosada mejor de lo que habían imaginado. Hay una tregua. Precaria, pero tregua al fin. Alguien recordó que los puercospines se las arreglan para aparearse. Eso sí, con muchísimo cuidado.

Mientras tanto, los precios internacionales pareciera que se estabilizan en los buenos niveles alcanzados en los últimos meses, con la demanda muy activa (en particular China) y el clima acompañando con generosidad algo tardía. Esto dio lugar a otro hecho sugestivo: el propio ministro de Economía Martín Guzmán salió a decir que no hacía falta incrementar las retenciones porque la buena cosecha y la mejora de los precios internacionales impactarían en el ingreso de divisas y la recaudación.

Pasemos al tema de la visita de AF a Tucumán. Allí el tema mandatorio es el del bioetanol, clave para el desarrollo de la principal actividad del NOA que es la agroindustria sucro-alcoholera. Como se sabe, en mayo vence la ley 26093 que dio origen al corte de la nafta y el gasoil con etanol y biodiesel, respectivamente. El Senado dio media sanción a la prórroga de la ley, pero se dilata su tratamiento en Diputados, lo que genera zozobra en el NOA. Y también en la pampa húmeda, donde se elabora etanol de maíz y biodiesel a partir de la soja. El presidente y el ministro Matías Kulfas aseguraron que el tema es una prioridad en la agenda del gobierno nacional. Sin dar mayores precisiones, dejaron flotando una expectativa favorable, en particular para los proyectos radicados en el NOA. Veremos…

Lo leiste en #FMVoz

Los cuatro temas que empantanaron la negociación con el FMI

Los cuatro temas que empantanaron la negociación con el FMI

Aunque se intenta ocultar, existen fuertes diferencias con el FMI para hacer un acuerdo y reprogramar la deuda que Argentina tiene con Washington. Las negociaciones son tensas y en las últimas semanas no avanzaron: están empantanadas en cuatro ejes centrales de la...

0 Comments

Dejá una respuesta