“Se fue de control y comenzó a tambalearse”: el dramático momento que se vivió en un juego de un parque temático

admin

14/07/2021

Algunas atracciones de feria ya dan miedo de por sí, ya sea por su altura, velocidad o inclinación, pero si encima a esto le sumamos tambaleos y movimientos extraños e inusuales, se pueden crear auténticas escenas de pánico y terror entre los visitantes, como fue el caso de una feria de atracciones en Michigan, Estados Unidos.

El pasado jueves 8 de julio, en la feria Arnold Amusements Midway de Traverse City, casi hubo un accidente en la atracción comúnmente conocida como El martillo o La celda. Durante el día funcionó igual que siempre, sin embargo, a las 23 horas empezó a moverse de forma extraña.

Al ponerse en marcha la atracción no presentó nada que llamara la atención, moviéndose sobre su eje y con una cabina llena de pasajeros montados encima. Es una de los juegos que más asustan, pero de momento nada iba mal. Sin embargo de un momento al otro su movimiento cambió y empezó a inclinarse hacia delante y hacia atrás, provocando que la estructura entera se tambaleara peligrosamente.

Parecía que la atracción completa estaba a punto de caerse con todos los pasajeros montados encima. Las personas que estaban presentes se quedaron aterradas, e incluso algunos intentaron colocarse en la valla para hacer contrapeso y así evitar que la estructura se fuera al suelo.

Por suerte, la atracción paró antes de que causara algún accidente. Aunque los pasajeros montados y todos los presentes se llevaron un gran susto, pudieron salir de la atracción sanos y salvos, sin ningún rasguño.

Pánico por una atracción de feria que se tambalea con varias personas montadas en ella. Foto: Captura video.
Pánico por una atracción de feria que se tambalea con varias personas montadas en ella. Foto: Captura video.

Joe Evans, uno de los responsables de la feria que dio la cara tras el casi accidente, explicó a los medios locales que fue imposible sacar a los pasajeros antes de que se parara la atracción, ya que no era tan sencillo como darle a un botón para terminar la pesadilla.

Los responsables de la feria aseguraron que fue un fallo de funcionamiento. Al día siguiente desmontaron la atracción y la llevaron a la fábrica para averiguar qué había pasado y evitar que no vuelva a pasar ningún incidente parecido.

La Vanguardia

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir