Ser VIP en la Argentina, mucho más allá del vacunatorio

admin

29/03/2021

Mucho se ha aludido en los últimos tiempos a la sigla VIP, referenciando a aquellos que han sido beneficiados con un privilegio. Su traducción “persona muy importante” parece seducir al argento en todas sus variantes, aplicables en innumerables órdenes de la vida.

Por supuesto que tuvo su momento más álgido cuando el Gobierno fiel a su estilo clientelista priorizó al círculo íntimo y de adeptos cercanos al poder, pero también seleccionó cuidadosamente a personalidades en otras filas convirtiéndolos en cómplices (al menos con su silencio) de la malversación distributiva de las vacunas siendo éstas un bien tan escaso.

Pero no es la única modalidad de privilegio VIP. Los argentinos somos proclives a chapear en muchos otros menesteres, y nos gusta alardear de ser amigo (conocido o simplemente próximo) de una celebridad que nos franqueará una puerta o concederá un favor que sería imposible para un tipo común.

Alguien distinguido o famoso, un rico o quien ostente ser poderoso seguramente gozará de una “gauchada” de aquel funcionario o simplemente de un empleado que al reconocerlo saca el altruista cholulo que le facilitará el trámite o le efectuará una caída en el precio a la hora de abonar; incluso si es necesario hará la “vista gorda” a algún requisito no cumplimentado y lo atenderá con inusual simpatía sólo por estar frente a un “personaje muy importante”.

La realidad nos muestra a diario ejemplos paradigmáticos de lo expuesto más arriba. Entre los más recientes se encuentran los relacionados con el ingreso en la actualidad a los estadios. Se le prohíbe al socio que sigue bancando la cuota sin contraprestación alguna mientras entran ex jugadores que ninguna función cumplen en el evento, familiares o allegados de los dirigentes incluso personalidades ajenas al fútbol. Esto ocurrió toda la vida; en una cancha llena se disimula, pero hoy quedan ridícula e irónicamente expuestos.

Por último quiero señalar que no es un invento de esta generación… Desde obtener el carnet de conducir a salvarse o acomodarse en un buen destino durante el Servicio Militar Obligatorio. De ser elegido en un casting a conseguir un empleo estatal. Desde hacer cola en el banco a ir a juicio por robar para la Corona.

Ser VIP no tiene precio, para lo demás existe la…

Ernesto Ércoli
eercoli118@hotmail.com

OTRAS CARTAS

Reclama la vacuna para una sobreviviente de Cromañón

Escribo para contar la situación en la que se encuentra mi amiga Luciana Famá, sobreviviente de la tragedia de Cromañón, de 37 años. Ella aún no ha recibido vacuna para protegerse del Covid y hace un año que vive encerrada con sus hijos y su pareja por miedo a enfermarse. No soporto que olvidemos a las personas de riesgo, sobre todo a las que lo son gracias a la desidia del Estado, al abandono total de quienes dicen preocuparse y cobran un sueldo para ello, pero por el contrario se aprovechan de sus privilegios y se apropian de las vacunas para ellos o sus amigos.

Hace 16 años que mi amiga vive con medio pulmón menos y con el resto de su capacidad pulmonar deteriorada, pero sin embargo no conozco a nadie más valiente, más optimista y más aferrada a la vida que ella. A quienes se vacunaron por encima de Luciana, siendo menores de 30 años, acomodados, amigos del poder, etc. no les pido arrepentimiento ni remordimiento, porque claramente no entienden el valor de una vida, más allá de la suya propia, pero sí les pido a quienes tienen el poder de decidir, a quienes tienen la tentación de vacunarse con egoísmo, que piensen en personas como Luciana y todo lo que les debemos como sociedad a ellos y a sus hijos.

Lucía Pelegrino
luchipelegrino@gmail.com

Aprovechar las PASO para un plebiscito sobre el procurador

La entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal (acusatorio) va a darle un poder de tal importancia al cargo de Procurador General de la Nación que excede en mucho la pretensión del Senado de intentar modificar las mayorías necesarias para elegirlo. Es de excepcional importancia en la vida colectiva como para justificar que el Presidente convoque al pueblo para que decida “cómo se debe elegir y/o destituir y el tiempo de su mandato”.

En vez de trasladar el debate en los medios de comunicación el Gobierno debería preparar un breve y claro video para instruir al pueblo sobre lo que deberá opinar convocando para la misma fecha de las PASO a un plebiscito. Al aprovechar ese acto eleccionario el costo se reducirá enormemente, el resultado será inapelable y no habrá margen para reclamos. Y en el mientras tanto desactivará un tema que instala un número cada vez mayor de personas en los márgenes de la grieta.

Juan José de Guzmán
jjdeguz@gmail.com

Entre la inseguridad y la falta de respuestas en la Policía

En 1989 fui asaltada en Castelar con la misma modalidad con que asesinaron a María Rosa Daglio. No hice la denuncia escrita: entre el golpe que recibí, el susto y la rapidez con que escaparon los motochorros no tenía datos para ofrecer. No pasó lo mismo cuando en 2001 mi hijo fue víctima de una salidera bancaria. Hicimos la denuncia con mucha información. El escribiente nos dijo que para dejar asentado en el acta que además fue herido en la cara con el uso de arma debía traer la constancia en un certificado que debía buscar en el hospital policial de la ciudad de La Plata. Unos meses después me exigieron que firme unos papeles en los que me comunicaron el cese de la investigación porque no pudieron arribar a ningún resultado.

En 2004 fue una entradera. Esta vez me recibió el comisario. Me escuchó en silencio y dijo: “Señora, trate de arreglar con el seguro”, como si él no supiera que los seguros no pagan asaltos en la puerta de la casa. Así estamos…

Nora Rosenzvit
norarose27@yahoo.com.ar

Cristina, su inteligencia y su iracundia contra la Justicia

Pienso que la gran inteligencia que se le supone a Cristina es más mito que realidad. No tiene más inteligencia que cualquier otro político relativamente exitoso. Si fuera tan inteligente no tendría el 60% de imagen negativa; o no habría conducido al peronismo en 2015 a una derrota sin antecedentes; o no tendría 13 procesamientos y 7 pedidos de prisión preventiva, ni hubiese incluido a sus hijos en las prácticas corruptas de las que se los acusa.

Al mito de su extraordinaria inteligencia contribuyeron su carácter autoritario, irascibilidad y obstinación. Pero estos aspectos están más vinculados a la personalidad y a las emociones. A igual inteligencia, la gente razonable pasa siempre más desapercibida que los irrespetuosos. Por ejemplo, un autoritario suele decidir solo y así parecer más original. Un jugador de fútbol tramposo e impune puede parecer más habilidoso. Así, el inescrupuloso accionar de ella se percibe como más inteligente, especialmente si no le cobran las infracciones.

Seguramente que el temor a ser juzgada y encarcelada -o sus hijos- es lo que le produce a su iracundia contra la Justicia. Logra infundir miedo, y no solo a jueces. El impulso inicial no es más que miedo. Sin embargo, su lucha es adornada como una gran batalla épica. Borges decía que “la duda es uno de los nombres de la inteligencia”. ¿Alguien la vio dudar? No creo. Se caracteriza por hablar con seguridad. Pero, más que su ilusionismo verbal, importan la coherencia y la consistencia de lo que se dice. Las políticas berrincheras que la destacan aquí, en Suiza (por ejemplo) le jugarían en contra. Y ¡ojo! que ahí sí funciona la Justicia.

Ps. Jorge Ballario
jballario@coyspu.com.ar

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir