“Si los médicos no podemos anotarnos para la vacuna, ¿qué le espera a la sociedad?”

admin

18/02/2021

Sabemos que el Estado proporciona pocas dosis de vacuna contra el coronavirus a CABA, pero no es posible vivir en esta incertidumbre, permanentemente consultando una página Web sin ser informados acerca de cuándo se abrirá. No puede ser que no avisen por los medios cuándo se abre la página Web.

Creo que deberían instalarse prioridades dentro del grupo al que pertenezco: profesionales de la salud con Matrícula Nacional y residencia en CABA.

Soy médica, pero creo que el ránking de prioridades debería ser: odontólogos, kinesiólogos, médicos / enfermeros y en último lugar los psicólogos. Apdeba ha copado los cupos y no hay derecho, ya que no tienen contacto físico con los pacientes. Los anteriores sí, empezando por los odontólogos (los más expuestos) y además debería haber un ránking interno por edad dado por el DNI o la MN.

Los profesionales independientes estamos trabajando. No podemos interrumpir las consultas cuando nos llega un “comentario” sobre la probable e indefinida apertura de los turnos. ¡Estamos expuestos y exponemos a pacientes!

¿Por qué no usan el sistema de la provincia? Uno se inscribe mostrando voluntad de vacunarse y luego le mandan un mail adjudicando el turno. Así podrían conocer la demanda e instrumentar un algoritmo de inscripción basado en prioridades. Si nosotros no podemos inscribirnos, ¿qué esperan de la población mayor? Cómo lo van a instrumentar? Sólo un hacker puede entrar en tiempo y forma.

Quisiera pensar que no están hackeando la página y que el GCBA está controlando ésto.

Adriana R. Fraga

arfraga@intramed.net

Zaffaroni y la “embestida del Gobierno contra los jueces”

Con las recientes modificaciones al Código procesal penal, que convierten a los juicios por corrupción en un trámite interminable, se ha garantizado la impunidad para los funcionarios corruptos con un importante avance en el plan de destrucción del sistema judicial. En medio de una nueva embestida del Gobierno contra los jueces, y mientras el exjuez de la Corte Raúl Zaffaroni propone avanzar con una ley de amnistía para los condenados por casos de corrupción, se pretende una insólita e inédita reforma judicial, planificada por los propios procesados.

Mientras tanto, se dio a conocer una encuesta reciente, donde el 79% de los encuestados no tienen confianza en el Poder Judicial y el 71% no cree que sea independiente del Poder Ejecutivo. Administrar Justicia es la función más importante del Estado, porque un país no puede funcionar sin un organismo que proteja los derechos de sus ciudadanos, resuelva los conflictos y sancione a quienes infringen la ley. Y está claro que si perdemos la Justicia, vamos a perder la República y estaríamos más cerca de convertirnos en una dictadura parecida a la de Venezuela. Para tratar de evitarlo, es necesario que la ciudadanía y las instituciones de la abogacía y el derecho reaccionen y denuncien públicamente estos atropellos, antes de que sea demasiado tarde.

Ricardo E. Frías

ricardoefrias@gmail.com

El aumento de los remedios ante la pandemia

Por estos días, no sé si prefiero que unos delincuentes en la calle me apunten con un arma de fuego para quitarme lo poco que llevo, o ponerle el pecho a la farmacéutica cuando me dice el total de lo que debo por los medicamentos recetados que adquiero.

La situación socioeconómica nos enferma y nos descontrola, y el costo de los medicamentos en pandemia para calmar nuestros males nos es inaccesible. Pese a que me encuentro entre ellos, me compadezco de aquellos que no tienen en absoluto algún recurso económico para paliar sus malestares y sus enfermedades. No sé qué corona carga la industria farmacéutica para que se les permita sacarnos los ojos con los precios de sus productos. La calidad de vida de los argentinos hoy, se debe medir, principalmente, por la salud de sus habitantes y la capacidad de afrontar los gastos de remedios para recuperarse.

Nuestra sociedad está enferma física, mental y emocionalmente, por lo que requiere la atención médica urgente, al igual que el acceso a la adquisición de los medicamentos. De lo contrario se daña la autoestima de la gente, el pueblo se deprime, y la depresión le baja las defensas volviéndolo permeable a cualquier “bichito” que lo agarre.

A quienes juraron por los Santos Evangelios, bajo el compromiso de que si no cumplen bien con sus funciones “que Dios y la Patria se lo demanden”, les aconsejo no ser tan aventureros de desafiar a Dios con la desprotección de los pobres y necesitados primordialmente.

Daniel Chávez

edchavez58@yahoo.com.ar

La suba de los precios que le hace acordar al pasado

¡Qué hermoso es volver al pasado! Nos trae reminiscencias y recuerdos. Algunos nos dejan helados y otros nos vuelven eufóricos. Hoy nuevamente estamos pendientes de las subas de precios. Que sube a carne, la nafta, los servicios y los productos de todo tipo. Y el dinero no alcanza. ¿No es lindo recordar? Es como si nos pasase una ráfaga de viento helado por la espalda. Nos deja paralizados. Y volvemos a ver la misma película, pero de terror. Desde años preguntamos cosas y todavía lo seguimos haciendo ya que no obtuvimos respuestas. ¿Cuánto tiempo es necesario para criar un novillo, un pollo y un pescado? ¿Cuánto vale un litro de leche?

¿Cuánto le pagan al productor y cuanto se cobra al consumidor? Hay mafias que se enquistan y controlan las diferentes etapas de comercialización. ¿Malos argentinos? No. Son herejes, son anticristianos.

¿No habrá algún organismo que se ponga los pantalones largos y actúe contra esos mafiosos? La respuesta es sabida. “Pobre iluso”. Pero para comenzar un partido, hay que dar la primer patada. ¡Y vamos a patear a muchos!.

Juan R. Bell

belljuanroberto@yahoo.com.ar

Un sacerdote y el parámetro de la pobreza en Argentina

Un argentino trabajando en Madagascar por los más pobres, hoy ocupa un lugar en los medios nacionales e internacionales, por su labor en devolverles con trabajo, responsabilidad y esfuerzo, la dignidad a los más necesitados. Mucho se está diciendo de él, especialmente entre quienes hoy lo descubren.

Quienes trabajamos en la ayuda humanitaria internacional ya sabíamos del compromiso del Padre Opeka. Lo que no se cuenta es que, en un reportaje, el periodista, un poco increpándolo y otro poco queriendo saber, le cuestionó por qué en la década del 70 se fue al África y no se quedó acá. Su respuesta fue clara, contundente y que nos hace reflexionar. “Acá no había pobres”. 50 años más tarde con 7 de dictadura, 12 de gobiernos no peronistas y 31 de peronistas gestionando el país, tenemos un 50% de pobres. Para mí, el responsable es claro. Sólo para mí. No pretendo que todos se den cuenta de la causa de la pobreza argentina.

Fernando Pietrobelli

ffpuncas@gmail.com

Mirá también

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

Aumentan un 42% los sueldos de estatales en Formosa

Aumentan un 42% los sueldos de estatales en Formosa

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, anunció un aumento para los empleados estatales del 42% que se dividirá en tres tramos. Además, anunció un aumento del haber mínimo de bolsillo para los docentes. Con este acuerdo salarial la provincia de Formosa marca un...

0 Comments

Dejá una respuesta