Tommy Lee reveló cómo escondían la droga cuando salían de gira con Mötley Crüe

admin

18/02/2021

Si hay un nombre que de ninguna manera podría quedar fuera del podio de las bandas más fiesteras de la historia del rock, ese es el de Mötley Crüe, cuyo estilo de vida encarnado especialmente por Tommy Lee y Nikky Sixx siempre transitó por los caminos más alejados de la moderación y las “buenas costumbres”.

Grupo emblemático del glam metal de los ’80, con canciones como Shout at the Devil, Too Young to Fall in Love, Wild Side y, especialmente, con el hitazo Girls, Girls, Girls, Mötley logró una popularidad que consolidó con Dr. Feelgood, el álbum con el que cerraron su década de gloria, coronada con su primer número 1 en los charts y el primer y único American Music Awards de su carrera. 

Sin embargo, la escasez de gramófonos, estatuitas o lo que sea en sus vitrinas no logró menguar en nada la vocación de los muchachos por disfrutar de la fama que supieron conseguir honrando a pleno la tríada “sexo, droga y rock and roll”, por entonces aún tan vigente.

Mick Mars, Tommy Lee, Vince Neil y Nikki Sixx: un cuarteto que marcó todos los casilleros de la trilogía "sexo, droga y rock and roll". /Foto AP - Chris Polk
Mick Mars, Tommy Lee, Vince Neil y Nikki Sixx: un cuarteto que marcó todos los casilleros de la trilogía “sexo, droga y rock and roll”. /Foto AP – Chris Polk

Y si la tercera pata de esa mesa había sostenido la primera parte de sus carreras, opacado su cuarto hora musical por la irrupción del grunge, Lee, Sixx y sus socios decidieron que debían poner el foco en las otras dos, para que toda la estructura se mantuviera en pie.

Fue entonces que Tommy se casó con la conejita y estrella de la serie Baywatch Pamela Anderson después de tres días de noviazgo y compartió con su flamante esposa una luna de miel en un yate que dejó como legado un video casero que cambió el curso de la industria pornográfica y dejó una marca en el libro Guinness de los Récords, en tiempos en los que las redes sociales y el Wi Fi existían sólo en la ciencia ficción.

Mientras, Nikki entablaba una relación con la modelo Brandi Brandt, primero, y con la también playmate Donna D’Errico después, en tanto que Vince, que en el ’92 había dejado de ser parte del combo en una acto cuya responsabilidad nadie quiere asumir aún 30 años después, se había casado con la modelo playboy Heidi Mark.

Pamela Anderson nada desnuda en el video casero que grabó junto a Tommy Lee, con el cual revolucionaron la industria del porno.
Pamela Anderson nada desnuda en el video casero que grabó junto a Tommy Lee, con el cual revolucionaron la industria del porno.

Finalmente, los tres matrimonios terminaron en divorcios; en el caso de Lee y Anderson, con el baterista encarcelado durante seis meses, tras haber sido denunciado por agresión por su ex esposa, con quien más adelante retomaría la relación de pareja en un par de ocasiones.

Precisamente fue el baterista quien durante una entrevista realizada para el podcast Wild Ride, del comediante estadounidense Steve-O, reveló cómo se las arreglaban él y sus compañeros de banda para burlar los controles de autoridades policiales y aduaneras, y mantener a resguardo la droga que llevaban como provisiones de gira.

“Nunca la llevé sobre mi cuerpo”, explicó el músico, en el inicio de lo que con un poco más de producción podría haber sido un tutorial de cómo contrabandear estupefacientes y no quedar detenido en el intento. Claro que el método variaba según el medio de transporte.

En 1998, Tommy Lee pasó seis meses preso por agresiones a su esposa e hijo, de las que se había declarado inocente. /Foto AP Photo/Nick Ut
En 1998, Tommy Lee pasó seis meses preso por agresiones a su esposa e hijo, de las que se había declarado inocente. /Foto AP Photo/Nick Ut

Si viajaban en autobús, los Mötley Crüe usaban una tapa en el techo trasero del vehículo, que servía tanto como ventilación y también salida de emergencia. “Tan pronto como el micro paraba para pasar el puesto de migraciones, aduana o lo que fuera, abríamos la tapa, y con cuidado agarrábamos todo para meterlo en el techo del autobús y luego cerrar la ventilación”, detalló Lee.

Según aseguró, este movimiento mantuvo las drogas ocultas de las autoridades que suban a bordo para registrar el vehículo. “Perros, tipos de inmigración que recorrían el micro, ‘muy bien, todo bien, nos vemos más tarde.’ Tan pronto como la maldita puerta del autobús se cerraba, boom, pop y a sacar todo”, contó, en una especie de paso a paso.

Con algunas similitudes, aunque también ciertas diferencias, Tommy y los suyos aplicaban sus conocimiento de “invisibilización” de las sustancias cuando a la banda le tocaba viajar por aire. “En un avión, tenés la tapicería de techo”, explicó Lee, describiendo la cubierta de tela utilizada en la parte interna de la parte superior del fuselaje de la nave.

“Tomábamos cocaína, fuera lo que fuera, hacíamos todo lo que podíamos antes de llegar allí, y lo que quedaba lo pegábamos sobre mi asiento“, resumió, y amplió un poco el relato para que no quedaran cabos sueltos: “Por alguna razón, había un pequeño rasguñón en el techo. Así que agarrábamos la puta bolsa de cocaína y la metíamos allí, con un trozo de cinta adhesiva.”

Una vez más, la técnica lograba salvarlos de inoportunas detenciones, ya que los narcóticos se mantuvieron ocultos con éxito de los funcionarios de aduanas. No obstante, Lee admitió que la tensión siempre estaba al filo, y que se asustaba bastante cada vez que los perros olfateadores de drogas subían a bordo, imaginando que uno podría saltar sobre sus piernas para para llegar al escondite oculto sobre su cabeza.

Sin embargo, a pesar de estos temores, eso nunca pasó, y el baterista aseguró que siempre se las arreglaron para salir indemnes. “Lo hicimos unas cuantas veces, y nunca nos arrestaron“, concluyó.

Mirá también

Mirá también

E.S.

Lo leiste en #FMVoz

Cómo remontar la desesperanza

Cómo remontar la desesperanza

La utopía es expresión de los sueños de un pueblo y cuando se materializa; se transforma en historia. Argentina se ha convertido en un país cansado, casi sin esperanzas. Los grandes sueños movilizadores y motivadores que transformaron nuestra historia, parecen...

0 Comments

Dejá una respuesta