Tras una década, Jane Campion volvió al cine y comparó la aparición del #MeToo con el fin del Apartheid

admin

03/09/2021

Después de más de una década, la directora neozelandesa Jane Campion volvió al cine con The Power of the Dog, un drama familiar en clave de western que ocurre en las aisladas montañas de Montana en 1925, protagonizado por Benedict Cumberbatch, Kirsten Dunst y Jesse Plemons.

Jane Campion no había hecho un largometraje desde 2009, pero después de unos años trabajando en televisión, se sintió nuevamente atraída por el romance de una historia de dos horas y media.

El gran regreso de Campion se tradujo en The Power of the Dog, un drama familiar de época abrasador e íntimo que se desarrolla en las aisladas montañas de Montana en 1925. La película se estrenó este jueves en la 78 edición del Festival Internacional de Cine de Venecia, protagonizada por Benedict Cumberbatch, ovacionado de pie durante cuatro minutos, junto a Kirsten Dunst y Jesse Plemons.

Jane Campion compartió con Benedict Cumberbatch y Kirsten Dunst la premiere de The Power of the Dog, en le edición 78 del Festival de Venecia. Foto ANSA/ETTORE FERRARI
Jane Campion compartió con Benedict Cumberbatch y Kirsten Dunst la premiere de The Power of the Dog, en le edición 78 del Festival de Venecia. Foto ANSA/ETTORE FERRARI

“Un increíble pieza de literatura”

La película está basada en la novela de Thomas Savage de 1967 sobre unos hermanos rancheros adinerados cuya relación se fragmenta aún más cuando uno de ellos (Plemons) se casa con una viuda (Dunst) con un hijo adolescente (Kodi Smit-McPhee).

Campion dijo el jueves, durante una conferencia de prensa, que a pesar de que pocas veces termina una novela en la actualidad, se sintió inmersa en The Power of the Dog y profundamente impactada por el mundo que Savage había creado y los personajes que dibujó.

“Como persona creativa, no calculo. Leí este libro y simplemente me pareció que esta era una increíble pieza de literatura”, dijo Campion. “Las escenas y los temas del libro regresaban a cada momento a mí y no lo podía olvidar. Me di cuenta que era una pieza muy profunda”.

La realizadora quería hacer un filme en lo inmediato y fue a buscar al dueño de los derechos para la adaptación. El resultado fue emocionante, tanto como le resultó trabajar en la serie de televisión Top of the Lake.

Jane Campion celebró su regreso al cine, pero admitió su romance con el formato televisivo. Foto EFE/EPA/ETTORE FERRARI
Jane Campion celebró su regreso al cine, pero admitió su romance con el formato televisivo. Foto EFE/EPA/ETTORE FERRARI

“Dos horas es muy bello. Dos horas es como perfecto. Me doy cuenta que en Netflix, en mi plataforma de streaming, estoy eligiendo ver largometrajes más que nunca”, dijo Campion. “La disciplina y el rigor de esas dos horas era algo a lo que me emocionaba regresar”.

The Power of the Dog compite por el León de Oro en el festival de este año. Campion ganó previamente un León de Plata en 1990 por An Angel at My Table (Un ángel en mi mesa), basada en las memorias de Janet Frame.

La producción fue una enorme empresa que llevó a Campion y a su elenco a Nueva Zelanda, el único lugar que pensaron se aproximaría a la desolación y belleza que necesitaban. “Habría sido difícil encontrar Montana de 1925 en Montana”, dijo riendo Campion. “Hay partes de Nueva Zelanda que están tan vacías… Bellos y olvidados paisajes”.

Como contrapartida, los fuertes vientos hicieron que fuera “enormemente difícil construir”. “A veces teníamos problemas nada más para estar de pie”, dijo.

Buenas compañías

Campion estuvo acompañada el jueves en Venecia por Dunst y Cumberbatch. Plemons, quien además de ser la pareja de Dunst en la película es su pareja en la vida real, no estuvo presente.

Mientras filmaban, permanecieron en sus personajes, Cumberbatch como el brillante y cruel ranchero Phil Burbank y Dunst como Rose, una madre autoconsciente que encuentra el amor con el hermano de Phil, George (Plemons). Phil y Rose chocan desde que se conocen y Phil sigue siendo grosero y continúa explotando sus inseguridades.

Jane Campion, Benedict Cumberbatch y Kirsten Dunst lograron una química que contribuyó a la realización del nuevo filme de la directora. Foto EFE/EPA/CLAUDIO ONORATI
Jane Campion, Benedict Cumberbatch y Kirsten Dunst lograron una química que contribuyó a la realización del nuevo filme de la directora. Foto EFE/EPA/CLAUDIO ONORATI

Campion, cuyas películas suelen enfocarse en personajes femeninos, dijo que era interesante amplificar el papel de Rose, pero tampoco quería hacerla una heroína. Dunst señaló que le encantan las películas de Campion por su sensualidad y retrato a mujeres que “se sienten como mujeres reales”.

El personaje de Phil ebulle bajo una máscara endurecida de masculinidad anticuada e incluso sádica. “Lo puedo entender, puedo verlo y apreciarlo. No lo condeno”, dijo Cumberbatch. “Es parte de quién es, es parte de sus errores”.

The Power of the Dog fue producida por Netflix, y tras una breve temporada en cines, estará disponible en la plataforma de streaming en noviembre. Campion dijo que Netflix valora el arte y le da a los cineastas como ella presupuestos de un tamaño como nunca se los habían dado antes. “Es como trabajar con los Médici”, ejemplificó.

En busca de la igualdad y un cambio de clima

El regreso de Campion al cine llega en un momento interesante para las cineastas, cuando se están haciendo esfuerzos, pero todavía falta camino por recorrer para alcanzar la igualdad. La directora de 67 años fue la segunda mujer nominada al Oscar y la primera en recibir la Palma de Oro en Cannes. Ambas nominaciones fueron por The Piano (El piano) de 1993.

Al preguntarle sobre la equidad para cineastas femeninas, Campion dijo que cree que “las mujeres lo están haciendo muy bien”, y mencionó el éxito de Chloe Zhao en la pasada entrega de los Oscar por Nomadland.

Jane Campion reivindicó la aparición del #MeeToo como un soplo de aire fresco en la industria del cine. Foto EFE/EPA/ETTORE FERRARI
Jane Campion reivindicó la aparición del #MeeToo como un soplo de aire fresco en la industria del cine. Foto EFE/EPA/ETTORE FERRARI

“Creo que una vez que les das oportunidad no hay mucho que las detenga”, dijo. “Pero no hay suficientes voces femeninas en nuestra narrativa”.

“Desde que ocurrió el movimiento #MeeToo, siento un cambio en el ambiente. Es como cuando se derrumbó el Muro de Berlín o el final del Apartheid para nosotras las mujeres”, agregó. “La gente puede ver lo desigual que es”.

Fuente: AP/Lindsey Bahr

E.S.

Lo leiste en FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir