Tucumán: atropelló a una mujer de 70 años que cruzaba la calle y escapó marcha atrás

admin

04/05/2021

La conductora de una camioneta de alta gama que circulaba por el barrio Villa Luján, en San Miguel de Tucumán atropelló y mató a una mujer de 70 años que cruzaba la calle y, en lugar de detenerse a asistirla, aceleró marcha atrás y para escapar del lugar.

Las imágenes de los hechos fueron captadas por una cámara de seguridad particular. En ellas puede verse el intento que hicieron los vecinos para evitar la huida de la conductora. Ellos arrojaron piedras contra la Toyota Hilux negra. Tras la muerte de la víctima, Tomasa Haydée Zurita, de 70 años, la conductora se presentó ante la Justicia y sostuvo que no se quedó en el lugar del accidente porque “tenía miedo de que la agredieran”.

El hecho ocurrió el sábado pasado, cerca de las siete de la tarde, sobre la calle Santa Fe al 2.800, a metros de la casa de la víctima, que al momento del accidente se encontraba junto a su nieto.

La víctima, Tomasa Haydée Zurita, murió horas después del accidente.
La víctima, Tomasa Haydée Zurita, murió horas después del accidente.

“Mi mamá quiso cruzar porque vio a mi prima en la vereda de enfrente”, contó con tristeza Karina Villafañe, hija de la mujer fallecida, en diálogo con TN. Pero cuando “Ñata”, como la llamaban todos, iba por la mitad de la calle, apareció la camioneta y se la llevó por delante.

“Cuando la embistió, mi madre voló por el aire”, relató la joven, que además contó: “La conductora se agarró la cabeza, pero no frenó; dio marcha atrás”. Enseguida, la mujer se quebró al recordar las últimas palabras de su madre: “Me agarró la mano y me dijo ‘no me dejes sola’”.

Inmediatamente después del accidente, la mujer herida fue trasladada de urgencia al Hospital Padilla, adonde algunas horas después le dieron el alta. “No le quisieron hacer una tomografía. Dijeron que tenía una fractura de pelvis nada más, y que tomara paracetamol”, remarcó la joven.

A pesar del diagnóstico favorable de los médicos, la víctima murió cerca de la una de la madrugada por un coágulo que se le formó en la cabeza por la caída, no advertida en el hospital. “Es una negligencia, resaltó la hija de la mujer atropellada.

Cuando la familia quiso presentar una denuncia en la comisaría, le dijeron que no podían tomarla porque “iban a un procedimiento de una fiesta clandestina”.

Finalmente, el caso se judicializó, pero los videos del accidente no fueron aceptados hasta el momento como prueba, y la conductora recibió apenas nueve días de prisión preventiva en su domicilio.

Familiares y vecinos de “Ñata” esperan que en las próximas horas el Ministerio Público Fiscal intervenga en la causa.

​LGP

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta