Tucumán: mientras Brian Galván, de 3 años, sigue sin aparecer, una foto causa angustia

admin

17/02/2021

La foto llega por WhatsApp a Clarín desde Banda del Río Salí, en Tucumán, a unos diez kilómetros de la capital de esa provincia. La manda uno de los policías que comanda el rastrillaje en el que participan más de 200 efectivos y que busca respuesta a la pregunta que mantiene en vilo a los tucumanos: ¿dónde está Brian Exequiel Galván (3)? “Mientras buscamos… Sin palabras”, dice el texto que acompaña la imagen que más les duele a los rescatistas.

Se trata de dos chicos bañándose en el peligroso río Salí, el mismo que, según una de las hipótesis sobre la desaparición de Brian, podría habérselo llevado el 14 de febrero, el último día en que se supo de él. En la causa se investiga un abanico de posibilidades, incluso la trata de personas.

“El río es su vida”, intenta el policía explicar lo inexplicable sobre la foto, y cuenta que ellos sacan del agua a los chicos mientras rastrillan para dar con Brian, pero para los pobladores que viven en los márgenes del Salí, bañarse allí es como jugar en el patio de su casa.

Brian Exequiel Galván (3) desapareció el 14 de febrero en Banda del Río Salí, Tucumán.
Brian Exequiel Galván (3) desapareció el 14 de febrero en Banda del Río Salí, Tucumán.

“Es un hábito. Todos los chicos juegan, se tiran y salen por el costadito. Es como una aventura para ellos, no entienden de la peligrosidad”, decía el martes la misma fuente. Lo curioso en el caso de Brian es que su abuela, Olga Rojas, le aseguró a Clarín que el nene es “muy obediente” y “nunca se iba al río”.

Lo cierto es que los canes de la Policía de Tucumán hallaron el último rastro de Brian a unos seis metros de una orilla que sube y baja al compás del crecimiento del caudal del río. Cerca de allí, a unos metros, estaba la bicicleta azul de nene, tirada, muy cerca de los fondos de la casa de la tía abuela del chico, Verónica.

Mientras esto ocurre, la búsqueda de Brian, que se activó el domingo al atardecer, sigue sin arrojar resultados y se llena de datos falsos.

Ahora son unos 200 policías, bomberos, municipales y perros los que lo buscan peinando los márgenes del río, navegando sus aguas en kayak, y monitoreando desde el aire con drones y un helicóptero.

Más de 200 policías, bomberos y municipales buscan a Brian por aire, tierra y agua.
Más de 200 policías, bomberos y municipales buscan a Brian por aire, tierra y agua.

“Continuamos buscando por aire; por tierra, con caballería y con los perros adiestrados de la policía; y por agua, con canoas”, detalló el comisario Carlos Valdez, Jefe de la Unidad Regional Este.

El director general de Bomberos de la Policía, comisario mayor Segundo Herrera, explicó: “Estamos recorriendo el cauce del Río Salí desde el puente Lucas Córdoba hasta el puente de Santa Rosa de Leales. El trayecto se está haciendo por ambos lados de la costa del río, y en lancha”.

Los vecinos y lugareños ayudan, los familiares siguen desesperados. “Es tan chiquitito y no sé qué le está pasando: si tiene hambre, si le han hecho algo…”, se angustiaba Olga el martes durante el llamado de Clarín. Y suplicaba: “Si alguien lo ve que avise, que llame a la Policía; que me lo busquen bien, que tiene que aparecer… Sí o sí”.

Cuando “se esfumó” del barrio La Milagrosa, el domingo alrededor de las 18, Brian vestía un short blanco con lunares rojos y crocs negras.

Sus fotos, con el pelo castaño y rizado, inundan los medios, la tiene la Prefectura, la Policía, están en los peajes y hospitales nacionales, y hasta en las Termas de Río Hondo, en Santiago del Estero, donde desemboca el bravo Río Salí, que se alimenta del Dique El Cadillal, ubicado en Tafí Viejo.

La policía busca en las orillas del caudaloso Río Salí.
La policía busca en las orillas del caudaloso Río Salí.

Un dato aporta el jefe de Bomberos: “Se abrieron las compuertas del dique“. A esta altura del año, según las fuentes consultadas, el río se pone bravo. Las aguas bajan torrentosas, el caudal crece —el clima de los últimos días favoreció que eso ocurriera—, el río llega a tener un ancho de hasta 30 metros y casi la altura de un adulto promedio de profundidad.

Pistas falsas

Sin embargo, la hipótesis de que lo haya arrastrado la corriente no es la única que se investiga. A la vez se revisan cámaras de seguridad, se le tomó testimonio a los vecinos e, incluso, a la familia que vio a Brian por última vez. Y es ahí donde las pistas falsas ensucian el caso.

Olga Rojas le contó este miércoles a Clarín que recibieron un llamado anónimo en el que acusaban al padre biológico de Brian de tenerlo oculto en su casa. Los vecinos fueron hasta allí, el hombre intentó escapar y lo tiraron de la moto. “Está detenido porque no quiso ir a la comisaría, mi hija está destrozada y el nene no aparece”, resumió la abuela del nene.

“Otros dos allanamientos se hicieron por orden de la Justicia en casas vecinas a la de Brian con perros rastreadores en base a dichos, pero dieron resultado negativo”, agregaron las fuentes del caso consultadas.

Olga Rojas, la abuela de Brian Exequiel Galván (3). Captura de pantalla TN.
Olga Rojas, la abuela de Brian Exequiel Galván (3). Captura de pantalla TN.

Fue el domingo, cerca de las 17 y mientras andaba en su bicicleta azul por la vereda, que el nene pidió permiso para ir a jugar a la casa de un vecinito, a una cuadra de su casa. Se lo dieron. Mientras estaba allí, Malena, la mamá del amiguito, le avisó a Brian que ellos tenían que irse por lo que él debía regresar a su casa, según consta en la investigación.

Algunos vecinos lo vieron. Y después no lo vieron más. La abuela de Brian, que lo crió desde bebé como a uno más de sus seis hijos, contó que, incluso, gente que estaba a orillas del Salí, donde se pierde el rastro del nene, no lo vio ese domingo por ese lugar.

El misterio sobre el paradero de Brian aumenta con las horas, la ansiedad y el desconsuelo aún más, empantanados por los datos falsos… Mientras tanto, otros chicos se bañan como si nada en las peligrosas aguas del Río Salí, ante el desasosiego de los rescatistas.

LGP

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta