“Un ‘monotributo social’ para mejorar el sistema jubilatorio”

admin

15/05/2021

Nuestro país está transitando por una grave crisis económica. El desempleo, el sistema jubilatorio y la cobertura médica están involucrados en este concepto. El desempleo y el empleo informal superan al empleo registrado. El sistema jubilatorio, con 30 años de aportes mínimos, tiene las 2/3 partes de jubilados que no alcanzaron ese tope y se jubilaron accediendo a planes de moratorias previsionales.

Estar en la informalidad implica no poder acceder a planes asistenciales con cobertura social permanente. Y hay que sumarles inconvenientes que tienen las pymes para contratar y, si fuere el caso, despedir a sus dependientes. Los costos de aportes y despidos suelen ser muy onerosos para ellos y esto trae dos consecuencias: no toman empleados y toman empleados en la informalidad.

La propuesta es implementar el “Monotributo Social” con vigencia por dos años. En ese período se supone que la economía irá recuperándose y al final del mismo se podrá poner en revisión el mecanismo. Poniendo énfasis en las pymes la propuesta es para este segmento de la economía. Previa clasificación por cantidad de empleados, puedan contratar dependientes bajo el “Monotributo Social”.

Por ejemplo, contratar empleados en los términos de la categoría “B” del actual Monotributo, cuyo costo estaría a cargo del empleador. Para ello debiera reasignarse uno de los componentes de esa categoría, quedando de la siguiente forma: Fondo Desempleo, 440,46. Aporte Previsional, 1.109,51. Aporte Obra Social, 1.408,77. Total, 2.958.74.

De esta manera, se podrían producir más empleos formales, mejorar la cobertura social, ayudar a alcanzar los años de servicio para jubilarse y mejorar las arcas del sistema jubilatorio. El fondo de desempleo funcionaría como lo hace actualmente el sistema de la construcción.

Héctor R. Moranio

hrmorano@hotmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados

Siendo docente jubilada del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires desde 2008 por la Ley Especial Docente N° 24.016, con el 82% Móvil, según juicio ganado firme y consentido el 22 de febrero de 2006. Luego de muchos años de pedido que pagaran automáticamente lo hicieron, pero con “graves deficiencias”, porque siempre se equivocan a su favor en “Trámites Complejos de la ANSeS” cuando liquidan mis haberes jubilatorios.

Descuentan un cargo o sea que en lugar de pagar 4 cargos pagan tres y descuentan también una obra Social -OBSBA-, a la que jamás pertenecí, además de PAMI. En la ANSeS dicen que se pida turno al 130. Allí hay una grabación donde dice que lo haga por Internet y allí sale un cartel diciendo que regrese a las 24 hs y a las 24 hs sucede lo mismo. Nunca se otorga. Trabajé 43 años mañana, tarde y noche para tener un buen pasar al jubilarme y es lo que menos me ocurre. Acercarme a la ANSeS para que lo solucionen sin turno imposible.

Alicia E. Tucc1

DNI.: 4.751.358

Por definición, la Tarjeta Alimentaria, que otorga la ANSeS, es una política de complemento integral alimentario, dentro del Plan Argentina Contra el Hambre, no sirve para extraer dinero en efectivo, solo podría ser usada para la compra de alimentos de la canasta básica, excluyendo bebidas alcohólicas. No obstante por alguna falla de implementación y control, se utiliza para comprar otros artículos, que no son alimentos, sería conveniente que el Ministerio a cargo lo corrija.

José Luis Villaveirán

jlvillaveiran@gmail.com

Desde fines del 2019 , fui jubilado de la Municipalidad de Lomas de Zamora por edad avanzada de una dependencia de Cultura. Cobraba como agente de planta $ 23.000, sueldo bajo. Ya comunicado de mi jubilación después de 16 años de actividad. Me correspondió un anticipo jubilatorio $ 13.000, suma insuficiente para vivir, mientras el Instituto de Previsión Social de la Provincia tramita mi jubilación que considero insuficiente que me está llevando a endeudarme por negligencia de este organismo Provincial que lleva atrasos en los trámites jubilatorios y la negligencia manifiesta por él y el empleador, que muy sueltamente jubila a sabiendas de la situación que lleva este organismo provisional ineficiente.

Sí, claro, la pandemia complicó todo, no esto que lleva años de atrasos en los trámites. Si no me mata el virus invisible, me matan las deudas.

Luis C. Letizia

luiscletizia@gmail.com

Hombres y mujeres de bien de mi Patria quiero alertarlos de la “guerra” que nos declararon los cínicos. El gobierno de los Fernández, que es lo que tenemos, se dice gobierno de igualdad, donde la Fernández cobran un enorme sueldo pagado por el Tesoro de la Nación por su función, además de percibir cerca de dos millones de pesos por su jubilación de privilegio como ex presidente y la pensión por viudez por la otra jubilación de privilegio, también como ex presidente de su difunto marido, esto retroactivo al momento que inició el trámite y sin pagar impuestos.

Mientras que la mayoría de las “iguales” viudas jubiladas no cobran mucho más de $ 30.000,- por ambos haberes. Al personal de salud que arriesga su vida minuto a minuto, no se lo protege vacunándolo de urgencia como así tampoco a los mayores ni a los enfermos prevalentes, mientras que a los payasos les arman vacunatorios clandestinos para vacunarlos, porque son amigos (¿o pagaron?), total, para el Fernández catedrático en derecho, no es delito colarse en la fila, el pobre profesor cree que ésa fila es igual que la del cine.

¿Los sueldos y las jubilaciones promedio que cobramos los argentinos de bien, son iguales a lo que cobran esos cínicos de morondanga? Seguimos esperando los millones de vacunas que nos prometieron, preparémonos, esta guerra con ellos va a ser larga y dura, alistemos nuestras cacerolas que son las armas que más los afectan. ¿Gobierno de igualdad?

Rafael E. Madero rafamadero@hotmail.com.ar Quiero expresar mi total rechazo a la mayoría de los opinadores políticos cuando hablan de los millones de personas que el Estado debe mantener e incluyen en la misma bolsa a los jubilados.

Pero cuando hablo de jubilados, me refiero a los “verdaderos jubilados”. No hablo de aquellos que sin haber aportado y por una decisión populista e irresponsable permitieron obtener su jubilación. Tampoco a las jubilaciones de privilegio​ obtenidas por haber ocupado un cargo político unos pocos años y luego pueden obtener tan sagrado beneficio.

Los “verdaderos jubilados” son aquellos que aportaron más de 30 años y cuando llegan a la edad de jubilarse perciben lo que durante años le confiaron al Estado. Por eso no creo justo encuadrar a las jubilaciones como un favor que el Estado les hace a quienes las perciben diciendo que “millones de personas cobran del Estado”.

El Estado sólo les está devolviendo lo que es de ellos. Otro tema es si es justo lo que cobran.

Alfredo Mansur

fredymansur@hotmail.com

Mirá también

Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir