Usarán plata de los permisos de construcción para financiar la compra o alquiler de departamentos en el centro

admin

25/11/2021


Una ley de la Ciudad aprobó la creación del Fondo de Desarrollo Urbano Sustentable (FODUS), una herramienta con la que se buscará financiar créditos hipotecarios para la compra o el alquiler de viviendas en el Centro porteño. También apuntan a solventar obras de infraestructura en los barrios del sur.

El Fondo será creado por una ley aprobada hace una semana por la Legislatura porteña, que recibió 36 votos a favor del oficialismo y 19 negativos de la oposición. 

El FODUS se formará con recursos que llegarán por dos vías de recaudación, ambas provenientes de la construcción privada.

Por un lado, con lo que se pague en concepto de “plusvalía urbana”. Es un tributo que se creó después de la reforma del Código Urbanístico de la Ciudad, en 2018. Se les cobra a aquellos desarrolladores que se ven beneficiados por la posibilidad de construir más metros cuadrados gracias a esos cambios en las normativas.

El Centro porteño, una de las zonas más golpeadas por la pandemia y la cuarentena. Foto: Juano Tesone
El Centro porteño, una de las zonas más golpeadas por la pandemia y la cuarentena. Foto: Juano Tesone

La otra fuente de ingresos para el FODUS serán los convenios urbanísticos. Se trata de acuerdos que el Gobierno porteño firma con desarrolladores privados, por los cuales los inversores solicitan que les permitan construir más metros en altura o más volumen que lo que establece el Código para esa zona, y a cambio compensan al Estado con dinero. Cada convenio debe ser luego aprobado por la Legislatura porteña.

De hecho, a comienzos de año el Gobierno abrió una convocatoria para ese tipo de convenios, y recibió 113 propuestas. De esas, 11 ya fueron enviadas a la Legislatura, recibieron una primera sanción y pasaron por una audiencia pública obligatoria pero no vinculante. Antes de fin de año los legisladores deberían darle la segunda y definitiva aprobación.

Si esto ocurre, por esos 11 convenios se recaudarían unos 30 millones de dólares, que irían al FODUS. El oficialismo logró la primera aprobación con los votos propios de su interbloque, pero desde el kirchnerismo y la izquierda plantearon como crítica que otra vez el Gobierno porteño prioriza el negocio inmobiliario.

Los créditos hipotecarios serían canalizados a través del Banco Ciudad. La idea es financiar la compra o alquiler en el Micro y Macrocentro, una de las zonas más golpeadas por la pandemia y la cuarentena.

Muchas oficinas y comercios cerraron por la pandemia y aún no se recuperaron. Foto: Germán García Adrasti

Muchas oficinas y comercios cerraron por la pandemia y aún no se recuperaron. Foto: Germán García Adrasti

También se darán préstamos para la reconversión de oficinas en departamentos.

Se calcula que la zona perdió un 70% de circulación de gente en el momento más restrictivo del aislamientos, por la falta de los turistas y de los oficinistas que comenzaron a trabajar con home office, muchos de los cuales aún no regresaron y probablemente no lo hagan más.

Además, el Centro porteño era de por sí una zona con mucha actividad pero pocos vecinos. Del total de inmuebles en la zona, se calcula que un 60% se destinaba a oficinas, un 20% a locales comerciales y solamente el otro 20% a viviendas.

“Este fondo nos permitirá capturar riqueza del desarrollo urbano y volcarlo en inversión, crédito hipotecario y nuevos espacios verdes en las zonas más necesitadas como el sur y el microcentro porteño”, aseguró Álvaro García Resta, secretario de Desarrollo Urbano de la Ciudad.

PN



Source link

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir