Vacunas Vip: “Tendrían que comunicar su arrepentimiento”

admin

24/02/2021

Allanan el Ministerio de Salud. Esta madeja deplorable recién empieza a develarse. Deben ser numerosas las omisiones de las listas de las vacunas Vip que se dieron a conocer.

Un sinnúmero de quienes sabían lo que ocurría y callaron, seguramente por temor. No será sencilla la labor de los fiscales. En la extensa información hay nombres que es tan vergonzosa su situación por la cual al menos tendrían que emitir un comunicado de arrepentimiento.

El señor Zannini es el Procurador del Tesoro de la Nación, es quien debe controlar al Poder Ejecutivo, pero se esconde tras ese puesto, un farsante que es abogado, pero se hizo pasar por personal de Salud atendiéndose en el Hospital Posadas. Del mismo modo, es despreciable que un joven de sólo 33 años, con tantos pergaminos como Martín Guzmán, haya usurpado una vacuna que le hubiera correspondido a un médico o a un anciano.

La cosa no quedo ahí, también fue favorecida su bailarina y secretaria la señorita Vera Voskanyan. Nuestro Presidente viajo a México adonde fue invitado por López Obrador. El presidente Andrés López Obrado tuvo una resistencia inicial a las medidas de seguridad en los comienzos de la pandemia, sin embargo, sus acciones devinieron en gran eficiencia. México tiene un millón de vacunas aplicadas.

Dada su posición de dueño de casa no tuvo pelos en la lengua para recibir a Fernández diciéndole que “en su país va a haber vacunas para todos y que no había preferencia para nadie”.

Tras esa crítica, que no dudamos nos avergonzará ante el mundo, canceló la visita a un laboratorio donde tenía que concurrir con su visitante.

Aunque aquello era más risueño y lo nuestro es dramático, tal vez las palabras del mejicano queden en el recuerdo como aquél “porque no te callas”, del Rey de España al verborrágico Chávez..

Rosa Beatriz de la Fuente

rosabfuente@hotmail.com

Algo más sobre el escándalo por las vacunas Vip

Manuel Belgrano , prócer ejemplar, en el año 1810, promovió la vacuna contra la viruela; quien la hizo colocar a los negros (afrodescendientes), pobres y niños, antes de la campaña al Paraguay. Belgrano no se vacunó…

Luis Elbaum

ljelbaum@gmail.com

Vacunagate no es simplemente corrupción, es directamente asesinato. Porque cada tantas vacunas dadas fuera del orden establecido asegurará la muerte de algún ciudadano vulnerable que no recibió la vacuna a tiempo. En definitiva, estamos asistiendo a la inmoralidad más atroz de todas las que hemos visto en este país en muchos años, y todos los culpables involucrados en la entrega o recepción de este repugnante beneficio deben ser sancionados de una forma u otra.

Harry Ingham

isahar6@gmail.com

Recordando al poeta Gustavo Adolfo Bécquer, le diría al Presidente que acusa de payasadas al accionar de la Justicia contra la indignidad de los que quitaron las vacunas a los destinatarios de ellas por ser realmente esenciales, quitándoles la posibilidad de luchar contra la pandemia a los médicos y enfermeros e intentar preservar la vida de nuestros padres y abuelos adultos mayores que corren serios riesgos, algunos de los cuales ya han muerto.

¿Qué es payasada? Tú lo sabes bien, porque payaso, eres tú.

Alfredo Andreotti

xintetico@mac.com

El Presidente argentino, nada menos que en tierra extranjera, sacando trapitos al sol…Es la máxima autoridad de un gobierno plagado y poblado por corruptos (hace unos días decretó tres días de duelo nacional por la muerte de uno de ellos proveyéndole granaderos a caballo como guardia de honor…), procesados, encarcelados, todos de su mismo signo político, y se pone a criticar y acusar al anterior presidente, en tierra extranjera, ante periodistas extranjeros Acusa al periodismo de armar un circo con la cuestión del Vacunatorio VIP, cuando de hecho quienes se vacunaron son funcionarios de su propio gobierno antes que el resto de la población, incluidos personal sanitario y mayores de edad, cuando el que destapó la olla fue uno de sus “correligionarios” de ideología.

Y por si todo esto fuera poco, muy ufano dice que su maestro en la vida fue Righi, a quien Martínez de Hoz no solo le destrozó el embate, pretendiendo Righi hacerlo encarcelar por supuesta relación con la represión de los terroristas en los años setenta, si no que a su vez lo acusó de incitar a la violencia, cosa que de ninguna manera deja de ser cierta.

Todos los que tenemos buena memoria sabemos de sobra quién fue Righi. Habló el gran estratega estratégico, estratégico él, que no cree en los planes, estratégico Zannini, estratégica Vizzoti. En el peronismo siempre sobran pieles, caretas y pantallas.

Miguel A. Decunto

spectre201501@yahoo.com

Ya no caben dudas que este país es un cabaret siniestro donde la promiscuidad institucional llegó a límites socio-patológicos. Padecemos de cabaretitis, la enfermedad del odio, la envidia, el acomodo y la promiscuidad.

Esta patología es endémica y nos acompaña hace ya más de doscientos años, nos afecta una sociopatología regida por misteriosas causas a las cuales le rendimos homenajes y les erigimos emblemas y ornamentaciones, en el frontispicio del Ministerio de Salud actual se encuentra el “monumento a la coima”, la imagen de un personaje con su mano y su mirada denotando la expresión de quien recibe una “recompensa por izquierda”.

La historia argentina contiene innumerables acontecimientos similares al del vacunatorio VIP (naturalizado como viveza criolla), pero pocos con la contundencia desvergonzada de este último, el desparpajo de Horacio Verbitsky es el síntoma pre claro de las miserias estructurales que nos atraviesan.

“Los enigmas” de la batalla de Pavón (1861) y la muerte de Nisman (2015) son la síntesis de un “sistema institucional” que transforma los secretos en misterios a fuerza de impunidad.

Daniel Maccagnoni

republicracia@gmial.com

Ya sabemos quiénes se vacunaron. ¿Y los que todavía faltan saber, quiero yo saber qué va pasar? ¿Sólo va a rodar una cabeza? Hay muchos más…y dan vergüenza, tendrían que tener un poco más dignidad. Se vacunaron, vuelvan a sus casas, ya lo dijo la señora vice presidenta. Esos son los funcionarios que tenemos: vivos, piolas, rápidos, caraduras y sinvergüenzas.

Hay mucho amiguismo y muchos que ocupan carteras sin saber nada, ministros/as, secretarios, así nos va, cada vez peor. Como argentino exijo justicia, no importa cargo o rango. Si tienen un poco, no mucho decoro, ¡renuncien! En Japón se harían el harakiri, en Arabia y Dubai, los fusilarían. En Turkía los colgarían, en Israel los lapidarían, acá los cubren.

Pobre país. Pobre gente que se murió sin vacuna.

Guillermo Gómez

guillepoligomez@yahoo.com.ar

Mirá también
Mirá también

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta