“Vacunen, atorrantas”: en Chubut les pusieron custodia policial a las enfermeras por las agresiones

admin

20/07/2021

“Así no podemos seguir. Es imposible. Hace un mes que recibimos agresiones y no lo merecemos. Nos dijeron ‘atorrantas’. La gente piensa que nosotros somos las responsables que falten vacunas pero no es así. Ponemos el pecho desde siempre, desde diciembre que estamos aquí, dejando nuestras familias”, le dijo a Clarín Cristina Coronado, una de las enfermeras que se desempeñan en el Gimnasio Municipal Número 1 de Trelew vacunando contra el coronavirus.

Este lunes, las enfermeras decidieron dejar de vacunar cuando a media mañana fueron agredidas verbal y casi físicamente ante la falta de la segunda dosis de la Sputnik V que está llegando a la provincia a cuentagotas.

“La gente llega y pide la segunda dosis de la vacuna rusa. Les explicamos con respeto y buenos modales que deben tener el turno y no entienden que vacunamos a medida que ellos recibieron la primera dosis. Ahora es el turno de los del mes de marzo. Exigen respuestas que no tenemos. Lo único que podemos decirles es que vengan cuando les llegue el turno”, explicó Jimena Maldonado, jefa del programa de vacunación de esta ciudad de la provincia de Chubut.

Hasta ahora, Chubut está recibiendo una buena cantidad de vacunas y haciendo un operativo logístico intenso para poder vacunar lo antes posible. Incluso en el interior profundo, en pueblos alejados de los grandes centros poblados. Hasta ahora, se vacunó a casi el 50 por ciento de la población al menos con la primera dosis.

Pero la falta de la segunda dosis de la vacuna rusa es la que causa mayor preocupación en la gente. “Fuimos maltratadas verbalmente y un compañero alcanzó a esquivar una trompada. Les explicamos todo a la gente. La entendemos pero no pueden tratarnos mal. Hace un mes que está pasando esto y nos cansaron. Estamos en la primera línea de pelea contra el virus desde hace un año y medio”, agregó Maldonado.

Un cartel que lo dice todo. La falta de la segunda dosis de la vacuna rusa provocó incidentes. Foto Jornada
Un cartel que lo dice todo. La falta de la segunda dosis de la vacuna rusa provocó incidentes. Foto Jornada

La vacunación continuó este martes de manera normal aunque con custodia policial, cosa que antes no ocurría. “Tuvimos que llamar a la Policía porque todo se hacía insostenible”, expresó la enfermera. El incidente comenzó el lunes, cuando un hombre adulto mayor se levantó y gritó “vacunen, atorrantas”, esto provocó que otras personas también reaccionaran en contra de quienes estaban vacunando. Por eso y ante la seguidilla de insultos, las profesionales decidieron dejar de vacunar.

La agresión recibió el repudio del mismo ministro de Salud, Fabián Puratich, quien ya había informado que llegaría la segunda dosis de Sputnik de manera escalonada. Por ahora se está vacunando a la gente que recibió la primera dosis en marzo. Y se continuará la semana que viene con quienes fueron inoculados en abril.  

“Hace tiempo que hacemos doble turno, dejamos a nuestras familias, estamos en la primera línea de la lucha contra esta pandemia. Y así y todo nos insultan. Pensar que no hace mucho, la gente nos aplaudía”, finalizó Cristina Coronado.

Chubut. Corresponsal.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir