Varias compañías de autos eléctricos “morirán” antes de lanzar su primer modelo

admin

11/06/2021

En junio de 2020, la startup norteamericana Lordstown presentó una pickup eléctrica con la promesa de ser una de las primeras camionetas desarrolladas con esta tecnología en el mercado estadounidense, anticipándose incluso a la Tesla Cybertruck.

El lanzamiento de la Lordstown Endurance tuvo su repercusión e incluso contó con la presencia Mike Pence, el entonces vicepresidente de los Estados Unidos.

Durante el evento, la marca anticipó que el lanzamiento comercial iba a concretarse unos meses más tarde, sin embargo esto nunca sucedió. Y a un año de aquel acontecimiento Lordstown está peleando para no desaparecer.

Lordstown Motors cuenta con su fábrica en el estado de Ohio, Estados Unidos. Foto David Maxwell (EFE/EPA)
Lordstown Motors cuenta con su fábrica en el estado de Ohio, Estados Unidos. Foto David Maxwell (EFE/EPA)

Sueño para muchos, realidad para pocos…

La relativa simplicidad de los motores eléctricos fue determinante para muchas compañías tecnológicas que vieron una oportunidad de tener sus propios vehículos y seguir los pasos de Tesla.

Sin embargo, desarrollar y diseñar un auto va mucho más allá del motor y sigue costando varios centenares de millones de dólares, que en algunos casos también pueden ser miles.

Además, aunque en un área más familiar, está el desarrollo de un software que sea capaz de controlar los distintos dispositivos del vehículo, como los asistentes a la conducción, la gestión de la carga de la batería, y la interfaz que lo conecte a la nube para ofrecer servicios online.

Como si todo esto fuera poco, hay que sumar la inversión sideral que demanda la construcción de una planta para poder fabricar los vehículos. Más el plus de querer entrar en un sector muy conservador, y con compañías centenarias que ya están destinando miles de millones en estas tecnologías.

Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos en la gestión Trump, estuvo en el lanzamiento de la pickup eléctrica Lordstown Endurance, en junio de 2020. Foto David Maxwell (EFE/EPA)
Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos en la gestión Trump, estuvo en el lanzamiento de la pickup eléctrica Lordstown Endurance, en junio de 2020. Foto David Maxwell (EFE/EPA)

Sin ir más lejos, hay un ejemplo claro. Ford presentó el mes pasado a la F-150 Lightning, su primera pickup 100% eléctrica. La marca del óvalo fue una de las últimas en anunciar una camioneta de este tipo, y sin embargo comenzará a venderla mucho antes que sus hipotéticos rivales.

Lordstown Motors, por otro lado, vive una realidad distinta. Esta semana, The Wall Street Journal informó sobre las dificultades de la empresa para seguir subsistiendo.  

La empresa estadounidense declaró que no tiene suficiente dinero en efectivo para iniciar la producción en serie de su pickup Lordstown Endurance y admitió tener dudas sobre si podrán sobrevivir en marcha hasta finales de año.

Así lo indicó la empresa en su informe anual, en el que incluyó posteriormente un aviso que alerta de “problemas de supervivencia” para las compañías.

Una publicidad de Chevrolet a la entrada de la ciudad de Lordstown, en Ohio (EE.UU.) "marca la cancha". Foto John Minchillo / (AP
Una publicidad de Chevrolet a la entrada de la ciudad de Lordstown, en Ohio (EE.UU.) “marca la cancha”. Foto John Minchillo / (AP

Este aviso a los inversores no representa una sentencia de muerte, pero sí puede presagiar un incumplimiento de la deuda o una declaración de quiebra si la empresa en cuestión no puede afrontar las dificultades financieras u operativas.

Aunque Lordstown Motors consiguió recaudar 675 millones de dólares con su salida a bolsa el año pasado, el director ejecutivo de la empresa, Steve Burns, dijo a fines de mayo que estaban teniendo más gastos de los esperados y que “terminarían el año con solamente entre 50 y 75 millones de dólares en caja”.

El caso de Lordstown es el más reciente pero se suma a otro que tuvo eco el año pasado: Nikola, otra startup estadounidense especialista en camiones y utilitarios eléctricos a la que General Motors, quien se iba a convertirse en su principal accionista, le bajó el pulgar por fraude.

Lo leiste en #FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta

Abrir