Vuelve La isla de la fantasía: la historia de Tattoo, acusado por James Bond de “maníaco sexual”

admin

03/05/2021

La serie La isla de la fantasía regresa a la televisión. Será una nueva versión, realizada más de cuatro décadas después del estreno de la original, que tuvo como uno de sus protagonistas a Hervé Villechaize como el inolvidable Tattoo.  

Pero detrás del aspecto de felicidad que este hombre de 1,22 de altura entregaba capítulo a capítulo, se escondía una historia triste, que ni la enorme fama y los amores que tuvo en ese momento pudieron mitigar.

Cómo era la serie

La isla de la fantasía se emitió en los Estados Unidos desde 1978 hasta 1984 y llegó a las televisiones de otros países. En la Argentina se veía los domingos por Canal 9. Esta ficción trataba sobre una misteriosa isla en la que cualquier persona podía cumplir sus fantasías, sean cuales fueran.

Empezaba con una frase característica: “¡El avión, el avión!”. Es que un hidroavión llegaba a una isla secreta. El señor Roarke, interpretado por el mexicano Ricardo Montalbán, era el anfitrión vestido de blanco que iba a recibirlos junto con su asistente Tattoo.

Inolvidables. En "La isla de la fantasía", Ricardo Montalbán y Hervé Villechaize. Foto Archivo Clarín
Inolvidables. En “La isla de la fantasía”, Ricardo Montalbán y Hervé Villechaize. Foto Archivo Clarín

Tattoo era el que, desde el campanario, gritaba la emblemática frase al avistar a los visitantes. Cuando pisaban la isla, el señor Roarke le informaba a Tattoo cuál era la fantasía de cada uno de estos invitados.

Así se anticipaba el episodio, en el que se contaban varias historias en paralelo. Los sueños de los recién llegados se cumplían como por arte de magia durante su estadía. Todos tenían relación con los recuerdos de la infancia, el dinero, la familia, la fama, el prestigio o el amor.

Entre los invitados, a menudo había estrellas del momento. Sammy Davis Jr., Adam West, John Astin, Peter Lawford, Tom Jones, Michelle Pfeiffer, Bill Bixby, Vic Morrow, Leslie Nielsen y Vera Miles son algunos de los que pasaron por el programa.

Sammy David Jr., invitado a "La isla de la fantasía", con Ricardo Montalbán y Hervé Villechaize. Foto Archivo Clarín
Sammy David Jr., invitado a “La isla de la fantasía”, con Ricardo Montalbán y Hervé Villechaize. Foto Archivo Clarín

La dura historia de Tattoo

Montalbán había empezado su carrera en México y después se convirtió en una de las primeras estrellas latinas de Hollywood al desempeñar papeles de “latin lover” en películas estadounidenses. El señor Roarke le significó su último gran rol.

Villechaize había tenido una vida dura. Nació en París en 1943, durante un bombardeo, cuando la capital francesa estaba ocupada por las fuerzas del Eje. A los tres años le diagnosticaron problemas agudos de tiroides.

Tenía unos pulmones tan chicos que apenas podía respirar. Su madre siempre se avergonzó de él. Su padre, un cirujano obsesionado con que creciera, lo sometió a dolorosísimos tratamientos experimentales.

El afiche de "La isla de la fantasía", con Ricardo Montalbán y Hervé Villechaize. Foto Archivo Clarín
El afiche de “La isla de la fantasía”, con Ricardo Montalbán y Hervé Villechaize. Foto Archivo Clarín

Pero con infructuosos resultados: Hervé no creció más que hasta los 122 centímetros.

Durante su infancia sufrió de acoso por parte de sus compañeros de colegio. Pero rechazaba eufemismos y solicitaba ser identificado como un “enano” en vez de una “persona pequeña” o “de talla baja”.

Estudió Bellas Artes y a los 21 años se fue de Francia rumbo a los Estados Unidos, donde cambió la pintura por la actuación y participó como actor en varias producciones. Su mayor éxito fue en El hombre del revólver de oro, una película de James Bond de 1974. 

Interpretó con muy buena repercusión a un personaje llamado Nick Nack. Pero, al parecer, su comportamiento en el set había dejado mucho que desear. Por eso, Roger Moore, que hacía del Agente 007, lo había calificado de “maníaco sexual”.

En La isla de la fantasía

"La isla de la fantasía", con Hervé Villechaize rodeado de mujeres. Foto Archivo Clarín
“La isla de la fantasía”, con Hervé Villechaize rodeado de mujeres. Foto Archivo Clarín

El éxito de la serie hizo que su fama creciera tanto como su ego. Se construyó la pileta más grande de Hollywood, se rodeó de mujeres despampanantes y derrochó una fortuna en fiestas.

Se casó dos veces. Desde 1972 hasta 1979 estuvo casado con Anne Sadowski y, entre 1980 y 1982, con Donna Camile Hagen, una actriz secundaria que participó en la grabación de algunos episodios de la serie.

Se jactaba de tener la capacidad amatoria de un “mágico enano francés”. Como fuera, durante las grabaciones de La isla de la fantasía tuvo varios episodios de comportamiento inapropiado con las mujeres. 

Hervé Villechaize se suicidó a los 50 años.
Hervé Villechaize se suicidó a los 50 años.

Estaba celoso de la fama de Montalbán y en el set causaba problemas. Por eso en la serie se agregó a una anfitriona femenina, Wendy Schaal, que interpretó a Julie en la temporada 5. Pero no funcionó y en la sexta ya no estuvo.

Mientras, Villechaize pidió cobrar lo mismo que Montalbán. No le dieron lo que pedía y frenó la grabación, así que terminaron echándolo del programa. Sin Tattoo la serie perdió audiencia y terminó.

Cuesta abajo

Villechaize quedó encasillado como Tattoo. Se veía obligado a decir “¡El avión, el avión!” a cuanta persona se lo cruzara por la calle. Es célebre la anécdota que lo ubica en la cola de la caja de un Walmart, cuando fue presa de un ataque de furia ante el pedido de un niño y su madre.

Al parecer, un endemoniado Villechaize estalló cuando la señora le pidió que dijera “¡El avión, el avión!” para su hijo de 7 años. Primero le respondió groserías y después reventó una botella de leche contra el piso, ante la mirada azorada de los clientes.

Su carrera estaba en franco declive. Llegó al punto de tener que trabajar para un programa cómico en España imitando al presidente Felipe González, con quien guardaba un extraño parecido.

"La isla de la fantasía", con Hervé Villechaize
“La isla de la fantasía”, con Hervé Villechaize

Fue en 1988, en el programa Viaje con nosotros, de Javier Gurruchaga. Un antecedente del Mini de Duro de domar.

En los años ’90 tuvo problemas de salud respiratoria a causa del escaso tamaño de sus pulmones. Se volvió alcohólico y sufrió períodos depresivos graves, hasta que se suicidó en Los Ángeles el 4 de septiembre de 1993, a los 50 años.

Mi cena con Hervé

En 2018 HBO produjo una película sobre su vida: se tituló My Dinner with Hervé (Mi cena con Hervé) y fue protagonizada por Peter Dinklage, famoso por haber sido Tyrion Lannister en Game of Thrones. ​

"My Dinner with Hervé", con Peter Dinklage como Tattoo.
“My Dinner with Hervé”, con Peter Dinklage como Tattoo.

Dinklage fue además productor de la película junto con el director, Sacha Gervasi. Está basada en una entrevista que Gervasi le hizo a Villechaize cuando era periodista.

Durante tres días, conversaron sobre la vida del actor en distintos espacios, como una limusina que recorría Hollywood. Poco después, Hervé se suicidó.

Dinklage no logró apoyo para filmarla hasta que ganó todos los premios habidos y por haber con su papel de Tyrion Lannister. Después lo criticaron por su escaso parecido con Hervé.

 “Tengo un tipo de enanismo muy diferente del que tenía él”, explicó el actor, que padece acondroplasia y mide 135 centímetros de altura.

La cadena Fox, ahora propiedad de Disney, se suma así a la tendencia de recuperar series de décadas pasadas. El estreno está previsto para el 10 de agosto. Ya hubo un intento, en 1998, pero el relanzamiento en la cadena ABC no tuvo éxito y no fue renovada.

La gran pregunta es: ¿habrá un personaje como el de Tattoo en la nueva isla de la fantasía? El dato está guardado bajo siete llaves, pero todo parece indicar que no, porque no se trata de una remake, sino de una continuación de la historia dos generaciones después.

Lo leiste en FMVoz

0 Comments

Dejá una respuesta